Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Un recorrido por las tiendas vintage de Madrid

Vintage no es un término reconocido por la Real Academia Española. Se trata de una palabra inglesa que suele traducirse como ‘vendimia’, este significado no tiene nada que ver con el sentido coloquial que se aplica hoy en día. Con los años, la idea de vintage se fue extiendiendo a otros productos, sobre todo a aquellos relacionados con la moda o el diseño.

Esta palabra la utilizamos como un adjetivo que designa objetos antiguos de diseño artístico y de buena calidad y la usamos ya para cualquier cosa. Decoración, ropa, complementos… son seguidos por ese adjetivo tan de moda últimamente. Los mercadillos de Madrid también se definen así y cualquier cafetería, bar o restaurante gana puntos si incluye en su descripción ese término.

En el ámbito de la moda, describe aquellas prendas que se han convertido en un clásico, piezas únicas de diseño normalmente posteriores a 1920. Asimismo, se considera vintage toda aquella ropa que va desde los años 20 a los 80. Sólo hay una excepción para esta regla: la ropa de diseñadores, tal como la de Gucci o Versace, que se considera vintage después de 2 o 3 años de su creación. Para que una prenda pueda denominarse de esta manera, debe tener cinco características esenciales: buena calidad, exclusividad, historia, estilo y un precio económico.

En los últimos años la moda vintage se ha consolidado como un auténtico referente en las pasarelas de todo el mundo. Tanto es así, que esta circunstancia ha permitido la apertura de un importante número de tiendas especializadas en este tipo de prendas, que apuestan por las tendencias protagonistas en épocas pasadas. Además de esto, se han generalizado los eventos y ferias de moda que giran en torno a ella. Un claro ejemplo de esto es la Feria de Moda Vintage España, que se organiza cada otoño en Madrid desde 2011.

En Madrid antes sólo se podían encontrar este tipo de prendas en lugares como el Rastro, pero en estos últimos años ha dado al salto, siguiendo la estela de ciudades como Nueva York, Londres o París, y ha convertido algunas de sus tiendas en auténticos rincones vintage en los que todo parece transportarte al pasado.

Simplemente hace falta darse un paseo por las calles del centro de la capital madrileña para darnos cuenta de que lo vintage está más de moda que nunca. Los restaurantes, los bares, los mercadillos e incluso las peluquerías se han sumado a esta apuesta. Las tiendas de ropa vintage se han multiplicado en Madrid, sobre todo en los acogedores y tan curiosos barrios de Malasaña y La Latina.

A continuación, os proponemos una serie de tiendas vintage que podéis visitar siempre que os paséis por Madrid:

El Tocador Vintage (Calle Apodaca, 8)

Esta tienda ofrece vestidos de novia y de fiesta a un precio económico. Tiene la particularidad de que este lugar con una apariencia de cuento de hadas, es tan sólo un intermediario entre el vendedor y el comprador, ya que son particulares quienes ofrecen sus vestidos a la dueña para que esta los venda. Además, únicamente se puede acudir con cita y previa y se recibe un trato único y excelente.

DSC_0003

La Mona Checa (Calle Velarde, 2)

Este local presenta una decoración singular, el techo está decorado con un tela a rayas rojas y blancas por lo que se asemeja a una carpa de circo. Dividido el espacio en dos plantas, en su interior podemos encontrar todo tipo de ropa de segunda mano. Asimismo, también hay otros objetos de aire retro, como gafas, cámaras, máquinas de escribir, etc.

Magpie (Calle Velarde, 3)

Todos sus estantes y percheros están abarrotados de todo tipo de ropa vintage, tanto de hombre como de mujer. Además, también podemos encontrar bolsos, pañuelos, zapatos, maletines, complementos, etc.

8 pulgas (Calle Velarde, 4)

Desde fuera parece una tienda vintaje semejante a las anteriores, pero al cruzar la puerta retrocedemos unas décadas en el tiempo y tropezamos con una agradable señora mayor que nos ofrece su ayuda. Esta mujer nos cuenta por qué es especial ese lugar y otras anécdotas: ¿sabíais que este espacio ofrece vestuario a series de televisión como ‘El tiempo entre costuras’? Asimismo, tiene precios muy económicos y objetos realmente singulares.

Flamingos Vintage (Calle del Espítiru Santo, 1)

Son dos tiendas de ropa de aire vintage y de segunda mano, ubicadas en el mismo barrio de Malasaña. Destaca principalmente por su singular forma de pago: al peso. Esto es, uno elige la ropa que quiera y la pone en una balanza, con la que se calcula el precio. Además, las prendas tienen la particularidad de provenir directamente desde EEUU.

Pepita is dead (Calle del Doctor Fourquet, 10)

Es uno de los locales vintage pioneros en Madrid y que todavía resiste al paso del tiempo. Desde 1992 este pequeño lugar ofrece todo tipo de ropa y complementos, algunos incluso presentan las etiquetas originales.

La Antigua (Calle Corredera baja de San Pablo, 45)

Regentan esta tienda dos amigas que se conocieron en un curso de ilustración. En ella encontramos variados objetos y complementos, muchos de ellos con ilustraciones originales y hechos a mano. Del mismo modo, las prendas de ropa se confeccionan en un taller situado al fondo del local.

 

Be Sociable, Share!

26 Comments

  1. La explicación está muy bien,enhorabuena, pero en los ejemplos ha faltado Kilombo vintage una tienda diferente a todas las demás.

Responder a silvia herreros Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.