Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Movilidad y transporte en UCM : ¿cómo nos movemos?

La opción de llegar a la universidad es diversa entre la mayoría de los estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid. Conectada por dos campus, Ciudad Universitaria y Somosaguas, cada alumno/a decide su manera de moverse y dirigirse a su facultad en función de varios factores.

Una universidad a la que acceden personas de todas las partes de la Comunidad de Madrid. Desde el Norte de la capital hasta el Sur. Una disposición geográfica que varía el modo de llegar a su destino. De tardar una hora partiendo desde la sierra de Madrid o sólo 10 minutos desde Moncloa.
Para llegar se elige entre las diferentes opciones que nos da nuestra red de transporte. Utilizar Bus, cercanías, Metro o el vehículo propio. La distancia que existe entre los diversos puntos de Madrid con la Complutense cambia la elección donde la economía también tiene su punto de influencia. Gasolina o Abono transporte .
Una red de transporte que compenetra estas opciones y que establecen las pautas para elegir el cómo, el cuándo y el dónde. Un servicio complejo, extenso y que desde nuestro proyecto queremos saber por tanto si es el adecuadao o todo lo contrario. Si se ha pensado en cambiar el sistema, si se ha establecido algún proyecto con Consorcio, UCM y Ayuntamiento, si todo el mundo puede acceder sin ningún problema… entre otras índoles que aclararemos en este reportaje. Estamos ante la perfección, o el desconcierto y la insuficiencia.
A través de tres puntos de vista conseguimos obtener todas las respuestas que nos hemos planteado: Especialista en Movilidad y transporte en UCM, María Pilar Vega Pindado. Asesor del Área de Movilidad y Sostenibilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Ramón Linaza y la opinión de los alumnos, los principales protagonistas.

Partiendo con la primera de las opiniones, Pilar Vega Pindado nos aclara la función que tiene la universidad en la principal pregunta que le establecemos. Quien lleva todo este  completo pack de Movilidad en CIU y Somosaguas es Campus Moncloa,  elaborando el  Plan Movilidad Ciudad Universitaria 2002 hace más de cinco años. Un plan que no se llevó a cabo y que no impactó ninguna medida para mejorar la movilidad. Planes que necesitan una aprobación por parte del Consorcio de transporte con el que mantiene una relación cordial pero que no aportan ninguna solución a uno de los grandes problemas. La conexión de campus. Inexistente para Pilar.
La configuración y planificación con ellos es nula. Llevar a cabo ese Plan de Movilidad de Campus Moncloa que cuesta miles de euros y no ejecutar ninguna medida. Un encargo de la Fundación de la universidad cuyo Plan quedó en el olvido.
Entre algunos de los encargos, proyectos u otras mediadas de transporte sostenible como el de BiciMad tampoco se ha ejecutado de la mejor manera. Una organización que está todavía en planteamiento. En un boceto que no parece avanzar y que encasillan este proyecto con la propia empresa y UCM. Una accesibilidad sostenible que está encajonada por multitud de vehículos que acceden a las facultades. Aparcamientos con un gran volumen de coches que condenan a otros sistemas de trasporte. ¿Cobrar por aparcar sería una buena medida para reducir su presencia? Para los rectores de esta universidad no sería viable.
Una accesibilidad que a la par nos preguntábamos si es adecuada para aquellas personas con alguna discapacidad física. Respuesta contundente. Imposible acceder. El por qué, se debe en mayor medida a problemas por falta de mantenimiento. Existen demasiados eslabones.

Para conocer la totalidad del servicio de transporte ofrecido en los campus de la UCM, pinche aquí.

Para conocer la visión del Ayuntamiento de Madrid y su papel en este tema, nos desplazamos a su sede en la capital, donde nos recibió Ramón Linaza, quien realiza la función de asesor del Área de Movilidad y Sostenibilidad.


Ramón Linaza señaló que quienes se ocupan del diseño de las líneas de autobuses situadas en los campus de la Universidad, es el Consorcio de Transportes y que la labor llevada acabo por el Ayuntamiento no es otra que funcionar como intermediario entre la Universidad y el Consorcio en caso que se propusiera algún cambio en este servicio. Esta situación no solo se da en lo referente al servicio de transporte en los campus universitarios, siempre que desde el Ayuntamiento de Madrid se realicen propuestas en este ámbito, es el consorcio de transportes quién debe aprobarlas y ordenar que se lleven acabo.
Enumerando las distintas opciones que tienen los alumnos universitarios de la complutense para llegar al campus y moverse dentro de él, Ramón, afirmó que desde el Ayuntamiento creen que el servicio ofrecido es bueno en la actualidad, pero sigue existiendo un claro problema de conexión entre los dos campus, Somosaguas y Ciudad Universitaria, ya que no existe ninguna línea directa que una ambos lugares. Para acceder al campus de Somosaguas desde Ciudad Universitaria es necesario acudir hasta Moncloa para coger la línea A de autobuses o viceversa en caso contrario.
En cuanto a la posible implantación del servicio BiciMad en la Complutense, señaló que sería una buena medida para facilitar el transporte y que en este momento se encuentra en estudio una posible ampliación de este servicio para que en un futuro llegue a más zonas de la ciudad de Madrid.

Entre los estudiantes consultados que asisten a diario a Ciudad Universitaria prima la opinión de que existe una buena comunicación entre sus respectivos barrios y sus facultades, aunque aluden ciertos problemas para hacerlo en autobús por horarios y destino. En cambio, sí valoran positivamente el servicio que presta el metro de Madrid al ser más constante en sus horarios, salvo ciertos retrasos o problemas que se suceden de vez en cuando.
En cuanto a la valoración del servicio de estas empresas de transporte público (EMT, Metro Madrid, etc.) no son del todo buenas, ya que los horarios, los retrasos, la masificación de gente en hora punta o la comunicación entre campus deja mucho que desear, provocando en ocasiones que los alumnos lleguen tarde a sus clases.
En cambio, los estudiantes se muestran receptivos a la alternativa de implantar un servicio de bicicletas para poder desplazarse dentro del campus ya que eso ayudaría al medio ambiente reduciendo de manera considerable las emisiones de gases de efecto invernadero y mejoraría la movilidad al reducir el número de coches y vehículos a motor por el campus.
Como conclusión a las opiniones de los alumnos consultados, sacamos en claro que el servicio actual de transporte no satisface de manera íntegra sus necesidades tanto por los problemas comunes de retrasos, como de comunicación con otros campus o zonas de Madrid. Y sí están abiertos a alternativas en el transporte más ecológicas como sería la bicicleta ya que descongestionaría las principales vías de las universidades y se reduciría las emisiones nocivas para el medio ambiente.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.