Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Psicall: la Universidad te apoya cuando más lo necesitas

¿Existen recursos a disposición de los estudiantes para poder atender sus necesidades psicológicas? ¿La psicología clínica puede vincularse con los sistemas de comunicación modernos? ¿Se puede sustituir el cara a cara clínico por una atención telemática?

Cada vez más estudiantes universitarios, e incluso profesores, padecen de algún problema de salud mental. Es importante tener en cuenta la relevancia de estas enfermedades mentales durante la formación universitaria y los nuevos retos a los que se enfrenta la psicología clínica, debido a la creación de nuevos sistemas de comunicación como los smartphones o los chats en línea y su utilización en las consultas psicológicas modernas.

La ansiedad, al igual que sucede con la depresión, es uno de los trastornos psicológicos más comunes que afectan a la población, sobretodo a los universitarios. A día de hoy, la psicología clínica ha mostrado una gran preocupación por ciertos problemas que sufren los jóvenes, tales como ansiedad, estrés y depresión, que suelen aparecer mayormente en
la etapa universitaria.

Para tratar de disminuir estos problemas en la población joven y mejorar la calidad de vida de los alumnos, muchas universidades han puesto en marcha iniciativas para paliar y prevenir estos sucesos que afectan a la salud mental de los estudiantes. Uno de estos ejemplos es el de la Universidad Complutense de Madrid, la cual ha establecido una nueva medida de ayuda a sus estudiantes.

Psicall: La atención psicológica también es fundamental en la Universidad

La idea de Psicall nació a lo largo de 2016 como una iniciativa conjunta del Vicerrectorado de Estudiantes y la Clinica Universitaria de Psicología (CUP), aunque no comenzó a prestar sus servicios hasta el año 2017.

Es en enero de 2017 cuando nace Psicall UCM, el servicio de atención psicológica de la Universidad, que utiliza medios telemáticos y está especialmente dirigido a cubrir las necesidades de salud mental de los alumnos.

Este servicio está especializado en la prevención y el tratamiento psicológico de varios problemas de salud mental, como son la depresión, la ansiedad o el estrés, aunque también se dan casos de abuso sexual, transtornos alimenticios y otro tipo de problemas y enfermedades de mayor problemática y dificultad.

Tres vías de contacto: Psichat, inmediatez de la llamada y el formato correo electrónico

La atención de Psicall es inmediata, y es lo que más caracteriza este servicio, con un horario de 7:30 a 23:30 por vía telefónica. También disponen de chat y correo electrónico. En casos más graves, confiesa el coordinador de Psicall, Francisco José Estupiñá, que organizan terapias grupales y también un seguimiento a través de teléfono o email. Si ven algún problema de mayor gravedad, es posible que deriven a la persona tratada a un especialista que le pueda atender con mayor individualidad y acercamiento.

Además, el servicio da la oportunidad a estudiantes de Psicología de la Universidad que estén cursando cuarto de carrera o realizando el máster específico sobre Psicall UCM, a que puedan ayudar a los estudiantes que deciden contactar con Psicall. Su equipo de atención está formado en psicología de las emergencias y atención telefónica con experiencia en la práctica clínica, además de los alumnos de Psicología.

El coordinador de Psicall nos explica la gran afluencia que tiene este servicio. Estupiñá compartirá su experiencia en estos 3 años que lleva Psicall en la UCM, narrando lo que hacen para poder ayudar a los estudiantes.

“Psicall surge a mediados de 2016 como un proyecto del Vicerrectorado de Estudiantes. Tiene que ver con la necesidad que tiene una Universidad del tamaño de la Complutense de tener un servicio muy accesible y muy flexible para el cuidado psicosocial de los estudiantes“, dice.

Así mismo, explica cómo surgió la idea a partir de los propios estudiantes y que la actividad del servicio fluctúa mucho con el transcurso del curso escolar. “En ese sentido los períodos alrededor de los exámenes oficiales suelen ser los períodos que tenemos más actividad“. No obstante, el volumen de actividad que tenemos se suele situar en unas 250-200 llamadas mensuales y un volumen de correos electrónicos que es mayor“.

Estupiñá explica que “las causas por las que los estudiantes se ponen en contacto con Psicall son situaciones de angustia y situaciones de bajo estado de ánimo“. Por ello opina que “hace falta mucha más visibilización del servicio, pero lo que sabemos es que la principal forma de difusión del Psicall al final es el boca a boca“.

Los datos obtenidos de la encuesta realizada a un total de 45 personas son los siguientes:

¿Usan más mujeres que hombres Psicall? ¿En que cursos los alumnos se animan a pedir ayuda psicológica?

Para empezar se fue perfilando a los encuestados: 15,6% son hombres frente a un 84,4% de mujeres. Asimismo, un 68,9% de ellos son de cuarto de grado, un 22,2% de segundo y un 8,9% de tercero.

¿Los estudiantes conocen Psicall?

En principio, se les preguntó a los estudiantes si conocían el servicio. Un 71,1% respondió que no frente al 28,9% que dijo que sí.

¿Han utilizado alguna vez Psicall los estudiantes encuestados?

Luego, si lo habían utilizado alguna vez. La respuesta es evidente: ninguno de los estudiantes encuestados a utilizado el Psicall.

¿El estudiante considera que necesita algún tipo de ayuda psicológica?

Por último a la pregunta de si necesitaban algún tipo de atención psicológica, respondieron con un 22,2 % que sí, con un 28,9% que no y con un 48,9% que tal vez.

Como conclusión, todos sabemos que la psicología es una parte fundamental del ser humano. Los problemas de salud mental forman parte de nuestro día a día, y nos acompañan a diario en todo tipo de situaciones. Cientos de estudiantes acuden al psicólogo para hablar de sus preocupaciones y problemas. Temas tan diversos como la pubertad, los estudios, el futuro incierto que les espera, situaciones que les generan angustia… Es por eso que Psicall está dirigido a ayudar y a cubrir las necesidades psicosociales de los alumnos siempre que estos lo necesiten.

 

«El dolor mental es menos dramático que el dolor físico,
pero es más común y también mas dificil de soportar»
– C.S.Lewis