Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Los autónomos, el sector más azotado por el Covid-19

Los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos, forman parte del sector más perjudicado, económicamente hablando, por el impacto del Coronavirus. Cafeterías, restaurantes, peluquerías, bares, etcétera, son  las empresas con menor capacidad financiera y es por ello que desde que comenzó la crisis sanitaria han visto peligrar el futuro de sus negocios.

Por este motivo, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, solicitado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Consiste en una serie de medidas que otorgan alivio a más de tres millones de autónomos españoles que se han visto obligados a cerrar sus establecimientos, y que sufren una  falta considerable de ingresos debido a la emergencia sanitaria mundial. Esta situación ha derivado que muchos autónomos tengan dificultades para pagar los respectivos impuestos al Gobierno.

Entre las medidas más ventajosas de carácter urgente y extraordinaria establecidas por el Real Decreto y que son destinadas a los autónomos más afectados directa o indirectamente por el virus cabe destacar: la suspensión de cualquier subida de impuestos, tanto nacionales como regionales; el aplazamiento de seis meses extra del pago del IVA, del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades, sin ningún tipo de interés; así como las cotizaciones por parte de la Agencia Tributaria y Seguridad Social.

A pesar de que el ministro de Seguridad Social aseguró que los autónomos podrán cobrar una ayuda de 700 euros y dejar de pagar esas cuotas, por el momento, sí que tendrán que seguir pagando el alquiler de los locales aunque estos estén cerrados.

Todas estas medidas estarán vigentes tanto para autónomos como para empresas o pymes durante todo el tiempo que perdure la crisis sanitaria, aunque el gobierno asegura que las medidas se alargarán todo el tiempo que sea necesario para el bien del trabajador por cuenta ajena.

Belen Pallarés, licenciada y graduada en Psicología, tiene su propia consulta privada a la vez que trabaja en el centro CADE, en el que ayuda a los niños con problemas de aprendizaje, y colabora en la Escuela de Arte TAI.
Destaca la situación y las posibles consecuencias psicológicas que ha provocado la crisis sanitaria en las personas que han tenido que cerrar su negocio. Además, da algunos consejos a los profesionales para ayudarles a encontrarse mejor anímicamente.

Graciano Prado, autónomo dedicado a la hostelería, cuenta desde su punto de vista personal y profesional cómo ha afectado a su negocio el decreto del Estado de Alarma. Como empresario destaca los problemas económicos a los que se está teniendo que enfrentar como el ERTE que ha realizado a sus cuatro empleados. Así mismo, analiza las medidas que el gobierno ha llevado a cabo y además cuenta cómo prevé su vuelta al trabajo y el futuro de la hostelería y del turismo.

Inma Garcia, autónoma liberal propietaria de una empresa de recursos humanos aporta su visión sobre las consecuencias que está ocasionando el Covid-19 en las empresas españolas. Apela por la creación de nuevas medidas por parte del gobierno que ayude a recuperar la economía cuanto antes y sobre todo al pequeño y mediano negocio.