Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Nutrición deportiva

NutriciónNuevo año y cómo no… nuevos propósitos. Buenas intenciones que el día 1 de enero suenan muy convincentes pero acaban como muy tarde en marzo. ¿Los más conocidos? Dejar de fumar, aprender idiomas, apuntarnos al gimnasio e incluso hacer dieta. Sí, una vez que termina la Navidad y podemos salir de casa de nuestros padres rodando, queremos ser los más sanos y deportistas.
Está bien querer cuidarse, pero hay que tener precaución a la hora de comenzar una dieta por nuestra cuenta; y es que es aconsejable seguir las pautas de un experto que nos asesore a la hora de alimentarnos. Lo primero que debemos saber es que dependiendo de nuestra actividad diaria o física, necesitamos más o menos calorías. Las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) establecen un aporte calórico de 200 a 2500 Kcal/día para un varón adulto y de 1500 a 2000 Kcal/día para las mujeres. Es importante además, que conozcamos qué alimentos son básicos en nuestra dieta, y de cuáles podemos prescindir diariamente.
Los cereales, las féculas y legumbres deben ser la base de nuestra dieta. Es necesario tomar 4 o más raciones de este grupo alimenticio al día. Otro grupo de alimentos más importante en nuestras dietas son las frutas, y es que hay que tomar al menos 3 piezas al día. En los supermercados se pueden encontrar bandejas con fruta pelada para poder llevar al trabajo y tomarlo como snack. Es un buen sustituto a la bollería industrial que podemos tomar en los descansos.
A la hora de la comida, siempre podemos comer ensalada como primer plato. Una comida sana, que además incluye hortalizas. Como segundo plato o cena, debemos incluir en nuestra dieta pescado, carnes y huevos, que hay que tomar dos veces al día, al igual que los lácteos,  que podemos comer de múltiples formas: un yogur, un poco de leche acompañando el café, o unas lonchas de queso. Y de vez en cuando, hay que darse un capricho: unas galletas, un helado o un refresco… si es de manera moderada, podemos endulzarnos un poco.

A continuación, Roberto González, experto en nutrición deportiva y personal trainning en los gimnasios VICO, nos cuenta algunos de mitos que existen en las redes sociales.

El deporte es vida. Para algunos es una vía de escape de la rutina y las preocupaciones del día a día. Para otros, un mero pasatiempo. Algunos lo practican de manera esporádica para limpiar sus conciencias tras las interminables comidas navideñas. No obstante, para muchos compone sin lugar a dudas un verdadero modo de vida. El fitness está de moda. Cada vez son más aquellos que se suman a esta tendencia, y a tan sólo 6 meses del inicio del verano toca ponerse las pilas en las salas de cardio y musculación. Sin embargo, para que el esfuerzo obtenga los resultados deseados es necesario completar el entrenamiento con una buena dieta adaptada a tus objetivos. Y es en este apartado donde más personas reculan y dan un paso hacia atrás. Por temor a su exigencia, a despedirse de la ‘pizza’ o de esos sábados de cañitas y tapas por el centro de la capital.

Distinción entre dietas genéricas y deportivas

Las dietas deportivas son menos exigentes de lo que la mayoría de la gente cree. Existen diversos tipos y están adaptadas a las características de cada persona, pero por normal general consisten en comer de todo según las necesidades que exige nuestro cuerpo tras una tarea física. Distinguimos dos tipos de dietas deportivas: las de volumen y las de definición. Por las primeras entendemos aquellas cuyo fin que persiguen es el del aumento de la masa muscular. Las segundas engloban aquellas que pretenden sacar a relucir el músculo y eliminar el mayor porcentaje de grasa corporal. Los expertos en el fitness catalogan las dietas de volumen incluso apetitosas. Su base: no parar de comer durante todo el día. Ingerir los alimentos adecuados a cada parte del día, intentando que el transcurso entre comida y comida no supere las 3 horas. Ricas en hidratos que proporcionan la energía óptima para el desempeño de la actividad deportiva, la proteína para la regeneración de las fibras musculares y las grasas y aminoácidos. Por su parte, la dieta de volumen es más exigente, pero a su vez, necesita de menos tiempo para obtener los resultados esperados. Se diferencia de la de volumen en la eliminación masiva de carbohidratos, de manera que debemos consumir menos calorías de las que quememos al día (en volumen sucede lo contrario: debemos consumir más calorías de las que se consumen diariamente).

¿Son posibles las dietas cuando pasas la mayor parte del día fuera de casa?

Quizá tu horario de trabajo o estudios no te permita la posibilidad de cocinar varias veces al día. No obstante, esto no debe suponer excesivamente un problema. Dani González nos cuenta en la entrevista cómo él mismo pasa más de 6 horas al día fuera de casa y consume los alimentos que debe a cada hora al dejárselos preparados cada mañana. “Obviamente, lo fácil sería ir a una tienda de ultramarinos y comprar para comer lo primero que encuentres. Pero quien algo quiere, algo le cuesta. Posible es, lo que pasa que mucha gente se escuda en esta escusa cuando el único problema que le impide poder cumplir su dieta es la falta de voluntad. Sin ella es imposible lograr ningún objetivo”.

Mitos y falsas creencias del fitness y la nutrición deportiva

Pese a lo que la mayoría de gente cree, los batidos de proteínas son una fuente de nutrientes naturales esenciales y existentes en cualquier dieta normal. La creencia popular los ha lastrado hasta el punto de ser considerados productos similares a los ‘ciclos’, hecho completamente erróneo. Las facilidades que otorgan este tipo de batidos es la de poder ingerir la cantidad de calorías necesarias y marcadas diariamente para no estar cocinando la cantidad elevada de alimentos que exige. Cabe recalcar que los expertos siempre advierten que los batidos son un complemento alimenticio, y nunca una comida al uso. Ideal para las ingestas entre horas o para un aporte calórico y energético extra en el desayuno.

Be Sociable, Share!

31 Comments

  1. Buen reportaje. Yo también era de las que pensaba que los batidos de proteínas eran malos antes de leer este reportaje. Lo más importante de esta forma de alimentación es que sea constante y que se tome como un estilo de vida.

Responder a Alejandra Requena Rodríguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.