Se consideran personas con discapacidad todas aquellas que presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): “un 15% de la población mundial presenta algún tipo de discapacidad”.

En España, el Instituto Nacional de Estadística registraba en 2022 que más de 4,3 millones de personas lo padecen, quienes afrontan día a día dificultades a la hora de interactuar con el entorno, así como en la participación plena y efectiva en la sociedad.

A pesar de haber evolucionado, las barreras de actitud siguen estando presentes. Estas pueden proceder o bien de los estereotipos marcados, como pueden ser pensar que “son personas limitadas”, o bien del desconocimiento de la discapacidad, el cual hace que los prejuicios y la discriminación en estos casos aumente.

Collage propio: Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida
Collage propio: Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida


La Universidad Complutense de Madrid (UCM) tiene un sólido compromiso con los Derechos Humanos, el reconocimiento del valor de la diversidad y la promoción de la equidad, igualdad de oportunidades e inclusión para crear un entorno seguro y libre de discriminación, en el que cada persona pueda ser quien es y cómo es.

En este sentido, la diversidad se considera como una riqueza y la inclusión se considera una prioridad para la docencia, investigación y desarrollo tecnológico.

Servicios de la UCM
La UCM ofrece una serie de servicios para ayudar a las personas con discapacidad a moverse por el campus y tener una educación accesible.

Uno de los servicios más destacados es el desplazamiento en taxi con fines formativos o de inserción laboral. Este servicio es una gran oportunidad para aquellos estudiantes con discapacidad que necesitan trasladarse de un lugar a otro en el campus o fuera de él, y no tienen los medios necesarios para hacerlo.

La universidad también adquiere ayudas técnicas para favorecer la autonomía personal de las personas con discapacidad. Entre estas ayudas técnicas se encuentran los comunicadores, ordenadores personales o tablets para personas con discapacidad física y motora y/o sensorial con problemas específicos de comunicación.

En el caso concreto de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, existen aulas adaptadas para personas con discapacidad, equipadas con tecnologías y mobiliario especializado.

Con todo ello hemos querido preguntar a los alumnos de la facultad sobre el tema. ¿Creen que la facultad está adaptada? ¿Conocen el servicio de desplazamiento en taxi?

Collage propio: Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida
Collage propio: Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida


Uno de los espacios a comentar es la biblioteca de la facultad. Esta cuenta con un nuevo sistema de préstamo de libros en braille y audiolibros, así como personal formado para asistir a los estudiantes con discapacidad en la búsqueda y uso de recursos y herramientas tecnológicas que requieran.

Estos esfuerzos reflejan el compromiso de la universidad con la diversidad y la igualdad de oportunidades.En última instancia, es fundamental recordar que el lenguaje importa. Es un reflejo de nuestra comprensión y respeto hacia los demás.

En lugar de etiquetar a las personas como «discapacitadas», o «disminuidos», término que la Constitución Española ya ha eliminado, debemos adoptar un enfoque que promueva la dignidad.

Las instalaciones de la Universidad Complutense de Madrid no sólo están diseñadas para la accesibilidad física, sino también para promover un entorno que fomente el respeto y la inclusión de todas las personas, independientemente de sus capacidades.

Collage propio: Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida
Instalaciones de accesibilidad en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM/ Marta Almeida

Para completar aún más el reportaje, hemos contado con la presencia de Antonia Durán, coordinadora de la Oficina de Inclusión de personas con Diversidad. En este encuentro hemos conocido el trabajo de este departamento formado por ella, otra trabajadora social y los becarios.

Dentro de los recursos encontramos eliminación de barreras arquitectónica, adaptación curricular a las personas con discapacidad, documentación accesible. Accesibilidad en sentido amplio. «Un servicio que se adapta a cada caso».

«Intentamos que la universidad sea accesible para todo el mundo. Algunas las conseguimos y otras no»