Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Las redes sociales como principal foco de difamaciones

 Desde la creación de la primera red social en el año 1995, Classmates.com, la cual permitía mantener o recuperar el contacto con ex compañeros del instituto o de la universidad, han ido llegando a nuestras vidas una gran variedad de redes sociales de todo tipo de temáticas posibles. Entre ellas podemos destacar redes sociales destinadas a las relaciones laborales, de opinión, redes de consejos, redes de organización, etc. Todas estas en su conjunto nacieron con el fin de mediar y establecer relaciones entre varias personas que compartían hobbies, rutinas, gusto, mentalidad e ideas, opiniones…. sin embargo, ahora, cada vez se emplean más tiempo en ellas para estar al tanto de la interactividad que distintos perfiles realizan a través de estas. Esto hace que muchas personas estén sustituyendo su vida en el mundo real por una vida virtual y alrededor de las tecnologías.

En la actualidad, las redes sociales ofrecen a la sociedad infinitud de funciones como compartir información valiosa, promocionar tu propio negocio, iniciar estrategias de marketing, visualizar vídeos, compartir imágenes, entre otras. Pero no todo es positivo, las redes sociales pueden ocasionar conflictos entre los propios difusores de la información, los denominados influencers, y los consumidores de sus contenidos.

Un influencer es una persona que se ha convertido en un personaje público debido a la credibilidad que tiene en las redes sociales –Facebook, Twitter e Instagram entre otras- y a la capacidad que tiene de influir en la opinión de las personas de la sociedad. Estos se pueden clasificar según el tema del que son expertos y del número de seguidores que tienen.

La fuerte relación que hay entre los influencers y sus seguidores a través de las redes ha provocado que una parte de estos lleven a cabo difamaciones a través de los comentarios de las publicaciones que estos suben a las redes, dañando así el derecho al honor de las personas públicas.

Han sido múltiples influencers  las que han sufrido de manera directa este tipo de insultos o difamaciones a través de las redes, como es el caso de: Paula Gonu, María Pombo, Laura Matamoros  y Lovely Pepa. Ejemplos que muestran cómo las redes sociales permiten a los internautas traspasar límites que van más allá del derecho a la libertad de expresión, ya que la finalidad principal de estas opiniones es dañar a la persona a la que van dirigidos.

Los ataques obscenos, machistas y ofensivos que tienen que sufrir muchas influencers están al orden del día. En este vídeo recopilamos algunos de los comentarios que han tenido que sufrir muchas de estas tan solo por subir una foto a su perfil.

 

 

Juan Enrique Gonzálvez Vallés, profesor de  psicología en la Facultad Ciencias de la Información en  la Universidad Complutense de Madrid , nos aporta una visión sobre esta problemática desde el ámbito de la psicología. Apelando de manera significativa la importancia que tiene en estos casos de denunciar este tipo de difamaciones y ponerse en manos de un profesional. 

 

 

Leysi de la caridad Uz Reyes, estudiante de Publicidad y Relaciones públicas en la UCM e influencer, nos aporta una visión desde dentro de las redes sociales. Qué significan para ella, cómo llegó a convertirse en ello, qué clase de críticas recibe y sobre todo, cómo las afronta. Gran parte de la sociedad piensa que es un trabajo fácil y que no se merecen el beneficio que obtienen con ello, por lo que atacan a esas personas sin saber realmente el trabajo que conlleva todo su contenido.