Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El futuro de CC. de la Información y Documentación, en manos del ‘Plan Director’ de la Complutense

Metro de Ciudad Universitaria. Fuente: elaboración propia

Se cumplen varios meses desde que se anunció el Plan Director de Reordenación de las Estructuras de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), propuesto por el rector de dicha universidad, Carlos Andradas. La propuesta ha levantado detractores a la par que defensores, y ha suscitado mucha controversia en medios relevantes como es el caso de El Confidencial, Eldiario.es o El Español.

La idea con la que nació este plan encuentra su inspiración en muchas grandes universidades que están creando, en los últimos años, espacios y foros para el encuentro entre disciplinas e impulsando la colaboración entre ellas. Las propuestas del Plan Director presentadas a debate recogen la reordenación de las facultades existentes, con el objetivo de mejorar la fragmentación actual, logrando así la unificación de Departamentos en él mismo área de conocimiento. Por otra parte, se formula una reforma administrativa que contemple la puesta en común de algunos servicios, ligada a la creación de una nueva Unidad de Apoyo a la Docencia e Investigación. Por último, se plantea la redefinición –tanto en su número, como en su estructura- de las facultades de la UCM. La propuesta recoge ideas como la creación de una gran facultad de Ciencias de la Salud, en la que se integren los grados de Medicina, Enfermería y Odontología, la de juntar en una única facultad los grados de Matemáticas y Estadística, o la de unir Comercio y Turismo a las instalaciones de Ciencias Económicas y Empresariales (Somosaguas), entre otras.

De aceptarse estas propuestas, se pasaría a una configuración de 22 facultades y a tres parejas de facultades con una administración gerencial común.

A pesar de que todavía no se ha llegado a ningún acuerdo de manera formal, lo que sí parece que sea una realidad en un futuro no muy lejano es la integración del grado de Documentación en la facultad de Ciencias de la Información. De esta manera, los departamentos se reducirán de 185 a entre 75 y 80, y se reducirían a su vez los costes para poder hacer frente a la deuda que tiene la Universidad Complutense.

Fachada facultad Documentación

Fachada facultad Documentación. Fuente: elaboración propia

La medida ha tenido una gran controversia, polarizando a la universidad en dos grandes grupos: los que aceptan y están de acuerdo con el nuevo Plan Director, y los que creen que es un error y se oponen a él. Dentro de este segundo grupo, ha nacido la Plataforma para la Reestructuración de Departamentos en la UCM, formada por personal de distintas facultades, quienes argumentan que “está en juego la conservación del valor, la memoria histórica y la raigambre cultural de la universidad”. A lo que el rector responde que no se van a producir cierres o pérdidas de titulaciones.

Dentro del grupo de los que se oponen a la reestructuración se encuentran los representantes de la facultad de Documentación, quienes defienden que “el gigantismo y la masificación de facultades y departamentos solo empobrecen la docencia”. Consideran que es necesaria una reestructuración, pero que esta no es la manera más responsable de realizarla, puesto que creen se está poniendo en juego la docencia de decenas de estudiantes y no se está valorando como se merece la única facultad íntegra de documentación que hay, a día de hoy, en España. Hemos hablado con Antonio Carpallo, vicedecano, y José Luis Gonzalo, decano –ambos de la facultad de Documentación- quienes han mostrado tajantemente su oposición al programa presentado por Andradas.

Respecto al espacio que se destinaría a los alumnos de documentación en Ciencias de la Información, aún no aclarados por el rectorado, José Luis Gonzalo considera que ”el único espacio que se destinaría a los alumnos de documentación serían los sótanos de la antigua imprenta. Mis alumnos no merecen aprender en un zulo.”

Por otra parte, el Plan también cuenta con partidarios. Jorge Clemente Mediavilla, Vicedecano de Calidad e Infraestructuras de la Facultad de Ciencias de la información alega lo siguiente: ”La reorganización de los 185 departamentos y los 26 centros es completamente necesaria. De esta manera, se reducirán los costes, suponiendo un ahorro de casi tres millones de euros, que se podrán dedicar a otras labores importantes como es la investigación”. Respecto a la polémica sobre la pérdida de calidad de la enseñanza, defiende su oposición a esta hipótesis explicando que un problema organizativo no afecta a lo que pasa en el interior del aula. Por otra parte, considera que si ha sido propuesto, también ha sido estudiada la manera de recolocar los 150 alumnos y casi 50 profesores procedentes de documentación. Todo esto no supondría ningún problema tanto para la docencia y la administración, como para los alumnos. Únicamente se ampliaría la cantidad de alumnos de Ciencias de la Información, produciéndose una integración en un mismo ámbito de conocimiento y llevándose a cabo la gestión a través de un único edificio.

La opinión de los alumnos también está polarizada: hay quién considera esta propuesta como una alternativa de unión e integración al ambiente de Ciudad Universitaria, que dista mucho del ambiente pacífico y solitario que se respira en la facultad de Documentación, ubicada en un campus independiente. Mientras que alumnos integrantes de La Plataforma contra la Reestructuración de la UCM, consideran ”dramático” el caso de que Documentación se sume a una ”masificada” facultad de Ciencias de la Información. Afirmando que seguirán en su lucha para reconducir el plan que ataca gravemente la calidad académica, presionando para evitar la desaparición de cuatro facultades que no deben desaparecer. El personal docente también ha querido reivindicar su oposición al plan a través de una Carta Abierta al Rector.

El futuro de la Universidad Complutense de Madrid es incierto, pero todo apunta a que el Plan Director no quedará en balde. Todos los entrevistados coinciden en la necesidad de una reestructuración, no obstante, en ocasiones se muestran en desacuerdo con las medidas que se quieren llevar a cabo para conseguirla. Ya que el plan está sujeto a debate, a través de las distintas propuestas, es posible que se llegue a un entendimiento favorable para todas las partes. De esta manera, quizás se logre alcanzar los objetivos principales del plan, a saber, mejorar la calidad de la Complutense, y que esta salga reforzada para cumplir con su misión como una gran universidad pública e institución capaz de evolucionar y responder ante nuevas situaciones y necesidades.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.