Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Ocio alternativo en Madrid

El ocio en Madrid se rige en numerosas ocasiones por unos prototipos básicos de distinción. Salir a tomar unas copas, un café o una noche de fiesta nos conduce a una rutina lúdica de lo más limitada en la mayoría de los casos observando las ofertas de los diferentes establecimientos. Sin embargo si diseccionamos las calles de la capital podemos encontrar más alternativas que para los amantes del gusto especifico y selecto encabezan la lista del éxito social.

DSC_0196Entre las calles del popular barrio de Chueca nos encontramos una coqueta peluquería que a simple vista no tiene nada de especial: champús, acondicionadores y retales vintages decoran el lugar; su luminosidad  junto a la atención de sus peluqueros te invitan a relajarte y acomodarte en sus sillas en las que para sorpresa del cliente puede estar tomándose una copa o pequeño tentempié con una porción de pastel. Hablamos del Blow Dry Bar, esta peluquería nos lleva a un paraíso de belleza en el que aparte de mimar tu estética, cuidas tu bienestar alimenticio. La moda de las beauty parties cada vez toman más importancia en negocios de este tipo y es que ¿a quién le amarga un dulce? Una moda que proviene de la Gran Manzana americana y que las grandes celebrities cada día optan más por el trato que se les da y la sensación de relax con el que sales.

En nuestra siguiente parada, nos movemos hasta la famosa estación de Atocha donde, cerca del Museo Reina Sofía, DSC_0212topamos con una gatería que para los amantes de este felino se sentirán como en su propia casa. La Gatoteca, proporciona el ambiente gatuno por excelencia, puedes estar cuidando de los mininos mientras te tomas un café y a la vez escuchar sus maullidos envolviéndonos en una esfera adorable en cualquiera de sus facetas. Desde el oriente nipón esta peculiar manera de pasar una tarde o mañana para relajarte ofrece que desde los más pequeños hasta los mayores se diviertan con esta pequeña manada de gatos. En caso de encariñarte de alguno de ellos existe la opción de adoptarlos con una serie de condiciones.  Entre su público, jóvenes extranjeros es su mayor fuerte.

Finalmente nos desplazamos hasta el barrio de Lavapiés, concretamente a la calle Olivar número 17  para conocer una curiosa cafetería de Madrid: el Café Kino. Lo primero que nos encontramos al entrar en este acogedor local, es el delicioso aroma a café recién hecho y una agradable temperatura que nos hace pensar que alguien ya se ha encargado de encender la calefacción. Si decidimos pasar una tarde agradable tanto solos como acompañados degustando algún dulce con su correspondiente bebida caliente, este es nuestro sitio. Si por el contrario  nos apetece más una tarde de cine, aunque parezca increíble, también.DSC_0190
Y es que el Café Kino además de ofrecernos un refugio para estos días de invierno, también nos presenta una cartelera de películas más que tentadoras. Aunque no nos ofrezcan el último estreno, lo que es seguro es que en su interior podremos ver algún clásico como si nos encontrasemos en el salón de nuestra propia casa: sofás mullidos, butacas con sus cojines e incluso música en directo durante alguna de sus proyecciones.
Aunque quizá lo que más nos gusta de este sitio además de su café vienés es su pretensión de llegar a todos los públicos. Tanto niños como mayores, cinéfilos o gente que simplemente pretende pasar un buen rato , el Café Kino ya se ha convertido en una de las apuestas seguras del barrio de Lavapiés.
Be Sociable, Share!

44 Comments

  1. Pues me han entrado ganas de salir y probar todos esos bares!!
    Buen trabajo 🙂

  2. Es interesante descubrir lugares que han encontrado una diferenciación respecto al resto de negocios y que precisamente por eso, son visitados y tienen éxito empresarial.

Responder a Alba Hijazi Kennedy Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.