Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El reto de la España vaciada: crear oportunidades para los jóvenes

El vaciamiento de las zonas rurales de España es una realidad. El informe anual del Banco Nacional de España señalaba en 2020 que un total de 3.403 localidades, que suponen el 42% de los municipios españoles, están en riesgo de despoblación, muy por encima del conjunto de la Eurozona. El informe detalla que estas zonas presentan “idiosincrasias en aspectos socio-económicos y orográficos, así como una peor accesibilidad a servicios que los municipios urbanos y que el resto de municipios rurales”.

Los modos de vida actuales, las dinámicas sociales y, sobre todo, las oportunidades laborales, son algunas de las razones que motivan el paulatino descenso demográfico de algunas regiones de nuestro país. Según lo recogido en el plan de Estrategia Nacional España 2050, las consecuencias de este fenómeno se traducirán en un 88% de la población española viviendo en las grandes ciudades y áreas metropolitanas. Esto implicaría una pérdida del 50% de población en las zonas rurales. 

María José Fúnez García-Minguillán, concejala en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) explica el caso de su pueblo que pasó de tener una población de 15.000 habitantes a 6.000 habitantes en la actualidad. 

Este desplazamiento de grandes grupos poblacionales, puede desembocar en una excesiva masificación de las grandes ciudades, especialmente Madrid, Barcelona y Valencia, haciéndolas menos sostenibles en materia de acceso a la vivienda y causando segregación social, conforme indica el informe del plan de estrategia nacional. 

Según explican los expertos, la clara imposición de las TIC en cada vez más oficios y ámbitos laborales, contribuyen a la marginación de estas regiones, obligando a los jóvenes adultos, aunque no exclusivamente a este grupo demográfico, a trasladarse a los núcleos urbanos. Por otra parte, dicho desarrollo tecnológico, como es el 5G, la robótica o el Internet por satélite, pueden ser medio a través del cual frenar el vaciamiento de algunas regiones españolas. El traslado del empleo, mediante el teletrabajo, cuya generalización y auge han sido rápidos estos últimos años por la pandemia de la COVID-19 aumentará la calidad de vida de aquellos que permanezcan en los ámbitos rurales. La doctora en Sociología y Antropología Beatriz Ranea Triviño profundiza en cómo el teletrabajo se puede presentar como una oportunidad para la posible vuelta de jóvenes al entorno rural. 

Las razones que alegan  los jóvenes de la España vaciada para explicar los motivos que les lleva a abandonar sus pueblos coinciden con el análisis de los expertos en términos de oportunidades laborales y formación de estudios superiores. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.