Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Museos desconocidos de Madrid

La capital de España es una referencia cultural a nivel internacional por los eventos que en ella tienen lugar y por el valor de sus colecciones. Algunos de los museos madrileños están en los primeros puestos más visitados del mundo, aunque hay otros muchos menos conocidos que también merecen una visita. Estos museos resultan desconocidos para los turistas que deciden hacerle una visita a nuestra capital. No son tan conocidos como El Prado, el museo Reina Sofía, etc,  pero que contienen grandes colecciones dignas de ser visitadas. Aquí dejamos unos cuantos de estos museos.

  1. Museo Geominero: Expone una gran cantidad de ejemplares de fósiles, minas , minerales y demás elementos que forman parte del patrimonio minero. La colección consta de más de 9.000 muestras, de las cuales se exponen 3.500. Una gran parte de esta colección procede de los trabajos de geología española.
  2. Museo de historia de la Comunidad Judía: Miles de objetos expuestos nos muestran la historia de la comunidad judía que tiempo atrás habitó, y sigue habitando en nuestra capital. Este museo desconocido se encuentra frente a una Sinagoga, la cual tuvo que ser reformada tras la Guerra Civil.
  3. Museo Lázaro Galdiano: Ubicado en un antiguo palacete en la calle Serrano, exhibe una colección de arte que incluye obras de Goya, El Greco, Zurbarán y el Bosco, además de bronces, medallas, trajes y armas de hace siglos y que poseen un valor incalculable.
  4. Museo de San Isidro: Como si de una excavación se tratara, sus salas se van abriendo paso en un edificio que no fue concebido como museo, pero que entre escaleras y rampas, nos va descubriendo pequeños tesoros que nos llevan a la Corte. Podremos encontrar sobre el solar, una muralla cristiana, dentro de la cual se contemplan el pozo  y la capilla con la que se relacionan los milagros del santo y patrón de Madrid.
  5. Museo Nacional de Artes Decorativas: Inaugurado en 1912, en cuyo interior se contemplan muebles, cerámicas, vidrios, joyas,tejidos, arte oriental y más de 30.000 objetos distintos, que a lo largo de toda la historia han servido para decorar palacios y grandes casas de la aristocracia europea.
  6. Casita  Museo del Ratón Pérez: La casa museo se encuentra en el lugar donde, según la tradición, vivía el ratoncito con su familia. El museo abarca dos pequeños locales en la primera planta del edificio madrileño, situado en calle del Arenal nº8. En él, los niños podrán descubrir cómo era la casa en la que vivía el ratón más famoso.
  7. Museo Tiflológico de la Once: Este museo expone piezas, las cuales se pueden tocar. La colección cuenta con tres salas y tiene una dedicada a maquetas de monumentos arquitectónicos. Otra exhibe obras plásticas de artistas invidentes o con discapacidad visual graves, además de libros musicales y de educación especializada.
  8. Museo Naval: Concebido como una institución viva y abierta al gran público, su finalidad, además de la conservación, estudio, exposición e incremento de sus fondos, es la difusión de la historia de la Marina española en todos sus aspectos (construcción naval, náutica y ciencias auxiliares, etc) y su influencia en la política española.
  9. Museo Lunar: Situado en Fresnedillas de la Oliva, Madrid, contiene una interesante colección de objetos originales del espacio, tanto de misiones espaciales de la NASA, como de misiones especiales rusas.

Y tras esta breve enumeración, hemos podido disfrutar de tres museos poco frecuentados de la capital. Comenzamos nuestra aventura con el museo Cerralbo y su historia. Seguidamente, el museo africano nos invitó a adentrarnos el continente desconocido. Y por último, nuestro viaje terminó en el museo Tiflológico de la Once.

Museo Cerralbo

Este museo , fue la casa de Enrique de Aguilera y Gamboa, XVII Marqués de Cerralbo, aristócrata madrileño. Licenciado en Filosofía y Derecho, impulsor de la arqueología española, académico de la Historia e importante político carlista.

Este museo estuvo situado hace tiempo en el barrio de Malasaña, donde hoy en día se encuentra el Teatro Victoria, fue la residencia del Marqués hasta que las obras del palacete de Ventura Rodríguez finalizaron.

El nuevo barrio estaba cerca del palacio y gozaba de las modernas comodidades del momento, tales como el alcantarillado, alumbrado público, teléfono etc. Allí se radicaron la nobleza y la burguesía que iba surgiendo. La entrada de palacio, los blasones y pinturas de la antigua casa de los Cerralbo que se pueden contemplar, son de hecho, una demostración del linaje que marca las distancias con los «nuevos ricos».

En el caso del palacete Cerralbo, desde su primer momento se concibió tanto como casa y como contenedor de la colección del arte familiar, construido a lo largo de años de viajes por toda Europa.

El Marqués decidió donar a su muerte, el palacio/museo al Estado , es por eso que  desde 1924 es de titularidad estatal. Tras cuatro años cerrado por reorganización y reestructuración , la casa reabrió sus puertas en 2010.

Museo Africano

Este museo surgió como fruto del deseo de los Misioneros Combonianos por acercar la cultura y tradiciones africanas a España, además de su forma de vivir y sus experiencias étnicas y religiosas.

El museo Africano, se concibe como un puente entre la cultura Europea y la Africana, para así, ofrecer una «ventana abierta» en la cual los visitantes pueden acceder al conocimiento de estas tradiciones sin caer en las leyendas o los tópicos.

La colección esta formada por objetos de gran valor etnológico y antropológico, procedente de distintos lugares y etnias procedentes de África . Gran parte de la cultura africana esta basada en los rituales religiosos, y en este museo podemos encontrar  objetos tales como máscaras, y demás indumentaria utilizada en los distintos ritos. Sus ropas y la forma en la cultivaban , y la manera en la que vivían, es una pequeña parte, de los que este museo ofrece.

Museo Tiflológico

Este museo no expone como tal obras que deban ser contempladas por los visitantes, sino que además todos aquellos que vayan a este museo , tendrán la oportunidad de tener una experiencia palpable de lo que van a ver. Ya que este museo, concebido principalmente para personas invidentes y con discapacidades visuales, puedan disfrutar del museo «viendo» a su manera.

En este museo podemos encontrar expuestos libros en braille , además de maquetas arquitectónicas de importantes obras arquitectónicas, el patrimonio cultural de la ONCE , etc. El objetivo es promocionar y satisfacer las necesidades culturales de las personas con discapacidad visual grave, así como servir de escaparate a los esfuerzos de integración y normalización perseguidos por la ONCE.

Fundado en 1992 por la Organización Nacional de Ciegos Españoles , con el deseo de normalizar el hecho de que la deficiencia visual suponiera un impedimento para poder enriquecerse en un museo. Se respondía de esta manera a un proyecto largamente acariciado que puede remontarse, al menos, a los años 70 del siglo XIX, cuando en el Colegio Nacional de Sordomudos y de Ciegos de Madrid se iniciaron una serie de colecciones didácticas que se englobaban bajo el nombre de Museo de objetos.