Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Una esperanza para las reprografías

esperanza para reprografíasLos recortes presupuestarios de la UCM han provocado, entre otras cosas, que las reprografías se encuentren en situación de bancarrota. El retraso en los pagos de las fotocopias de los departamentos es una de las causas de que CERSA, la actual empresa adjudicataria, haya entrado en concurso de acreedores.

De las veintitrés facultades que tenían servicio de impresión solo las doce más rentables permanecen abiertas a fecha de 31 de marzo de 2013. En la de Ciencias de la Información, la reprografía todavía funciona aunque con escasez de materiales. A pesar de que el contrato de CERSA no termina hasta el 31 de diciembre los trabajadores tienen asumido que les va a ser imposible prestar el servicio hasta esa fecha. Siendo optimistas esperan resistir hasta final de curso.

José Manuel Sánchez Hidalgo y Sergio Vilchez Mora llevan más de veinte años trabajando en las reprografías. “Conocemos perfectamente cómo funciona el negocio y sabemos cómo mejorar la calidad del servicio para alumnos y profesores”, nos cuenta Sergio. Juntos, han fundado la empresa CampusPrint con la esperanza de convertirse en los nuevos adjudicatarios de las reprografías. Pretenden crear un servicio integral, aprovechando las nuevas tecnologías, que incluya la creación de una web para la venta online de material informático y de papelería y merchandising universitario.

Frente a los que piensan que el concepto de la reprografía está obsoleto, José Manuel opina: “La fotocopia puede estar desfasada pero no el servicio de impresión, que de hecho se está usando más que nunca. Es la impresión lo que debemos fomentar”. Son conscientes de que el negocio necesita adaptarse a los nuevos tiempos. Por eso pretenden establecer una red que aúne los centros de todas las facultades, de modo que el alumno pueda imprimir apuntes de sus profesores en cualquiera de ellas.

Ante la actual situación agonizante de las copisterías José Manuel y Sergio apuestan por la ilusión y cuentan con el apoyo de los trabajadores para poner en marcha su proyecto. Más de veinte familias ven en ellos la posibilidad de mantener su puesto de trabajo. Pero para eso deberán esperar. La adjudicación de las reprografías se realiza mediante concurso público, que tendrá lugar una vez expire el contrato actual.

Frente a los posibles competidores que puedan presentarse CampusPrint cuenta con el valor añadido de que su personal ya lleva años familiarizado con este negocio y el funcionamiento de la universidad. De esta manera, sería bueno para todos que CampusPrint diera una segunda oportunidad a las reprografías.

Be Sociable, Share!

11 Comments

  1. Que la reprografía es un servicio obsoleto es lo más absurdo que se puede decir, sólo hay que ver las colas que se forman en la de nuestra facultad cada cambio de hora; y pensar en lo que hemos maldecido muchos porque no reparasen las fotocopiadoras con pantalla del sótano

  2. No creo que esté obsoleto. Obviamente los servicios de reprografía de las universidades, concretamente de la Universidad Complutense de Madrid, está en bancarrota como todo su conjunto. Esto no quita para que los servicios de reprografía tengan los días contados. La era de Internet y libros digitales se ha tenido que hacer notar, pero no lo ha sustituido. Primero porque aún hay gente que no le gusta leer en libros electrónicos, además hablando de estudiantes me cuesta mucho que se estudie toda una carrera a través de una pantalla sin tener que comprarte un par de ojos nuevos cuando te gradues. Por último decir que muchos de los libros y materiales especializados necesarios en carrera cuesta mucho encontrarlos online, ya sea versión pdf, ebook… y comprarlos en papel sigue siendo muy caro. Las fotocopias son la solución, al menos por ahora, lo queramos o no.

  3. No entiendo como un servicio que está “supuestamente” obsoleto tiene todos los días unas colas de espera tremendas. ¿Será que nos gusta esperar y gastar dinero en fotocopias? o ¿será porque es necesario?

  4. El comentario ese de que “la repografía es un servicio obsoleto”, lo ha instrumentalizado algún sindicalista delante de mi para justificar recortes (siempre a los alumnos), y así poder salvar puestos de trabajo. Claro, al sindicalista en cuestión le importaban solamente los trabajadores FUNCIONARIOS, y los que no lo son, los trabajadores de las reprografías, le importaban un pito. Y ya no digamos los alumnos. Un ole por las reprografías y por las personas que trabajan en ellas, cobrando poco y trabajando mucho. Y SIEMPRE con buena cara. Es de las pocas cosas que valen la pena en la UCM hoy en día: ¡ánimo!

    Y al sindicalista, por si lee esto…. que sepa que ya conozco yo esa casta de sindicalistas que barren para casa. No les importan los derechos de los trabajadores, sino los SUYOS PROPIOS. En fin… nos quedamos en 1789

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.