Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Mascotas: compañías peligrosas

Escorpiones, boas, tarántulas y cocodrilos. No todo el mundo parece conformarse con un perro o un gato en su hogar, y los hay que apuestan por compañeros algo más exóticos. Una boa puede llegar a tragarse a una persona, el veneno de los escorpiones es mortal para el ser humano y un cocodrilo hambriento puede atacar sin miramientos a un humano. Lo cierto es que tener una mascota que se salga de lo común, puede salir muy caro.

Fernando Díaz González, licenciado en psicología por la UNED, lo tiene claro. Para él, los individuos que anhelan la compañía de esta clase de animales “no tienen por qué tener tendencias conductuales que se salgan de lo normal, pero la decisión (de tener una de estas mascotas) implica el deseo de diferenciarse y buscar maneras diferentes de llenar algún vacío, a menudo emocional y relacionado con las características del animal en cuestión”. Cabe destacar que en España se necesita el Certificado de capacidad física y actitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos para poder adquirir uno de estos animales de compañía, por lo que los requisitos psicológicos son evidentes. “Un animal de compañía no es algo que deba dejarse al azar, siempre significa algo” explica Díaz. Para el psicólogo, cada época de la vida o estado personal a la hora de adquirir una mascota es determinante, así como el tipo de mascota que se adquiere. “Los perros y gatos son animales claramente enfocados a hacer compañía, mientras que otros como los peces o las tortugas tienen un significado mayor, como el anhelo de cuidar, proteger o criar”, comenta el profesional.

Según Díaz, los niños, por ejemplo, reciben mascotas por parte de sus padres para inculcarles valores como el cuidado de otros, la responsabilidad y la madurez, mientras que otras personas, como los solteros o las parejas sin hijos intentan llenar un vacío emocional. “Una pareja sin hijos compra una mascota porque quiere experimentar un instinto similar al de la paternalidad, o bien porque aún no se atreven a tener un hijo y una mascota supone una carga psicológica menor pero que satisface el instinto primario (ser padre)”, comenta el psicólogo.

Una mascota peligrosa, exótica, por otra parte, puede significar muchas cosas y demasiado complejas, a juicio del profesional. “Cada persona tiene una circunstancias muy concretas. No podemos afirmar que alguien que tiene una tarántula, por ejemplo, la tiene porque le gusta el peligro. Esas formas de proyección, como lo es tener una mascota así, suele implicar algún tipo de símbolo, emocional o del propio animal. Al dueño le puede gustar lo que simboliza ese animal, peligro, muerte, belleza, por ejemplo, o simplemente gustarle por algún motivo concreto. Sin embargo, lo cierto es que cuando se quiere un animal de compañía así, existe una razón muy primaria al respecto, no es una simple búsqueda de compañía o educación como comentábamos antes”, explica Fernando Díaz.

Ventajas e inconvenientes

En los últimos años muchas personas encuentran emocionante tener este tipo de animales como mascotas, pero hay que tener en cuenta que se debe conocer bien su comportamiento y sus necesidades, ya que son desconocidos e impredecibles. Son una alternativa a los típicos animales de compañía, pueden ser vertebrados o incluso invertebrados, y entre ellos se incluyen hurones, erizos, ardillas, chinchillas, cacatúas y muchos tipos de reptiles. Existen muchas ventajas e inconvenientes a la hora de tomar esta decisión. Cuando decides tener una mascota, una de las cosas que hay que tener en cuenta es el precio y el mantenimiento. El coste de mantenimiento de estas especies suele ser más elevado que el de cualquier otro animal de compañía. En el caso de reptiles o anfibios, por ejemplo, son necesarios terrarios de tamaños adecuados, luces y fuentes de calor, fuentes de humedad, o incluso alimentos vivos.

Cuidar adecuadamente de cierto tipo de animales no es una tarea tan sencilla. La alimentación viva y las necesidades de espacio son difíciles para las personas que viven en un piso en la ciudad. Además de que ciertos animales exóticos, por no vivir en su hábitat ni en las mejores condiciones pueden desarrollar el denominado ‘estrés de cautividad’. Hay que tener muy en cuenta el bienestar del animal, su dieta, el ejercicio y las interacciones sociales. A medida que alcanzan la madurez o la edad adulta, su tamaño crece y sus necesidades, también.

Otro gran inconveniente es el gran potencial de transmisión de enfermedades, ya que este tipo de animales esta introducido artificialmente dentro de un ecosistema nuevo por la acción del hombre. Por lo que estas enfermedades pueden ser más peligrosas para nosotros. Pero con una higiene adecuada de las mascotas y con unas buenas medidas de precaución (un buen veterinario), el problema y la preocupación pueden ser mínimos.

La venta de animales exóticos se ha convertido en un negocio próspero y rentable. Cada vez más gente muestra su interés por tener una mascota exótica, sin embargo, no es una decisión que pueda tomarse a la ligera.

blog

El ‘top 10’ de las mascotas exóticas

Aunque los gustos de los que se atreven con esta clase de animales de compañía son de lo más pintorescos, existe un ranking homogéneo de los compañeros preferidos por los dueños de estas mascotas. Éste es el de los más vendidos en todo el mundo:

  1. Mono Ardilla: si bien es un mito bastante habitual sobre los monos, este es pequeño y manejable, y su tiempo de vida es de 20 años.

10

 

  1. Ardilla de azúcar: este pequeño marsupial es parecido a un hámster, necesita de una dieta especial a base de larvas e insectos y bastante espacio para que sea feliz, ya que su hábitat natural son las copas de los árboles.

9

 

  1. Camarón Mantis: Extraña mezcla entre mantis y camarón. Viven aproximadamente de 3 a 4 años en cautiverio.

8

 

  1. Lémur: con unos impresionantes ojos capaces de cautivar a cualquiera, los lémures viven entre 15 y 20 años y se han acabado imponiendo como uno de los animales exóticos de moda.

7

 

  1. Perezoso: viven de 30 a 40 años y como su propio nombre indica, son verdaderamente ‘perezosos’. Están en peligro de extinción y la venta la realizan los traficantes de animales en distintas partes del mundo, por lo que su adquisición está fuertemente regulada.

6

 

  1. Gato de Bengala: el gato de bengala es un gato muy activo y afectuoso. Suelen ser bastante curiosos y juguetones, lo que hace que se adapten a cualquier tipo de espacio. Además, les encanta estar por fuera, en terrazas o en jardines, explorando.

5

 

  1. Guacamayo Violeta: el Guacamayo Violeta, también llamado Guacamayo Jacinto es uno de los más grandes del mundo en su especie. Suele ser un tipo de animal bastante tranquilo aunque son bastante ruidosos, con lo que si deseas tenerlo como mascota debes tener esto en cuenta. Se dice que son de las aves más cariñosas que existen.

4

 

  1. Kinkajou: raro mamífero popularizado por Paris Hilton, aunque cabe resaltar que este pequeño animalito la llevó hasta el hospital. Viven entre 23 y 40 años, y aunque puede parecer bastante apacible, lo cierto es que no es recomendable tenerlo en casa si no le vamos a dar los cuidados necesarios y mucho espacio, ya que puede ser algo agresivo si no se siente cómodo.

3

 

  1. Escorpión emperador: no son agresivos, y normalmente no van a querer atacar al ser humano si no son provocados, lo cual es una ventaja por si tenemos que limpiar o adecentar el terrario. No suelen usar su veneno, ya que para comer a sus presas hacen uso de sus pinzas, a no ser que los ataquemos directamente.

2

 

  1. Boa Constrictor: este reptil puede llegar a pesar hasta 30 kilos y alcanzar una longitud de 10 metros. Adaptada a ambientes diferentes como playas, bosques, desiertos o manglares, no es difícil acostumbrarla a vivir en una casa, pero debes proporcionarle las condiciones de temperatura y humedad idóneas.

1

 

Ilegalidad de compañía

Uno de los factores más importantea a tener en cuenta a la hora de plantearse la adquisición de este tipo de mascotas es la forma de conseguirlas. Junto con el permiso citado anteriormente, estos animales suelen requerir de licencias especiales, y la mayoría de las veces deben ser importados. Existe un peligroso mercado ilegal donde la venta de estas especies genera mucho dinero, y los cazadores furtivos que se esconden detrás de la venta anónima que proporciona internet están a la orden del día.

Además de tener el entorno adecuado y estar dispuesto a proporcionarle al animal los cuidados que requiere, lo primero siempre es asegurarse de que tanto su procedencia como su crianza hayan estado dentro de la legalidad, o podríamos llevarnos una desagradable sorpresa.

Be Sociable, Share!

One Comment

  1. No me gusta nada el tráfico de especies como mascotas exoticas 🙁

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.