Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La Unidad de Igualdad trabaja para romper los estereotipos de género

La Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid trabaja a diario en múltiples actividades y eventos con los que amplían los conocimientos de los alumnos matriculados en el centro, así como de todas aquellas personas ajenas a la universidad, que les interese la actividad. No solo esta facultad tiene variadas actividades sino que desde las distintas áreas de la Complutense se organizan eventos para todas las facultades.

De entre las actividades, destacan las que organizan desde la Unidad de Igualdad y el Instituto de Investigaciones Feministas que van desde cursos de formación hasta cursos de sexualidad. Este último es uno de los que más éxito ha tenido entre los estudiantes, que han hecho llegar a las organizadoras del evento la falta de educación sexual en la sociedad, porque en ninguna institución académica se imparten clases de sexualidad.

Dos de los pilares de estas tareas son Isabel Tajahuerce y Asunción Bernárdez, ambas imparten Comunicación y Género en la Facultad de Ciencias de la Información. Hablamos con la primera de ellas.

Un mundo que cada vez se está dando más a conocer y que está permitiendo formarse y crecer ideológicamente a muchos jóvenes que descubren que han vivido sujetos a unos falsos estereotipos que atentan contra la igualdad. Un área de la educación que intenta incorporar  a los hombres a actividades que generalmente han sido femeninas y viceversa.

 

Avitividades femenismo

Este tipo de actividades han llamado la atención a numerosos alumnos que han decidido dar al feminismo una mayor relevancia en sus vidas. Un ejemplo de ello es Laura Martínez, una joven estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense, que tras recibir las lecciones de Isabel Tajahuerce salió convencida de participar en uno de los tantos proyectyos que se desarrollan a través de la Unidad de Igualdad. Además, ha decidido crear su propio blog, ‘be violet’, para tratar temas que atañan a la mujer en primera persona.