Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Manifestaciones en Chile: ¨No son 30 pesos son 30 años¨

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN CHILE?

Manifestaciones violentas, incendios, muerte, represión, pérdidas millonarias, toque de queda, estado de excepción.  Chile, el llamado Paraíso latinoamericano, definido reiteradamente como uno de los países más estables de la región, es ahora mismo un hervidero de tensión. Los militares han vuelto a la calle a reprimir a manifestantes. Una imagen que no se veía desde los años del régimen de Augusto Pinochet. Y esto no hecho más que echarle más leña al fuego a las protestas. Pero, la gran pregunta es, cómo se ha llegado a esta situación en Chile.

 

Manifestación masiva en Plaza Italia.

Bandera a propósito del estado de emergencia en Chile.

ANTECEDENTES

Todo comenzó con una protesta estudiantil por el aumento del precio en el billete del metro un 3%, esto indignó a los estudiantes, quienes comenzaron a realizar evasiones masivas en el metro, saltando los torniquetes para entrar sin pagar. El gobierno de Sebastián Piñera reaccionó enviando a las fuerzas especiales de la policía a reprimir las protestas estudiantiles, llenando la mayoría de las estaciones del metro con policías lo que generó aún más indignación por parte del pueblo.

Una frase que está circulando puede ser un buen resumen de lo que alegan los manifestantes: dicen que no son los 30 pesos del aumento del precio del metro, sino los últimos 30 años, los que tienen a la gente en las calles. Muchos chilenos dicen sentirse abusados por un modelo económico que no cumple con los estándares de una sociedad justa. Desde el retorno de la democracia en 1990  se ha instaurado un sistema privado para solucionar muchas de las demandas sociales entre ellas, la de las pensiones, el agua y la salud.

 

Imagen que describe la durísima represión en Chile.

Manifestantes reprimidos en Chile.

ESTADO DE EMERGENCIA Y TOQUE DE QUEDA

La violencia fue agravándose cuando comenzaron las marchas pacíficas, llegados a este punto y gracias a unas grabaciones sabemos que la policía mandada por el gobierno de Piñera, comenzó a realizar montajes con el único fin de generar caos, como la quema de diversas estaciones del metro y buses, saqueos de supermercados y ataques a instalaciones públicas… Esta jugada por parte del gobierno pudo resultar hace unos 30 años atrás cuando no existía toda la tecnología que tenemos hoy en día.

Esto fue la excusa perfecta para llamar a un estado de emergencia y la salida de los militares a la calle recordando la dictadura militar de 1973, herida que aún sigue abierta ya que miles de personas fueron ejecutadas. Un par de días después ordenó “Toque de queda” generando más odio hacia el gobierno.

Al cuarto día de protestas, se dieron a conocer los números de muertes y heridos. El presidente se vio obligado a dar por finalizado es el estado de excepción, junto a una cambio e gabinete, a pesar de esto no respondió a ninguna de las demandadas sociales. Por lo que las protestas continuaron y la policía volvió a reprimirlas, esta vez con una violencia significativa: incumpliendo toda protocolo que deben respetar, disparos a quemarropa, bombas lacrimógenas sin previo aviso, detenciones arbitrarias, violaciones y uso de fuerza desmedida.

 

ACTUALIDAD

Hasta el momento las marchas siguen y la represión cada día es más fuerte en un país donde el 50% de los hogares de menor ingreso accedió al 2.1% de la riqueza neta del país mientras que el 1% más adinerado se quedó con el 25,5 % de la riqueza. En 3 semanas van 23 muertos, más de 2.500 heridos y alrededor de 5.000 detenidos, 170 lesiones oculares sin contar los casos de personas desaparecidas o heridos que por miedo no van a constatar lesiones.

El instituto nacional de derechos humanos (INDH) en los últimos 20 días ha recibido más de 2.300 denuncias por vulneraciones de derechos humanos, el contenido de las denuncias recibidas se basa en la mala actuación de funcionarios de la policía y militares durante las tres semanas de manifestaciones. Las acusaciones son por hechos de tortura (168 querellas) 19 por violencia sexual y 5 por homicidios.

 

 

 

¿CÓMO DE DESIGUAL ES REALMENTE CHILE?

Pintadas y manifestantes en el monumento en Plaza de Italia, en símbolo de protesta.

Monumento Plaza de Italia

Según datos del Banco Mundial, Chile ha reducido la pobreza. En el 2000, las personas viviendo con menos de seis dólares al día eran el 30 % de la población. Hoy son el 6.7%. Como nos comenta el catedrático de historia de la Universidad Complutense de Madrid, José Antonio Sánchez Román, “Chile ha crecido mucho. Tiene un desempleo del 7%, aunque mucho empleo no es digno. Por tanto, si verdad que las políticas económicas actuales no han conseguido una acción demasiado firme del Estado en políticas sociales, y esto ha generado mucho descontento”.

Por tanto, y apoyado por la opinión de analistas, esto no se ha traducido en una mejor calidad de vida para la mayoría de los chilenos. Ni tampoco de igualdad.

El transporte público en Chile es uno de los más caros del mundo en relación al ingreso medio.  De un total de 56 países, Chile es el noveno más caro. Las familias más pobres pueden gastar casi el 30% de sus ingresos en este transporte. Sin embargo, para los más ricos supone tan solo un 3%. “La gente no protesta porque es pobre. Hace 5 años también eran pobres. Y aunque ahora lo son incluso más, se busca la protesta por el sentimiento de falta de oportunidades que muchos ciudadanos tienen, acompañado de una corrupción política que agudiza la indignación.”, continúa declarando el profesor Sánchez.

 

¿CÓMO HA MANEJADO EL GOBIERNO ESA CRISIS?

Pareman y su perro Matapacos

Símbolos de la lucha chilena.

Para muchos analistas, la manera en la que el presidente Sebastián Piñera y sus ministros han reaccionado, ha contribuido de hecho a que la tensión aumente al mostrar una desconexión entre la élite política y el descontento que hay en las calles. Continuando con su exposición sobre el tema, el profesor nos comenta: “Piñera se equivoca. Tiene una retórica muy de la dictadura militar. Es una respuesta excesiva, y no eran necesarios los militares. Y eso le ha obligado a tener que dar pasos atrás”. Chile se encuentra ahora cara cara con la contradicción de ser uno de los países con mejores resultados económicos de las últimas décadas en la región latinoamericana, pero que visiblemente no está resolviendo los problemas básicos de muchos ciudadanos, y esto se ha traducido en forma de        protestas y violencia en las calles.

 

 

DOSSIER