Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Prácticas en el COIE

 

Quien busca trabajo lo sabe: un título universitario no es suficiente para encontrar un empleo. Con la actual crisis y los diversos planes educativos, cada vez es más complicado saber qué se necesita para entrar de alguna forma en el mercado laboral, y de esto el estudiantado universitario sabe mucho.

A día de hoy las notas en un expediente académico no son suficientes para poder trabajar dignamente, sino que se nos requieren muchísimas más competencias: idiomas, conocimientos tecnológicos, a quienes estudien grado, un máster; a quienes no, una adaptación a grado… Y por supuesto, prácticas. Si bien en muchas de las carreras que oferta la Universidad Complutense de Madrid no existen prácticas a finales de periodo educativo, es cierto que después las empresas valorarán positivamente que éstas se hayan conseguido – de una forma u otra – durante los años de aprendizaje.

Como posible alternativa a esas prácticas ausentes en muchas carreras, los y las alumnas recurren al COIE, un banco de empleo para todas las personas que busquen unas prácticas que compaginen con sus estudios.

María Lourdes García Redondo, jefa de servicio de COIE, nos explica más sobre este sistema y su organización

La búsqueda de prácticas en COIE cuenta con tres elementos clave: el propio COIE, el o la estudiante que quiera trabajar y las empresas que realizan convenios para tener gente de prácticas. Lo normal es que exista un convenio ya estructurado entre COIE y empresa, pero también se dan casos en los que una empresa selecciona antes a algún estudiante – por iniciativa de la empresa o de la persona – y a partir de ahí se concierte el acuerdo entre la bolsa de empleo y la organización.

Lo usual, sin embargo, es que las empresas busquen a gente que ya está inscrita en el COIE y seleccionen aquellas que más se adapten al perfil de su trabajo.

Hablamos ahora con Laura Sánchez, redactora jefa del medio Dirigentes

Como hemos dicho anteriormente, el tercer pico de este triángulo es el propio estudiantado. Alumnos y alumnas son quienes tienen que dar el primer paso inscribiéndose en el COIE si quieren encontrar prácticas de trabajo, aunque no existe la garantía de ser seleccionada ni de que las condiciones de trabajo sean las deseadas.

Nos centraremos ahora en la carrera de Periodismo, impartida en la facultad de Ciencias de la Información. Como en tantas otras licenciaturas, en Periodismo no existen prácticas obligatorias en los medios, por lo que sus estudiantes tendrán que buscarse la vida fuera de la universidad. A partir del COIE, nos aseguran muchas estudiantes, se encuentran las primeras prácticas y lo que es mejor: es más fácil que con unas primeras prácticas salgan otras.

Sin embargo en muchas ocasiones esas prácticas nunca llegan o si lo hacen, puede que sea en condiciones indignas o inviables. Actualmente una persona llega a cobrar un máximo de unos 300 euros mensuales – cuando hay salario, que no es en todos los casos – por jornadas que no descienden de las cinco o seis horas diarias (exceptuando fines de semana). Para muchas personas que buscan un trabajo que les mantenga fuera de sus ciudades o que les permita pagarse su carrera, ese salario es insuficiente. Además, con las horas lectivas universitarias y las del trabajo en prácticas, es imposible encontrar un segundo trabajo que pueda compatibilizarse con el resto de responsabilidades.

Aun así, mucha es la gente que sigue inscrita en el COIE esperando una oportunidad que, en algunos casos, nunca llega.

CONSEJOS PARA REALIZAR UN BUEN CURRICULUM VITAE

La mayoría de jóvenes que buscan trabajo recurren a internet como principal herramienta para encontrarlo.  Portales como Infojobs son plataformas muy recurrentes para buscar ofertas en los diversos sectores laborales. Pero hay que tener en cuenta que para encontrar trabajo lo principal es elaborar un curriculum vitae profesional y sin errores.

Adecco, líder mundial en recursos humanos ofrece los siguientes consejos para hacer del curriculum la mejor ficha de presentación:

  1.  Ser simple El curriculum debe servir para llamar la atención sobre sus potencialidades. Ser demasiado detallista no tiene por qué ser bueno. Ya habrá tiempo para dar las explicaciones necesarias en una hipotética entrevista.
  2. Cuidar el estilo Utilizar papel de calidad, recurrir a verbos activos, utilizar palabras positivas y realizar una presencia ligera, que facilite la lectura.
  3. Inversión cronológica Empieza por tu empleo actual y retrocede cronológicamente. Esto tiene la ventaja de resaltar las experiencias más recientes, que son las que interesan a las personas responsables de contratar. Un aspecto importante es detallar el nombre de las empresas, la fecha de inicio y fin de actividad, el cargo que ocupaste en la misma y una breve descripción de las funciones que hayas desempeñado en cada puesto.
  4. Personalizar el CV para cada empresa Resalta aquellas características de tu cv que tengan mas afinidad con el empleo al que pretendes optar.
  5. Ser honesto Mentir puede suponerte la perdida de una nueva oportunidad.
  6. Ser breve Intenta escribir tu CV en una sola página (pero sin reducir el tamaño de la letra, ya que esto podría dificultar su lectura).
  7. Poner atención a la ortografía Los errores gramaticales podrían hacer que tu currículum se rechazara automáticamente.
  8. Fotografía reciente Para que el CV sea completo debe adjuntarse una fotografía reciente. Esto permitirá a las empresas poner cara a las personas que van a contratar.
  9. Referencias Las solicitudes de referencias por parte de las empresas ganan cada vez más terreno. Confirma tus referencias antes de añadirlas al curriculum. Otra alternativa es usar la fórmula “Referencias, serán facilitadas en caso de ser requeridas”.
  10. Vocabulario No emplees dos palabras para lo que puedas decir en una. Por ejemplo, en lugar de poner: “Mi función como Administrativo”, escribe: “Administrativo”. No escribas frases desarrolladas que no aportan información relevante, ni frases hechas y redundantes.
Be Sociable, Share!

24 Comments

  1. El problema es que las prácticas deberían estar enfocadas a aprender. Muchas veces da la sensación de que los becarios están para ahorrarse a los empleados.

  2. El COIE me parece una herramienta muy útil para que los alumnos de la universidad podamos buscar unas prácticas que sean compatibles con nuestro horario de clase. En mi caso hice uso de este servicio el curso pasado, estuve de prácticas en una plataforma de periodismo deportivo, la verdad que en mi caso me trataron genial, aunque no recibía ningún tipo de compensación económica, la experiencia me encanto. Aunque es verdad que las ofertas que se dan el COIE podían ser más atractivas, sobre todo en lo referido a salarios y horarios, considero que su labor es fundamental para que podamos adquirir algo de experiencia profesional antes de terminar la carrera.

  3. El COIE necesita mejorar en muchos aspectos. El sistema de gestión de prácticas de la UCM presenta diversos errores, tanto en la publicación de ofertas como en la administración de las demandas que existen por parte de los estudiantes. Además, como ya se ha comentado previamente, creo que sería conveniente darle publicidad entre los alumnos, puesto que muchos de nosotros no lo conocemos a través de la propia universidad.

  4. Como bien dice mi compañero en el penúltimo comentario, el COIE, aunque sea una herramienta vital para nosotros, necesita pulir muchos errores, como son la publicidad propia y la ayuda a los estudiantes, que nos quedamos solos ante el peligro en casi todo momento

  5. El COIE es una herramienta de utilidad para el estudiante. El problema, como se apunta en el comentario anterior, es que no se nos informa de cómo sacarle partido. Yo fui a un taller de orientación laboral, muy productivo, pero del que seguramente ni me habría enterado de no ser por una amiga. Pienso que en temas de comunicación, este organismo tiene mucho por delante.

  6. Los que hemos estado de prácticas sabemos los fallos evidentes que tiene el COIE. El primero es la propia no-publicidad que tiene el organismo, si es por la UCM no nos enteraríamos de que existe. Después ya van los problemas de retrasos, ofertas mal gestionadas y mal enfocadas a lo que es la profesión periodística en sí. Muy al estilo de la UCM.

Responder a Enrique Hernández Domínguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.