Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Universidades conectadas

Universidades conectadasDesde el origen de internet, la informática y muchas otras tecnologías que pueblan hoy nuestra sociedad, las universidades han sido siempre un punto de referencia y de vanguardia en su desarrollo. No es extraño encontrar que la versión primitiva de la red de redes (ARPAnet) naciera entre varios centros estadounidenses de enseñanza superior. Desde entonces internet ha proliferado como un nuevo y gigantesco ecosistema. La pregunta es: ¿siguen las universidades a la cabeza de esta evolución?

Una de las mejores formas de acercarse a esta cuestión es a través de los recursos que se ponen a disposición de los estudiantes. En principio, todas suelen contar con plataformas para compartir documentos y mandar mensajes de profesor a alumno y también entre alumnos si se desea: es el archiconocido campus virtual. Prácticamente todas las universidades cuentan con uno aunque la mayoría, según el profesor alicantino del Instituto de Economía Internacional Andrés Pedro Muñoz, recrean los modelos administrativos y docentes anteriores a internet en lugar de aprovechar sus nuevas capacidades.

Entre los recursos habituales también se encuentran cuentas de correo para los alumnos, gestión online de la matrícula o consultas relacionadas con los detalles de la misma. Más novedoso y actual es la aparición de aplicaciones smartphone para consultar las calificaciones de las asignaturas. La Universidad Autónoma de Madrid y la Carlos III son algunas de las que ya han puesto en práctica este sistema, disponible para todos los alumnos del campus que tengan una cuenta de correo universitaria.

Otro de los cambios que ha propiciado la red en las universidades es la forma de comunicarse. Hoy en día muchas de ellas ya cuentan, además de su página web, con una amplia presencia en las redes sociales. Ejemplos son la Universidad Complutense de Madrid o, de nuevo, la Carlos III: se las puede encontrar tanto en Facebook, como en Tuenti, Twitter, Youtube, Flickr o Google+.

Sin embargo, a pesar de toda la variedad de herramientas para la comunicación con los alumnos, algunas de las mejores siguen siendo ajenas al campus. Ni qué decir tiene que Patatabrava o El Rato Tonto no han surgido y llegado a tener tanta relevancia de forma gratuita. Ambas son comunidades web formadas sólo por alumnos donde comparten apuntes, opiniones sobre profesores o anuncian material universitario de segunda mano, entre otras cosas.

Hemos querido contar con la opinión de los alumnos de facultades de la UCM como Ciencias de la Información, Medicina y Farmacia acerca de cómo ven ellos el uso de estas herramientas y qué soluciones o aportaciones harían como principales consumidores.

El perfil del estudiante de hoy en día se ajusta al propio de un nativo digital, que necesita la información de forma casi inmediata, lo más visual y amena posible. Está acostumbrado a un alto grado de interactividad gracias a las redes sociales y páginas que visita habitualmente. El mayor peligro a la hora de consultar información a través de la web es la tendencia a distraerse, ya que el contenido tiene que competir con otros más llamativos y de fácil acceso. Quizá por eso las grandes invenciones de internet han nacido en las universidades, pero esta vez por la propia iniciativa de los estudiantes (véanse los casos de Google o Facebook, los más conocidos).

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. El auge de Internet y las múltiples plataformas que coexisten en él han propiciado que las universidades aprovechen todas estas vías para facilitar el acceso a contenidos relacionados con la institución. Además, el hecho de utilizar las redes sociales y demás herramientas relacionadas supone un gran avance, al tiempo que simplifica en buena medida el ‘feedback’ entre el alumno y los centros universitarios.

  2. Las plataformas virtuales de las universidades (al menos de la nuestra) creo que no están a la altura de otras plataformas digitales que todos conocemos, ni tienen las posibilidades que necesitamos realmente. Además del mal funcionamiento de las plataformas, creo que muchos profesores no están preparados para utilizarlas, a menudo no aprovechan realmente el funcionamiento de las mismas, o no las usan correctamente.

  3. Gran reportaje, quizá habría sido interesante mencionar el uso de las plataformas virtuales por parte de los profesores en nuestra universidad, ya que algunos las desconocen por completo.
    Se trata de una crítica constructiva ya que, como observamos, aprovechar este tipo de herramientas enriquece la labor formativa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.