Las oposiciones en España representan una de las vías más tradicionales y codiciadas para acceder al empleo público. Con una oferta de 193 plazas para el Cuerpo Superior de Estadísticos del Estado en los años 2020, 2021 y 2022, el sistema de oposiciones se presenta como una oportunidad para aquellos que buscan estabilidad laboral y una carrera dentro del sector público. Sin embargo, es crucial entender que el proceso es competitivo, de manera que requiere una preparación rigurosa y dedicada.

El panorama económico actual, debido a la inflación, la falta de empleos fijos, estabilidad laboral y la incertidumbre de las pensiones a futuro, influyen significativamente en la decisión de los jóvenes a la hora de opositar, según OpositaTest en 2024 1 de cada 4 españoles está preparando oposiciones, otras 7 millones de personas está opositando y más de 5 millones ha considerando seriamente presentarse a una. 

Empleo público, ¿Sí o no?

Al comparar las oposiciones con otras alternativas de empleo, es evidente que el empleo público ofrece ciertas ventajas como la seguridad laboral y beneficios a largo plazo. A pesar de que el empleo público representa menos del 20% del total según datos de Newtral.es,  sigue siendo una opción atractiva para muchos, especialmente en un contexto donde el empleo privado puede ser percibido como más volátil y menos seguro.

Sin embargo, presentarse a una oposición no es soplar y hacer botellas, requiere de una preparación que emplee métodos de estudio eficientes y adaptados a las necesidades individuales de cada alumno. Técnicas como la repetición espaciada, el método Leitner, y los simulacros de exámenes son altamente recomendados para maximizar la retención de información y mejorar el rendimiento en los exámenes, además de tener una buena planificación y constancia como elementos fundamentales para abordar el volumen de material que debe ser dominado.

Descubre la opinión de un preparador de oposiciones, especializado en Correos, que ha opositado a varios puestos dentro de la organización y que ha preparado opositores desde 2009 hasta la actualidad. ¿Volvería a opositar?

Una inversión personal

Aunque estudiar para las oposiciones puede ser costoso en algunos casos, no deja de ser una inversión significativa para el futuro de una persona. Requiere una comprensión clara del sistema, una valoración del contexto económico y laboral, una comparación con otras opciones de empleo y, sobre todo, una estrategia de estudio bien estructurada y disciplinada. Para aquellos dispuestos a asumir el reto, puede ser el camino hacia una carrera gratificante dentro del servicio público.

Ahora bien, el panorama laboral de nuestro país, muestra que el sector público aunque supone parte esencial, no es el mayor empleador. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), menos del 20% de los trabajadores en España están en el ámbito público, siendo la distribución de estos empleados mayor en las diferentes comunidades autónomas.

Para entender cómo ha cambiado el empleo público, se pueden consultar tres fuentes clave: la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE; las cifras de afiliación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones; y el informe semestral de la Función Pública.

La EPA, en el estudio publicado por Newtral.es, revela que el empleo privado predomina, con un 82,8% frente a un 17,2% de empleo público en el primer trimestre de 2023. Por otro lado, los datos de la Seguridad Social indican que la mayoría de los empleados públicos se concentran en las comunidades autónomas. Mientras que el Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas ofrece datos oficiales dos veces al año, pero no incluye a trabajadores de empresas públicas, ni a aquellos que la EPA podría contar por trabajar en empresas privadas con contratos públicos. También es importante acotar que puede haber discrepancias entre los datos de la EPA y los del Boletín de Función Pública, ya que la metodología de recuento difiere entre ellos, lo que puede llevar a confusión sobre quiénes son considerados empleados públicos.

Otro estudio de OpositaTest en 2023, refleja la proporción de personas que están preparando oposiciones o considerando hacerlo, en las distintas regiones de España, siendo Andalucía la primera en la lista y por lo tanto la comunidad autónoma con el mayor número de opositores, pues representa el 21,6% del total; le sigue la Comunidad Valenciana con un 11,2%; Madrid alberga alrededor del 10%; Castilla y León un 6,8% y Castilla La Mancha cuenta con un 6,4%. 

En el siguiente video, podrás conocer la visión y opiniones de dos personas que están opositando para diferentes ámbitos en España. Descubre si realmente vale la pena seguir este camino.

¿Realmente merece la pena estudiar una oposición?

Finalmente, es importante resaltar cómo afecta todo esto a la salud psicológica y emocional, en el informe de 2023 del Peso del Opositor, sobre la condición mental de aquellos que se encuentran en el proceso de oposición en comparación con aquellos que no, dio como resultado que casi dos quintos de los individuos que no están opositando reportan tener una salud mental óptima, en contraposición a solo un cuarto de aquellos que aspiran a ser opositores.

La situación laboral actual de los opositores está marcada por un alto nivel de estrés, afectando al 89% de ellos; en contraposición del 69% de los opositores siente que su trabajo carece del merecido reconocimiento y enfrentan desafíos para lograr un balance entre su vida laboral y personal; no obstante, lo preocupante de este asunto es que estos porcentajes incrementan entre los jóvenes menores de 34 años que tienen la intención de opositar.

En un aspecto más positivo, el 75% de los opositores considera que la preparación para ellas es altamente beneficiosa para el desarrollo personal, y un 70% opina que también favorece su crecimiento profesional. A pesar de que la preparación para las oposiciones se asocia principalmente con sentimientos de mucha presión, la esperanza de mejoras en la calidad de vida todavía se mantiene como un pilar fundamental para mantener el entusiasmo y las ganas de presentar un examen para obtener una plaza en la bolsa de empleo público. 

Por último, no te pierdas la opinión de Cecilia Eseverri, socióloga, sobre si merece la pena estudiar una oposición en España, pros y contras de ello y las consecuencias que puede acarrearle a los opositores.