Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

URJC: radiografía de una institución en problemas

“Mastericidio” es lo que sucedió en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) durante 20 años, entre otras irregularidades. Una de las universidades públicas de nuestro país se dedicó a expedir títulos académicos a “alumnos que recibían un trato VIP” en los que veían cierta rentabilidad. Todo estalló con el famoso ‘Caso Máster’ de Cristina Cifuentes que provocó, tras duras e intensas defensas y justificaciones de la expresidenta de la Comunidad de Madrid para salvar la situación, su caída dimitiendo el 25 de Abril del 2018. Los periodistas, en su afán profesional por destapar más casos similares, procedieron a realizar “una limpieza” que casi consigue llevarse al actual líder del Partido Popular, Pablo Casado, y que sí tuvo que afrontar con una dimisión la recién nombrada ministra de Sanidad, Carmen Montón.

 

Campus Universitario Fuenlabrada URJC

Campus de la URJC en Fuenlabrada

 

Los políticos pueden estar acostumbrados a mentir y los ciudadanos a que nos mientan. Pero cuando una institución pública, como es una universidad, se ve envuelta en un caso tan grave de corrupción y fraude, todo el sistema parece colapsar. El Instituto de Derecho público de la URJC fue el foco que llevó a replantear el papel de las universidades y a poner la mira sobre ellas. Tras intervenciones e investigaciones judiciales se demostró que el Máster de Cristina Cifuentes fue un fraude, y con ella toda la institución. Dimisiones en masa de los máster de la URJC, protestas de alumnos y mala prensa de la institución fueron algunas de las muchas consecuencias colaterales. Los principales damnificados: los alumnos. Todos aquellos que se matricularon y se titularon en este máster han tenido que ver como su inversión en esfuerzo, tiempo y dinero se convertía en polvo debido a la escalada de noticias alrededor del máster que cursó la expresidenta de la Comunidad de Madrid, así como a las informaciones al supuesto falso máster en Derecho Autonómico y Local también en la misma universidad.

Pero esto no es todo para la URJC. La polémica sobre la universidad ha cogido otro rumbo debido al nuevo Plan de Reordenación Docente del Centro que se tenía previsto aprobar en su Consejo de Gobierno. Ante este hecho, se movilizaron decenas de estudiantes y se divulgó por las redes sociales los planes que tenía la universidad de retirar la oferta de nuevas matriculaciones en el campus de Aranjuez y lo que ello implicaba. Fueron los días 18, 19, 20, 21 y 22 de febrero. Todos los campus (Madrid, Alcorcón, Fuenlabrada, Móstoles y Aranjuez) sufrieron paros en protesta por la aplicación de dicho plan. Según informan los propios alumnos, grados como Administración y Dirección de Empresas (ADE), Derecho, Trabajo Social, Economía, Turismo, Relaciones Internacionales y Marketing, se reubicarán en los diferentes campus de la URJC.

La falta de información por parte de la institución  llevó a una serie de alumnos a proporcionar los datos de lo que estaba pasando. Según una alumna que explicaba la situación por Twitter y pedía máxima difusión, “la iniciativa pretende poner en marcha un plan de extinción, de “reordenación” de grupos en varios de sus campus afectando de manera directa y en enorme medida a la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas”. El hilo en la red social continuaba diciendo: “Al iniciarse dicho proceso, las asignaturas de otros años suspensas o que no hayan sido cursadas no podrán cursarse con normalidad ya que pertenecerán a un curso que ha dejado de existir. La “solución” a esto, es mantener el derecho a examen y a una serie de tutorías (teóricamente) en la segunda matrícula y únicamente el derecho a examen en la tercera, sin ningún tipo de formación ni docencia”.

Ante la incertidumbre latente, desde el Consejo de Estudiantes emitieron comunicados de queja por el plan propuesto por el rectorado. Por su parte, la URJC reiteraba en la puesta en marcha del Plan de Reordenación Docente del Centro, tratando de despejar todas las dudas que surgían respecto a su aplicación, así como desmintiendo las falsas especulaciones que se habían generado por parte de algunos alumnos que difundieron cierta información no corroborada sobre el plan.

 

Así lo viven los estudiantes

Yajahira Ormeño, alumna

Yajahira Ormeño Garrido es alumna de primer curso del Grado de Magisterio en la URJC

El resultado fue una semana de movilizaciones y huelgas que terminó con el encierro de cerca de 500 alumnos en el Rectorado de la URJC, en Móstoles y que provocó varios incidentes debido a que los manifestantes impidieron el acceso al edificio de Rectorado a los consejeros para acudir a la reunión.

Ante esta situación, el Rector de la universidad se dirigió a los alumnos a través de un correo interno (al que hemos tenido acceso) en el que defendía que la “democracia, el respeto a las instituciones y el cumplimiento de la ley se deben garantizar, tanto en los casos en los que se está de acuerdo con las propuestas que se debaten, como en aquellos en los que se está en contra” y pedía al mismo tiempo “responsabilidad y respeto a los órganos de nuestra comunidad universitaria y que nunca, nunca más, la fuerza de unos pocos pretendan impedir el ejercicio democrático de debatir y votar”.

Estos días de tensión hicieron mella en el ambiente de un campus universitario que ha sufrido varios varapalos en este último año y que, poco a poco, parece volver a la normalidad. O no.


«No está bien regalar títulos»

Cuando preguntamos a Alexandra Sandulescu Budea, profesora de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la URJC, acerca del ambiente vivido en las facultades de la universidad tras saltar las noticias del Caso Máster de Cifuentes, afirma que los alumnos estaban tranquilos y el estrés únicamente se percibía por la gente de fuera.

Alexandra Sandulescu

Alexandra Sandulescu Budea es profesora de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la URJC

“Desde la lógica natural, no está bien regalar títulos”, afirma la profesora, que también dice que eso pasa en todas las universidades: “Forma parte de la cultura española”.

De cómo ha quedado la reputación de la URJC, Sandulescu nos comparte lo que la mayoría de estudiantes piensa: que es algo que pasó de manera puntual y no lo consideran un factor decisivo a la hora de apostar por la URJC para cursar sus estudios universitarios.