Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Redes Sociales, la nueva forma de ligar

¿Señorita, le gustaría venir a la verbena conmigo? Le paso a buscar a las seis a la puerta de su casa. Puede sonar un poco antiguo pero es la forma en la que seguramente se conocieron la mayoría de los abuelos de los que ahora leen este texto.

Las formas de relacionarse han evolucionado a gran velocidad en los últimos tiempos y parte de ello se debe a aplicaciones como Tinder, Wibbi o Happn. Estas nuevas iniciativas se han ido implantado en los dispositivos móviles de última generación con gran éxito entre los jóvenes que, recurren a ellas para ampliar sus círculos a gente nueva.

Con un equipo de creativos y recién estrenados ingenieros, Fabien Cohen, growth-hacker con talento, Didier Rappaport, serial entrepreneur y Antony Cohen, ingeniero informático han creado Happn, una aplicación que favorece las coincidencias para que no dejemos pasar la ocasión de conocer aquella persona que se acaba de cruzar por la calle.

Es un portal de citas para mujeres que acaba de llegar a España, inspirado en la idea de Adopteunmec, una exitosa web francesa donde hombres organizados por categorías y dispuestos al estilo de los lineales de un supermercado esperan que alguien los compre.

“Donde quieras, con quién quieras” se presenta con bajo este lema Wibbi, la aplicación social, de la que es socio fundador uno de los hijos de Aznar, permite establecer contacto a través de un chat lleno de emoticones e iconos expresivos. Es muy sencillo y, con tan solo descargarla en el movil, Wibbi será el puente para que usuarios que se encuentren en los alrededores inicien una bonita conversación. Un simple “acepto” les mantendrá en contacto y podrá ser la semilla de un fruto futuro. Sus creadores lo definen así “lo que pasa en Wibbi se queda en Wibbi”.

La más veterana, Tinder, funciona de la siguiente manera: primero tienes que registrarte; para ello puedes hacerlo mediante Facebook o hacerlo de manera manual rellenando tu perfil con la información que tú desees compartir. Una vez hecho esto, Tinder busca personas que estén registradas cerca de ti y empieza el juego. Anónimamente puedes juzgar de manera positiva o negativa una lista de personas que te van a pareciendo y si tu voto es positivo y el de la otra persona hacia a ti también os marcará con un corazón verde y se abrirá un chat para que podáis hablar.

 

La opinión de los profesionales

Hablamos con Roxana Sosa Sánchez, socióloga, para conocer su opinión al respecto.

Leopoldo Roldán, experto en Redes Sociales, Community Manager y miembro de la Cámara de Comercio de Burgos apunta varias características de esta nueva esfera virtual en la que nos movemos.

En primer lugar señala que hay que entender el auge de estas redes sociales no viene explicado por ninguna ciencia sino que depende de cada sociedad. Por suerte o por desgracia en España sí están implantadas y además con un crecimiento exponencial. “Instagram”, nos suena a todos, es la aplicación del moda del momento. Las claves de este desarrollo de redes, libertad de movimiento con el móvil, difusión de la tecnología, moda y una pizca de suerte.

Pero, ¿qué es lo que buscan los jóvenes en este tipo de ambientes? Para empezar, anonimato, sencillez, privacidad absoluta, nichos cerrados. Estas aplicaciones para conocer gente se establecen en torno al llamado “pequeño morbo”, el mítico ligoteo. “Podrían ser la versión juvenil de páginas como meetic.es pero sin un fin tan serio, sirven para ser anónimo y poder decir la bobada de turno. Se utilizan en momentos puntuales, no se establecen como una rutina”.

Su futuro podría ser sencillo de predecir pero, nunca se sabe. Este experto en Redes Sociales comenta que éstas suelen seguir siempre un mismo proceso: Existe un boom, donde pueden intervenir los personajes famosos. “Mi ídolo se hace, por ejemplo, una cuenta de Twitter y yo me la hago, además invito a mis amigos y el círculo se amplia poco a poco pero, cuando todo esto pasa, todas tienden a dejar de utilizarse, cuando quien las sustenta pierde fuelle. Ninguna red social puede permanecer si se basa solo en sus usuarios y en muchos casos, cuando llega el momento de mercantilizarlas, cierran. ¿Qué paso con MySpace?

La conclusión se basa en la siguiente afirmación y es que, “es la tecnología la que condiciona las redes sociales y cambia la sociedad”. Si los móviles no hubiesen evolucionado a esta velocidad nada de lo que ahora es rutina como Whattsapp sería posible por lo que, el futuro en lo que a relaciones entre los más jóvenes se refiere, irremediablemente dependerá de cómo la tecnología quiera avanzar.

Podcast completo de la entrevista pinchar aquí.

Be Sociable, Share!

24 Comments

  1. Las redes sociales cada vez están más presentes en nuestras vidas, pero no creo que sean la mejor forma para buscar pareja. Primero, porque no son fiables, nunca sabes quién puede estar al otro lado del teléfono realmente. Y segundo, porque una buena conversación y ese “tonteo” cara a cara le da mil vueltas al uso de estas aplicaciones móviles.

  2. No estoy de acuerdo con el uso de estas nuevas aplicaciones que nos hacen estar informatizados las 24 horas del día. ¿Donde quedó el ir a tomar una coca-cola al bar de enfrente o salir a cenar y tener una conversación fluida? Además estas aplicaciones que los jóvenes utilizan para encontrar “pareja” son un peligro ya que no sabes con qué o quién puedes encontrarte al otro lado del teléfono.

  3. No juzgo a quién lo utilice, pero se pierde toda la magia y me da la impresión de que es pura falta de seguridad en uno mismo. Es más facil manejar las palabras escritas digitalmente que una conversación instantánea. No hablo demasiado alto no sea que algún día no me quede otra opción.

  4. Es de locos que los jóvenes de hoy en día recurran a este tipo de aplicaciones para ligar, donde quedan los valores de antaño…

  5. Pienso que se nos está yendo totalmente de las manos con este tipo de aplicaciones… No me parece una buena forma de darle uso a la tecnología. El cara a cara no se puede cambiar por nada.

  6. Las redes sociales están cada vez más presentes en nuestro día a día, pero basar todo en ello…

Responder a Claudia do Campo González Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.