Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Tatuajes: pasado, presente y futuro

Los tatuajes son grabados permanentes en la piel: dibujos, textos, figuras, números, retratos… Se pueden realizar con agujas u otros utensilios que sirvan para inyectar tinta o algún otro tipo de pigmento bajo la epidermis de una persona.

Existen tatuajes naturales, aquellos que se producen de forma accidental, por ejemplo, cuando el polvo del carbón penetra en las heridas de los mineros, tatuajes carcelarios, tatuajes veganos, que están pensados para aquellos que no quieran usar productos de procedencia animal y los tatuajes ultravioletas, que no se pueden ver bajo cualquier luz, normalmente pueden observarse con la luz negra, que es aquella que utilizan en muchas discotecas y festivales nocturnos.

Tatuarse la piel era una costumbre que ya  practicaba el hombre prehistórico. El primer tatuaje se encontró en el Hombre de Ötzi, nombre por el que se conoce a la momia de un hombre que vivió alrededor del año 3300 a.C., descubierta de manera fortuita en el año 1991 por dos alpinistas alemanes en en la frontera de Austria e Italia.

La primera corriente que encontramos está en los pueblos primitivos, ya que grababan en su piel la forma del animal más temido para evitar tener malos encuentros con él. Se creía que un escorpión tatuado en el muslo les protegía de su picadura. Los egipcios también empezaron a tatuarse desde hace 4.000 mil años, se han recuperado cuerpos momificados que muestran diferentes formas y tipos de tatuaje.  Los asirios y los fenicios, se tatuaban la frente con signos alusivos a la divinidad. El pueblo vikingo también destacó por tatuar su cuerpo. Los arqueólogos creen que la mayoría de los tatuajes fueron realizados con fines religiosos.

Los dibujos en la piel eran característicos de los marineros, y fueron ellos unos de los pioneros en acercar este arte a Occidente a comienzos de la modernidad. Para los marineros los tatuajes representaban todas sus historias y aventuras vividas a lo largo de sus viajes y travesías.

Con el paso del tiempo, el tatuaje empezó a considerarse símbolo de clase social baja, bandas, delincuentes y presidiarios. El body-art no era, y en ocasiones todavía no lo es actualmente, bien visto socialmente. Los prejuicios siguen persiguiendo a esta corriente. Por el mero hecho de estar tatuado, la gente se sigue encontrando con dificultades para optar a ciertos puestos de trabajo. Las trabas parecen estar desapareciendo con las nuevas generaciones, ya que el arte del tatuaje es cada vez más común entre la gente, sobre todo jóvenes, lo que normaliza cada vez más esta “moda”.

No todos los tatuajes son iguales, ya que existen diversos estilos y no dejan de aparecer nuevas corrientes a lo largo de los años ya que la técnica y la tecnología necesaria se va renovando. Algunos ejemplos:

    • Blackwork, uso de tinta negra para cubrir fragmentos de piel enteros con ese color. A su vez, se mezcla este efecto con figuras geométricas complejas.
    • Geométrico
    • Puntillismo
    • Realismo e hiperrealismo
    • Abstracto
    • Acuarela
    • Old School, combina colores vívidos (rojo, negro, amarillo) e iconografía cercana al mundo de los marineros o al  imaginario estadounidense
    • Neotradicional, versión moderna del old-school
    • New School, gama amplia de colores brillantes, degradados, sombras y efectos de volumen. Su inspiración principal es la estética graffiti.
    • Japonés
    • Maorí, abstractos, cargados de líneas negras gruesas, ampliamente decorados con formas geométricas.Dibujos entrelazados.

Los tatuajes permanecen durante toda la vida, siendo el láser la única forma de eliminarlos de la piel. El motivo de su permanencia es el asentamiento de la tinta en la dermis. Algunos sondeos y encuestas de investigadores demuestran que ⅓ de las personas tatuadas se arrepiente en algún momento de su vida de alguno de sus tatuajes. Otro estudio de la  Sociedad Americana de Dermatología   revela que el promedio de arrepentimiento es mayor en mujeres que en hombres. En la actualidad existen también tatuajes que desaparecen al poco tiempo de dibujarse, los cuales reciben el nombre de temporales y entre ellos existen las llamadas calcomanías, muy populares entre los niños por su duración limitada y la facilidad con la que se pueden borrar, usando solo agua y jabón, o la henna.

Aunque en la mayoría de los casos el body-art no tiene efectos secundarios, puede ocasionar algunos problemas de salud, tales como las infecciones o las alergias y algunos más graves en personas con diabetes, enfermedades cardiacas y congénitas, así como las que padecen problemas renales, por lo se desaconseja llevar tatuajes a las personas que padecen estas patologías. Por todos estos riesgos, la Consejería de Sanidad ha optado por imponer varias normas que deben seguir todos y cada uno de los establecimientos que realicen estas prácticas así como los profesionales del body-art. Cada local dirigido a este tipo de prácticas se encuentra inscrito en el Registro Oficial  de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca.

 

 

Actualmente existen tatuajes con significado o simplemente estéticos, todo varía en función de la persona y de sus gustos. Lo que está claro es que esta corriente artística es cada vez más común. El tatuaje  es más que una moda pasajera, dura para toda la vida. Es la expresión de un síntoma social y cultural, una nueva modalidad de arte y la identidad de una generación.

Para aproximarnos a este fenómeno, hablamos con una persona tatuada, una socióloga y un profesional del tatuaje respectivamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.