Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Modelos de pago en los medios digitales

A finales de 2016 y a lo largo de 2017, medios de comunicación de todo el mundo experimentaron un importante cambio en su modelo de negocio. Con los anunciantes migrando hacia plataformas como Facebook y Google, los lectores se han convertido en los nuevos mecenas de los medios.

De los tres modelos de ingresos generados por la audiencia, la suscripción es la opción ideal para todos aquellos medios que ofrecen un periodismo altamente diferenciado y cuentan con una base sólida de seguidores fieles. Algunos medios que optan por un modelo de membresía o donación, permiten que toda su audiencia disfrute de los contenidos de forma gratuita. Por lo tanto, los usuarios que deciden pagar una cuota no lo hacen para acceder a un producto informativo, sino porque quieren apoyar una causa en la que creen y con la que se sienten identificados.

Cuando se habla de suscripciones digitales suele hacerse, por norma general, desde la perspectiva general del negocio. Pero el paso de un modelo publicitario al de la suscripción implica una nueva forma de trabajar para los medios, que deben adaptar su organización al comportamiento de los usuarios, estableciendo una estrategia orientada a convertirlos en ‘clientes’.

El modelo de suscripción se ha ido implantando en nuestro país en los últimos años. Han aparecido medios como eldiario.es o infoLibre, que se financian a través de sus socios. Además, en los últimos meses, periódicos tradicionales como El País o El Mundo han incorporado este modelo en su edición digital.

Este nuevo modelo comenzó con el diario El Mundo, coincidiendo este nuevo modelo con la celebración de su 30 aniversario, dando lugar a este modelo «freemium», en los que se ofrece a la población la posibilidad de suscribirse a un modo de pago mediante el cual pueden acceder a otro tipo de información nueva. En el caso de El Mundo, con este modelo de pago, es posible acceder a información como las columnas de opinión.

Otro de los periódicos que se decidió a sumarse a todo esta iniciativa fue La Razón, incorporando el modelo «freemium» de El Mundo, pero con algunas diferencias. En el caso de la razón, se llama «Younews», una sección digital en la cual se pueden acceder a articulos exclusivos y videoblogs de columnistas habituales del medio.

Este modelo como vemos, poco a poco se ha ido estableciendo entre nosotros, aunque con ciertas dificultades, ya que no todo el mundo está dispuesto a pagar por una información de la que antes podían disfrutar gratuitamente. Además, a día de hoy, en una sociedad en la que la información es tan fácil de consiguir, resulta complicado establecer este modelo.

Muchos han definido este modelo como el único modo para que el negocio de la información digital se sostenga, ya que la publicidad a través de las redes sociales no aportan un beneficio tan grande como para mantener a flote las páginas con todos los gastos que supone tener un dominio web y establecer en él las noticias.

En el caso de otros medios, como El País y La Vanguardia, ya se barajaba esta posibliad de comenzar a cobrar por ciertas informaciones. Más concreto, en el caso de El País, se han establecido unas primeras pautas para dar paso a esto, como el registro obligatorio por parte de los usuarios para poder establecer a ciertas informaciones, aunque por ahora de manera gratuita.

Para contrastar esto también contactamos con el profesor de la Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid David Álvarez, que nos ofrece, desde un punto de vista académico, las causas y consecuencias de la nueva tendencia digital.

 

 

Pero, ¿quien comenzó realmente todo este negocio de los muros de pago en España? La respuesta es fácil, la prensa regional, esta es la verdadera pionera. Ya veíamos como Vocento y Prensa incorporaban un «muro de pago» en algunas de sus cabeceras regionales, sumandose a todo esto La Voz de Galicia.

Todo este nuevo modo de muros de pago, también podemos verlo definido en ocasiones ocmo «muro poroso», una forma menos agresiva de llamar a todo esto. Aunque por ahora hay pocos medios que apuestan por esto, se prevé que para el verano de 2020, se sumen a esta iniciativa periódicos como La Verdad y Vocento, excepto el periodico ABC.

El delegado de Vocento, Luis Enríquez, ve todo esto como una «apuesta de futuro» con objetivo de «rentabilizar con creces» sus ingresos en los proximos cinco años. Esto lo hacen incluso sabiendo que el volumen de lectores potenciales disminuye, como hace el resto de medios digitales de pago, pero aumentando ingresos, por lo que la rentabilidad sigue siendo alta.

La nueva tendencia convertirá a todos los portales de contenido informativo en portales de pago, abandonando la tradición gratuita de emisión de contenido informativo, de entretenimiento o de cualquier otro tipo. Es decir, nadie podrá informarse mediante un medio de comunicación como tal de forma gratuita. Esta nueva tendencia obliga al medio a ofrecer una información de calidad, un valor añadido por el hecho de cobrar una tarifa. Sin embargo, el derecho gratuito a la información parece alejarse de la prensa española, relegando a la televisión, radio o redes sociales el contenido gratuito.

Los jóvenes, tal vez el público más dificil de captar para estos modelos, también nos comentaron sus opiniones a través de las preguntas de cómo se informan normalmente y si realmente pagarían por información de calidad.

Con esta publicación, lo que hemos pretendido analalizar por tanto es qué consecuencias tendrá este cambio de modelo en la prensa nacional y como seguirá avanzando y evolucionando en negocio de los muros porosos o de pago.