Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

¿Deben dar voz los medios de comunicación a asesinos, maltratadores y violadores?

Aunque existen guías éticas y deontológicas a la hora de tratar en los medios de comunicación temas como la violencia de género todavía se siguen cometiendo errores. Los medios tienen una gran influencia en la opinión pública y pueden provocar cambios estructurales en el sistema, por lo que abordar un tema de una forma u otra puede hacer una gran diferencia. El manejar la violencia de género en un medio puede revictimizar a la víctima o incluso exculpar a un agresor. Nuestra forma de contar los sucesos puede afectar a la realidad, crear juicios paralelos y volver a despertar traumas en víctimas mujeres que han pasado por algo parecido.

El 19 de febrero de 2022 se vivió en televisión uno de los momentos más grotescos de los últimos tiempos. En el programa ‘Viva la vida’ de Telecinco, se entrevistó a Ramón Santiago, uno de los asesinos confesos de Sandra Palo, una joven de 22 años, que fue violada, atropellada hasta en quince ocasiones y quemada viva el 17 de mayo de 2003. Todo esto sucedió con la propia madre de la joven fallecida en plató, asegurando que el asesinato de su hija ha sido el más cruel de la historia.

Otro de los temas que salió a la luz pública en 2021 y que revolucionó el periodismo del corazón fue el de Rocío Carrasco, que habló del maltrato sufrido por su exmarido, Antonio David Flores, y todas las experiencias de violencia doméstica y vicaria que había soportado. Se presentó también en Telecinco a través del documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Con documentos y tirando de videoteca, la propia Rocío testificó cómo la prensa rosa distorsionó y manipuló lo sucedido durante 25 años, volviéndola a convertir en víctima. Su testimonio influyó a que las llamadas al 016 aumentaran un 61% tras emitirse el programa, animando a otras víctimas a denunciar.

Dados algunos ejemplos de este tipo de noticias en los medios, nos preguntamos cómo deben tratarse de cara a la opinión pública estas situaciones de violencia machista, abusos, violaciones, etc., que a pesar de que salen continuamente en dichos medios, no todos lo tratan de una misma forma. En el estudio realizado por Giulia González y María Luisa Giménez, en 2018, titulado MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y VIOLENCIA SEXUAL: CRÍTICA Y PROPUESTA DE SU TRATAMIENTO INFORMATIVO DESDE UN ENFOQUE FEMINISTA, destacan siete recomendaciones que hacer a los medios:

  1. El uso del lenguaje, evitando la utilización de adjetivos que minimicen el hecho, lleven a malentendidos o sugieran consentimiento para el mismo; evitar el uso de ciertas palabras que prolonguen los prejuicios acerca de la agresión sexual o determinadas palabras que aporten sensacionalismo y dramatización a la narración. 
  2. Presentar el tema como un problema social y no como un caso individual y aislado.
  3. No usar descripciones físicas u observaciones de género, como recalcar la apariencia física de la mujer, para así no hacer sentir culpable a la víctima.
  4. Respetar y tener consideración hacia las personas que hayan sufrido violencia sexual.
  5. No incluir detalles excesivamente explícitos sobre el hecho, así como datos personales identificativos de la víctima o su entorno.
  6. Mencionar la necesidad de incluir aportaciones de profesionales en la materia, ya que el testimonio de la víctima o de su entorno aporta una información más subjetiva que, en muchos casos, es utilizada con fines sensacionalistas.
  7. Incluir en la información recomendaciones sobre cómo ayudar a las víctimas y publicitar fuentes de apoyo.

Dos víctimas de violencia de género han querido participar en esta investigación y nos han dado su opinión sobre que esta clase de personas ocupen minutos y/o espacio en los medios de comunicación.

Además, hemos podido hablar con la profesora Elena Real Rodríguez, que imparte la asignatura de Ética y Deontología Profesional en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, la cual nos da algunas de las claves sobre cómo los medios deberían tratar estos asuntos.

Por último, hemos hecho una recopilación con los casos más sonados de los últimos tiempos donde se han dado voz en distintos programas televisivos tanto a las víctimas, como a estos criminales, y cuáles han sido algunas de las opiniones en redes sociales al respecto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.