Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Un pequeño gran teatro

Un pequeño gran teatroEn noviembre de 2009 casi 50 artistas entre directores, autores y actores presentaron un proyecto teatral en un antiguo prostíbulo en la calle Ballesta 4: POR DINERO. Las trece habitaciones del burdel se convirtieron en el escenario de trece obras teatrales de grupos independientes pensadas para un público reducido (menos de seis personas por sala) con una duración inferior a diez minutos y sobre un tema común: la prostitución.

El experimento, sin ninguna inversión en publicidad, fue un éxito gracias a las redes sociales. El impacto que supuso animó a buena parte de los participantes a abrir de manera permanente un espacio para hacer microobras  de entre diez y quince minutos sobre un mismo tema para menos de quince espectadores por pase durante seis pases diarios: lo llamaron Microteatro por dinero.

En este original teatro (situado en la calle Loreto y Chicote, muy cerca de Gran Vía) podemos disfrutar de cada microobra por tan sólo cuatro euros. Además de las cinco obras que se programan todos los meses  y se representan de miércoles a domingo, miércoles y sábados podemos disfrutar de otras cuatro obras en la “sesión golfa” (a partir de las 23:30 horas) y los martes con “microdebut”. Por la mañana también se realizan obras dirigidas al público infantil. Asimismo, periódicamente la sala realiza cursos de guión, interpretación y dirección para microteatro.

Debido al éxito y la acogida de esta propuesta, han continuado naciendo espacios de teatro alternativo en Madrid que apuestan por una  nueva forma de hacer teatro como La Casa de la Portera, Garaje Lumière o Microteatro casi gratis. Este último se encuentra en Leganés (calle Jacinto Benavente) y acoge obras de quince a veinte minutos para un máximo de veinte espectadores y por sólo tres euros. Al igual que Microteatro por dinero, existen sesiones tanto para el público adulto como para el infantil.

 “Abajo los 30 y arriba la 36” es una de las últimas microobras programadas en este espacio, escrita y protagonizada por Aroa García, quien nos cuenta su experiencia:

 

Este “pequeño teatro”, que surge con fuerza para intentar paliar los efectos de la crisis y la subida del IVA al 21 por ciento, también ha sido el protagonista de la III Semana Complutense de las Letras, desarrollada en abril de 2013. La UCM y el Metro de Madrid organizaron el I Certamen de Crono-Teatro al que llegaron a presentarse más de sesenta piezas entre dos y seis minutos para ser representadas en los vagones y andenes de las estaciones de Moncloa, Metropolitano y Ciudad Universitaria. Las quince obras seleccionadas (diez en la modalidad de vagón y cinco en la de andén) pudieron verse también gratuitamente en Nave 73, una sala de teatro independiente de reciente creación con el propósito de ofrecer teatro de calidad, asequible y cercano. Como ellos mismos apuntan en su página web: “El teatro no es un lujo y nunca debe serlo”.

“El psicoanalista” es una de las obras de Crono-Teatro  representadas en Nave73. Veamos cómo se desarrolla:

 

 

Be Sociable, Share!

15 Comments

  1. Es genial que las nuevas generaciones de autores sepan cómo mantener viva la profesión.

  2. Gran iniciativa el microteatro si no olvidamos que, lamentablemente, los que suelen llenar estas salitas son los rostros televisivos de siempre de la televisión. Parece ser que ya no existe un hueco para actores noveles o actores de formación teatral ya que, lo que les interesa a los directores de microteatro es que sus obras las protagonicen los niñitos de ‘Física o química’ o la serie de turno. Una pena pero vivimos en un país donde lo que bate récords en taquilla en cuanto a cine español son novelas de ‘motitos’ de un italiano.

  3. Es una iniciativa interesantísima, muy útil para acercar el teatro a todo el mundo, ya que los precios de las obras en muchos casos son muy altos y no todo el mundo puede permitírselo. Y mencionando a lo que dice Carmen Sánchez, esto también demuestra el gran éxito del boca a boca y de que la publicidad no es siempre necesaria para que algo triunfe.

Responder a Jose Manuel Marcos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.