La universidad suele ser un período de exploración y descubrimiento para muchos estudiantes en lo que respecta a su identidad sexual y sus preferencias. Durante este tiempo, los jóvenes pueden estar más abiertos a explorar diferentes aspectos de su sexualidad y a comprender mejor sus propias necesidades y deseos. 

La universidad es un lugar donde se encuentran y conviven personas de diversas orientaciones sexuales e identidades de género. Es importante que las instituciones universitarias fomenten un ambiente inclusivo y respetuoso donde todos los estudiantes se sientan seguros y aceptados, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

A través de entrevistas, análisis sociológicos y reflexiones personales, examinaremos los desafíos, las oportunidades y las transformaciones que caracterizan el panorama sexual en el ámbito universitario. Desde la educación sexual hasta la diversidad de identidades y orientaciones, este reportaje busca arrojar luz sobre un tema fundamental para la experiencia universitaria contemporánea.

Los estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid lo tienen claro, prefieren conocer a la persona antes de iniciar algún tipo de contacto sexual. Además, predominan los estudiantes que sólo tienen una pareja sexual. Entre su nivel mensual de actividad sexual destaca que la mayoría de encuestados afirmó tener relaciones sexuales entre 2 y 4 veces al mes. sorprende que algunos superan la cifra alcanzando 90 mensuales. Sólo dos respondieron 0 en este último mes.

En cuanto a las medidas de protección la mayoría optan por el preservativo, y solo 5 encuestados declaran no tomar ningún tipo de medida preventiva, justificando esta decisión en su orientación sexual, o por razones personales. Entre las causas que más se repiten a la hora de tomar precauciones son el riesgo por enfermedades de transmisión sexual (ETS), y posibles embarazos no deseados.

Ante el riesgo de sufrir una ETS, todos los encuestados, excepto cuatro, respondieron haberse hecho algún tipo de prueba para detectar este tipo de enfermedades, e incluso, hacerlas con frecuencia, lo que revela la concienciación en el ámbito universitario respecto al contagio de enfermedades por vía sexual. 

Otro dato a destacar en cuanto a la forma en la que los estudiantes universitarios exploran su sexualidad, es la pluralidad en términos de orientación sexual. De las siete mujeres encuestadas, todas ellas mencionaron ser bisexuales, sólo una afirmó ser lesbiana. En cuanto a los hombres, tan sólo uno destacó ser bisexual, los otros cuatro afirmaron ser heterosexuales. 

Con el objetivo de profundizar en estas conductas expresadas por los propios universitarios, hemos contactado con Sara Esteban, terapeuta especializada en sexología, quien nos ha explicado de qué forma exploran y llevan a cabo su sexualidad los jóvenes en la actualidad. Entre los temas más comunes que enfrentan los universitarios respecto a su sexualidad están las disfunciones sexuales, en el caso de las mujeres, sobre todo a la hora de alcanzar el orgasmo, aunque también suelen ser destacables las dificultades a la hora de aceptar la orientación sexual. 

Por ello, Sara Esteban revela que no sólo es determinante la etapa universitaria, sino también la adolescencia, ya que, si la persona no ha tenido una educación sexual desde una edad temprana, la formación de la sexualidad se podría alargar hasta la juventud. Es por esta razón, que la universidad se configura como una etapa clave, en la que los estudiantes se conectan con diferentes tipos de personas ampliando su círculo de amistades. 

El género y la generación actual son aspectos que marcan la sexualidad en entornos universitarios. Por un lado, Esteban explica que las relaciones entre hombres y mujeres evidencian ciertas desigualdades, las demandas suelen ser distintas. Un ejemplo de esto se percibe en que las mujeres suelen presentar dificultades a la hora de alcanzar el orgasmo y los hombres por eyaculación precoz. 

En cuanto a la actividad sexual de los jóvenes en la actualidad, en comparación con la de los jóvenes universitarios hace cincuenta años, Esteban evidencia un descenso de la edad de inicio de relaciones sexuales, hasta los catorce años. Además, revela que en la actualidad, la actividad sexual es mayor, aunque también la comunicación entre las partes que inician algún tipo de relación sexual. El consentimiento, según expresa Esteban, también es notablemente visible, pues revela que, en la actualidad, las mujeres sí que tienen la posibilidad de expresar sus deseos y preferencias.

Respecto a la concienciación de los universitarios en la actualidad sobre los métodos de prevención de ETS y de embarazos no deseados, Esteban opina que la sociedad actual tiene la información más próxima que nunca. Aunque considera que “se hace poca propaganda bonita de lo que te puede dar un encuentro sexual, siempre se hace desde el miedo”. Esteban  propone enseñar desde la parte más positiva con el objetivo de que los jóvenes disfruten de su sexualidad sin miedo, aunque sí con precaución y poniendo el consentimiento en un primer plano. 

Asimismo, Esteban ha querido destacar, que cualquier joven que tenga algún tipo de dudas en materia sexual, puede acudir al Centro Joven de Atención a la sexualidad, ubicado en calle de San Vicente Ferrer número 86 (Madrid), o llamar al teléfono 915 316 655. En este centro cualquiera que lo desee puede recibir atención relacionada con embarazos, dudas sobre enfermedades de transmisión sexual, e incluso orientación para ayudar a afrontar la orientación sexual. 

Elisa García, socióloga con la que hemos conversado en distintos espacios, afirma que la sexualidad es algo que se está explorando más en el ámbito científico, algo que se ve reflejado en las conductas de los jóvenes ya que se sienten más libres para expresar sus ideas con respecto a este tema. 

Aún así, García subraya que los tabúes y los prejuicios sexuales siguen arrastrados por los adultos y  jóvenes debido a la ausencia de educación. Por esto mismo, como socióloga, cree que antes de comenzar a realizar actividades sexuales debería de existir previamente una educación sobre este ámbito.