Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Los riesgos de hacerse y quitarse un tatuaje

 

Los riesgos de hacerse un tatuaje

Ejemplo de tatuaje

A lo largo de la historia, los tatuajes se han llevado como un tipo de decoración en el cuerpo. Incluso se han encontrado tatuajes en cuerpos momificados que datan del año 3300 a.C. y se sabe que muchas sociedades llevaban, y siguen llevando, tatuajes como parte de su cultura. El motivo de que los estos dibujos duren tanto es que son muy profundos: la tinta no se inyecta en la epidermis (la capa superior de la piel que seguimos produciendo y cambiando a lo largo de toda la vida), sino que se inyecta en la dermis (la segunda capa de piel, más profunda, donde las células son más resistentes).

Pero, lo que puede ser un signo de moda, de identidad o estética puede resultar relativamente peligroso si no se evalúan los riesgos ni se siguen las medidas preventivas y de seguridad higiénica que los especialistas han establecido.

Los riesgos más frecuentes son: infecciones víricas, infecciones cutáneas locales, transmisión de enfermedades por vía hematógena y reacciones alérgicas, por lo que es necesario realizar una prueba de alergia que consiste en aplicar un parche en la espalda del cliente con el alérgeno que utilizará, durante 48 horas, y sólo se hará el tatuaje en el caso de que no surja ninguna reacción.

 Los tatuajes de henna

Los riesgos del tatuaje de henna

Ejemplo de tatuaje de henna

Este tipo de tatuajes consisten en la aplicación de pigmentos naturales sobre la capa más superficial de la piel sin necesidad de agujas por lo que, en principio, no parece agresivo. Pero no es así. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha aconsejado evitar el uso de tatuajes de henna negra ante las reacciones alérgicas provocadas por esta sustancia colorante.

La henna negra, a diferencia de la natural, incorpora colorantes que pueden producir varias reacciones alérgicas como picores, enrojecimiento, manchas, ampollas e, incluso, decoloración permanente de la piel y cicatrices en la zona decorada, y cuyo uso directo sobre la piel “está prohibido”, según recuerda la AEMPS en un comunicado.

También advierte sobre los riesgos que existen por no acudir a centros especializados, ya que es habitual su aplicación en playas, ferias y otros eventos al aire libre, lo que puede producir eczemas que requieran atención médica urgente y hasta hospitalización.

 Medidas preventivas antes de hacerse un tatuaje

Las medidas higiénicas son importantes a la hora de hacer un tatuaje

Medidas higiénicas tomadas por un tatuador mientras trabaja

Actualmente, la práctica de tatuajes está regulada por el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas. La normativa del año 2010 recoge las condiciones higiénico-sanitarias que deben respetar los centros dedicados a realizar tatuajes, piercing y micropigmentación, en cuanto a utensilios y sustancias que se utilizan. También habla sobre las normas a seguir por el personal en el local o estudio de tatuajes, así como de las zonas más problemáticas donde realizar o quitar uno de estos dibujos (parte superior de los brazos y espalda).

Precauciones después de hacerse un tatuaje

Las medidas higiénicas una vez hecho el tatuaje son muy sencillas y deben hacerse bien para evitar infecciones: la zona se lavará con agua y jabón y se secará con una gasa. Inmediatamente después se aplicará la crema antibiótica. Al menos durante una semana, es preferible que no se exponga la zona al sol, especialmente si se han utilizado pigmentos amarillos.

Medidas necesarias para hacer bien un tatuaje

Instrumental para realizar un tatuaje

Si la persona notara alguna reacción por el tatuaje como picor, pequeñas costras o algún síntoma raro, debe acudir inmediatamente al dermatólogo. Para facilitar la labor del dermatólogo, el paciente deberá pedir un informe donde aparezcan los distintos pigmentos empleados.

Por otra parte, los tatuajes en zonas ocultas suponen un riesgo en caso de accidente. Si la persona tiene un incidente o situación de urgencia en la que haya que intervenir, es recomendable que los médicos conozcan este detalle porque existen ciertos utensilios, como el bisturí eléctrico, que pueden producir quemaduras en sitios de contacto.

A continuación os dejamos con una entrevista a un tatuador de la tienda madrileña “Montera Tattoo”, en la que explica algunos de estos aspectos (medidas higiénicas que toman para hacer tatuajes, posibles riesgos…).

Eliminación de un tatuaje con láser

Los riesgos de quitarse un tatuaje

Ejemplo del tatuaje que Melanie Griffith se borró mediante la técnica del láser

Hasta hace pocos años, no existía ninguna técnica efectiva que pudiera quitar el tatuaje. La única solución eran intervenciones quirúrgicas que dejaban bastante cicatriz. Actualmente con el láser exclusivo para quitar tatuajes, empleado hace poco por Melanie Griffith, la práctica se ha simplificado pero no ha dejado de ser un proceso complejo y costoso. El láser atraviesa la zona superficial de la piel y es absorbido por el pigmento del tatuaje.

Se necesitan seis u ocho sesiones como mínimo, separadas en intervalos de mes, o mes y medio. La mayoría de láser para tatuajes sólo absorben los colores negros y azules. Para eliminar los otros colores, se necesita un láser más sofisticado.

Los riesgos de quitarse un tatuaje

Anuncio de eliminación de tatuajes en una servilleta de una cafetería universitaria

Por lo tanto, los interesados en hacerse un tatuaje deben ser conscientes de que es algo para toda la vida porque quitarlos resulta caro y no siempre el resultado es el esperado, ya que hay casos en los que se queda una sombra con algo de pigmento.

Además, esta técnica se está volviendo tan reclamada que la publicidad llega hasta límites insospechados. Nos hemos encontrado con servilletas en cafeterías de las facultades de la UCM que anuncian ofertas de eliminación de tatuajes con láser por 40 euros la sesión, como la que mostramos en la fotografía de la derecha.

Por último, entrevistamos a un experto en la técnica de eliminación de tatuajes mediante la técnica del láser de una clínica madrileña, el cual no quiso ser grabado en vídeo,impedimento que nos pusieron en más de un local.

Be Sociable, Share!

6 Comments

  1. Las personas se hacen tatuajes por distintas razones, desde cumplir una promesa, demostrar amor por tu pareja e intentar transmitir un mensaje, hasta el deseo de pertenecer a cierto grupo o identificarnos con cierta subcultura.

  2. Las modas llevadas a la piel pueden ser un peligo. Conozco a muchos arrepentidos de la época del tribal…

  3. Gran reportaje y muy útil! Enhorabuena!

  4. En los últimos años se está viviendo un boom de los tatuajes. Siempre se han hecho pero últimamente me parece una exageración. Muchos se tatuan cosas que siempre han querido tener en la piel, bien por algo simbólico o porque realmente les gusta mucho la figura, el texto…o lo que sea. Pero también hay ese grupo de personas que se hacen tatuajes por moda, y ya se sabe que lo que se llevó el año pasado hoy ya está anticuado. Por eso pienso que hay que tener conciencia con este tipo de cosas, porque es algo serio ya que lo que decidas tatuarte te acompañará siempre pues estará toda tu vida marcado en tu piel.

  5. Es cierto que, cuando decidimos hacernos un tatuaje, debemos estar seguros. Sin embargo, también es cierto que es imposible vaticinar que un tatuaje te va a gustar toda la vida. Por ello, creo que estos métodos están muy bien. El problema es que hay veces que la piel no queda del todo bien.

  6. Hay que estar muy seguros de lo que nos vamos a tatuar para evitarnos problemas. Además, es importante que cuidemos el tatuaje de forma adecuada.

Responder a Carmen Sánchez Carnero Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.