Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La otra cara de los viajes low cost

La otra cara de los viajes low cost

Los aviones de las aerolíneas de bajo coste suelen ser más estrechos y cuentan con menos espacio para las maletas

¿Un vuelo a Londres por veinticinco euros? ¿Un fin de semana en París por menos de cien? Habrá quien no se lo piense ni un minuto y se lance a estas ofertas sin dudarlo. Y es que este tipo de anuncios son muy tentadores y es difícil resistirse.

Pero ¿qué hay detrás de unos viajes tan baratos? El principal factor son las aerolíneas de bajo coste, que ofrecen tarifas muy bajas a cambio de eliminar muchos de los servicios que habitualmente se proporcionan a los pasajeros. También se pueden considerar viajes de este tipo aquellos que se adquieren como “paquetes” en los que el vuelo y la estancia se ofrecen juntos unificando los gastos de gestión. Es el caso de los viajes de fin de carrera entre estudiantes universitarios.

La diferencia de precios entre las operadoras de bajo coste y las que podríamos llamar “convencionales” se debe a que con las low cost el pasajero renuncia a muchos privilegios a cambio de poder viajar más a menudo. Con una determinada cantidad de dinero una persona puede hacer más viajes de los que haría en compañías tradicionales como Iberia o Spanair.

La cuestión está en los factores a los que se renuncia, ¿verdaderamente merece la pena? Como en todo, las líneas low cost tienen seguidores acérrimos y numerosos detractores. Generalmente los defensores de este tipo de compañías son estudiantes que prefieren viajar “menos cómodos” a cambio de ahorrarse algo de dinero. Por otro lado, los adultos prefieren que su trayecto sea lo más agradable posible.

Ryanair, Easyjet, Vueling… son algunas de las compañías low cost que se caracterizan principalmente por realizar vuelos cortos y frecuentes. No suelen estar disponibles para viajes de larga duración como las rutas intercontinentales. Además, hay una única clase de pasajeros, se elimina el servicio de catering gratuito (pasando a ser exclusivamente de pago) y las compañías se abastecen de combustible en grandes cantidades para resguardarse de los altibajos del mercado.

 Hemos preguntado a varios estudiantes qué opinan sobre los viajes low cost a partir de sus experiencias.

También preguntamos en diversas agencias, como Halcón Viajes, Viajes Barceló o Viajes El Corte Inglés, y la mayoría no realizaba este tipo de viajes debido a los gastos de gestión. Antolín Martínez, empleado de la agencia de viajes Alemania Travel, nos da su opinión personal y profesional sobre los viajes low cost.

Be Sociable, Share!

27 Comments

  1. Lo malo es que se ponen muy intransigentes con el tamaño de los bultos y el peso de las maletas…

  2. La cuestión no es si el viaje es cómodo o incómodo o que no podamos llevar casi equipaje. Lo fundamental es que gracias a que existan estas compañías “low cost” los jóvenes podemos viajar. Claro que sería mejor que los asientos fueran más mullidos o que pudiéramos llevarnos en el avión lo que nos diera la gana, pero estás pagando muy poco por estar a una hora y pico de los principales destinos de Europa. Creo que hay que sacar partido de este tipo de oportunidades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.