En la era digital, las redes sociales han emergido como una poderosa plataforma para la difusión de información. Su impacto en la forma en la que se produce, distribuye y consume información es innegable. Estas redes han democratizado el acceso a la información al permitir que cualquier individuo pueda compartir noticias, opiniones y perspectivas con una audiencia global instantáneamente. 

Este fenómeno ha transformado profundamente el panorama mediático, desafiando a las instituciones tradicionales y dando poder a los ciudadanos comunes como productores y distribuidores de información. En esta era que está cada vez más digitalizada, la barrera de los medios tradicionales ha quedado rota y, se ha ido permitiendo que una gran variedad de fuentes compartan sus contenidos. Por ello, son cada vez más las personas que comparten información con el resto del mundo. Esto también significa que sea cada vez mayor la cantidad de información falsa que circula por la red.

La velocidad de la información en redes sociales

La naturaleza viral de las redes sociales ha redefinido la rapidez con la que se propaga la información. Las noticias ahora pueden difundirse en cuestión de segundos, alcanzando audiencias masivas en todo el mundo. Esta velocidad de difusión ha llevado a un aumento en la demanda de noticias en tiempo real, impulsando a los medios de comunicación a adaptarse a un ciclo de noticias continuamente activo y a desarrollar estrategias para mantenerse relevantes en un entorno altamente competitivo.

Es por ello también que la velocidad con la que se difunde la información puede dificultar la verificación de su contenido. Además, la gran cantidad de información disponible puede generar confusión y dificultad para discernir entre fuentes confiables y no confiables. En definitiva, las redes sociales han revolucionado el consumo de información, ofreciendo nuevas posibilidades y desafíos que hemos de saber afrontar.

Ante la pregunta de si los jóvenes se informan a través de las redes sociales han respondido lo siguiente:

El peligro de la información falsa

Sin embargo, esta democratización de la información también ha dado lugar a nuevos desafíos. La proliferación de noticias falsas y desinformación en las redes sociales ha generado preocupaciones sobre la veracidad y la confiabilidad de la información. La falta de regulación y la facilidad con la que se pueden crear y compartir contenidos han permitido que se difundan rumores y teorías de conspiración, erosionando la confianza en los medios de comunicación y en la información en general. Según un estudio llevado a cabo por Statista en 2022, la pandemia y la política son las dos temáticas que más artículos y contenido engañoso han provocado, lo cual ha provocado que se evite el consumo de noticias a través de internet en su mayoría. 

Actualmente, internet junto con las redes sociales juegan un papel fundamental en el consumo de información en todo el mundo. Generalmente son las generaciones más jóvenes las que más consumen información a través de estos medios y, son los que mayor riesgo corren a la hora de encontrar y compartir esta información falsa debido a su activa vida digital. Según este mismo estudio, en la Unión Europea el 20% de los consumidores de entre 25 y 39 años han dicho no haber sido víctima de la desinformación en ninguna o en pocas ocasiones.

Para obtener una mayor credibilidad de la información, el periodismo ciudadano cuenta actualmente con herramientas que verifican el contenido de la misma. Estas herramientas tratan de evitar la información engañosa y la manipulación informativa. Por ejemplo, Maldita.es es un medio nativo digital cuyo objetivo es verificar la información que circula a través de la red y, además, dota a los ciudadanos de herramientas que les permitan detectar fácilmente la información engañosa.

Varios jóvenes han dado su opinión respecto al porcentaje de información falsa que creen que puede haber en las redes sociales:

A pesar de estos desafíos, las redes sociales también han abierto nuevas oportunidades para el periodismo ciudadano y la participación pública en el proceso informativo. Plataformas como X (Twitter), Facebook e Instagram han permitido que los ciudadanos informen sobre eventos en tiempo real y compartan sus experiencias de manera directa y sin filtros. Este tipo de reportaje ciudadano ha sido fundamental en la cobertura de eventos importantes, como protestas, desastres naturales y conflictos políticos, proporcionando una perspectiva única y complementaria a la cobertura tradicional de los medios de comunicación.

Los periodistas no viven ajenos a esta realidad. Cada vez es más grande la presencia de profesionales y medios de comunicación en las redes sociales y también se nota en las aulas donde se forman los futuros comunicadores donde ya se empieza a contemplar la idea de educar en el uso de estas plataformas. Alfonso Bauluz, actual presidente de la sección española de Reporteros Sin Fronteras y editor de Internacional en la agenda EFE es, además, profesor en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Ha dado su opinión acerca de la nueva realidad que vive el periodismo y sobre la importancia de las redes sociales en la profesión. 

Cómo medios y empresas utilizan las redes

Las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable tanto para las empresas como para los medios de comunicación a la hora de producir contenido. Actualmente son muchos los medios que llevan a cabo diferentes estrategias de marketing a través de las redes sociales para aprovechar las oportunidades que ofrecen las mismas y así llegar a un público más amplio. Además, ofrecen nuevas plataformas para promocionar los contenidos y servicios de los medios.

En el caso de los medios de comunicación, las redes han traído consigo una serie de beneficios que les permiten tener un mayor alcance y una mayor visibilidad. La interacción directa con los usuarios crea una conexión más profunda y se genera una retroalimentación inmediata sobre el contenido y las preferencias de la audiencia. 

Alejandro Sánchez es responsable de las redes sociales de su empresa. Ha comentado cuál es el papel de las redes sociales dentro de su trabajo así como las diferentes estrategias que llevan a cabo para llegar a la audiencia.

Las redes sociales han irrumpido en la sociedad con tanta fuerza que han conseguido establecerse en ella y adquirir una gran importancia en la vida personal y profesional de los ciudadanos. Es importante entender que las redes son una parte relevante en el proceso que siguen muchas personas a la hora de informarse, por lo que medios de comunicación y  periodistas no pueden menospreciar esta realidad. También hay que tener en cuenta que, al ser plataformas tan grandes y abiertas, cualquier persona puede informar, lo que no implica que lo haga de forma veraz. Las noticias falsas llevan existiendo toda la vida, pero ahora se ven exponenciadas a su máximo nivel por el gran alcance de las redes y por su amplitud.