Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La vida profesional empieza en la universidad

¿Es posible encontrarse una canal de navegación en pleno corazón de Ciudad Universitaria?; ¿y una granja al lado de la A-6?; ¿y una clínica odontológica dentro de un edificio repleto de aulas? La respuesta a estas tres preguntas es un sí. Y además todos estos servicios están disponibles para que los alumnos de la Universidad Complutense disfruten de ellos si deciden probar suerte en algunas de las carreras que ofrece la universidad madrileña, aunque la mayoría no sean conscientes de su existencia cuando comienzan su etapa universitaria.

IMG_1657

Estudiantes de odontología, veterinaria e ingeniería naval

 

Una granja en plena ciudad

Cuando uno va por la A-6 conduciendo su coche, habitualmente con prisas porque tiene que llegar al trabajo, lo último que espera encontrarse al pie de la autopista es una granja. Pues ahí está en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, apenas a unos metros también del Palacio de la Moncloa. “Esto es un paraíso en mitad de la ciudad. No sabemos la suerte que tenemos de tener este espacio aquí apartado del resto”, comenta Francisco Mazzucchelli, profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

“Nosotros no sabíamos que existía esta granja aquí antes de empezar la carrera”. Esa es la respuesta que dan la mayoría de alumnos, que ahora se muestran encantados de tener esta oportunidad para aprender como será su labor cuando acaben los estudios universitarios. “Es importante tener una formación teórica, pero nosotros preferimos bajar aquí y trabajar directamente con los animales. Esto lo hacemos desde el segundo año, pero aún así creemos que siguen siendo escasas las prácticas”, afirman una pareja de alumnos mientras asisten a una clase práctica.

“La mayoría de alumnos son de Madrid o de ciudades y lo más cerca que han visto una vaca es en la televisión. Cuando llegan por primera vez les cuesta acercarse, pero cuando cogen confianza ya no hay ningún problema”, destaca Mazzucchelli, que coincide con sus alumnos en que las clases prácticas deben ser un elemento fundamental para los estudiantes de Veterinaria.

Además la Facultad de Veterinaria de la UCM también cuenta con una clínica veterinaria destinada al cuidado y curación de animales. “Tenemos una gran demanda de clientes porque resulta mucho más económico que una clínica normal y además les damos a los animales unos cuidados muy cercanos. Aquí tiene cabida todo tipo de animales”, argumenta Carmen Martín

Los alumnos de los últimos cursos (4º y 5º) son quienes comienzan a trabajar en este hospital y algunos de ellos están tan entregados que incluso hacen horas de más. “Hay alumnos que hacen más turnos de los que les exige la facultad. Para ellos, esto no son una prácticas como tal, si no que lo entienden como un trabajo real”, explica Martín.

Odontología a un módico precio

Apenas se oye un ruido por los pasillos de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense. Todo es un remanso de paz hasta que llegas al tercer piso del edificio y te encuentras con una sala de espera de una clínica dental plagada de gente. Las batas verdes deambulan de un lado para otro a toda velocidad para atender al mayor número posible de clientes. No se trata todavía de odontólogos titulados, sino de estudiantes universitarios que comienzan sus andaduras en el mundo profesional.

“Esta es una gran oportunidad para los alumnos porque así salen suficientemente preparados de aquí para hacer frente al mercado laboral. Pensemos que si solo salieran con una formación teórica no sabrían como enfrentarse a un cliente”, declara David Herrera, vicedecano de clínicas. Además por si se presentara alguna complicación, los alumnos cuentan siempre con la supervisión de varios profesores. “No puedes dejar solos a los alumnos porque no sabes cuando pueden tener un problema. Hay que pensar que tratan con personas reales a las que hay que atender y si tienes un fallo importante puedes dañar a una persona”, recalca Herrera.

Los alumnos también están encantados con la oportunidad de tratar a pacientes reales porque están convencidos de que la experiencia es totalmente diferente. “Si por nosotras fuera haríamos aún muchas más prácticas con personas reales porque es donde realmente se aprende bien lo que hay que hacer en cada caso. Esto no quiere decir que las clases teóricas no sean importantes”, defienden un par de alumnas de odontología.

A pesar de que sean alumnos quienes les atiendan, los pacientes no suelen poner ningún inconveniente ante esto. “Yo llevo muchos años viniendo aquí y nunca he tenido ningún problema con todo lo que me han hecho. En realidad dentro de poco tiempo serán ellos quiénes se dediquen a esto fuera de aquí, así que no tiene por qué haber ningún problema”, afirma una de las pacientes.

El único problema con el que cuenta esta clínica dental es que la lista de espera es tremendamente larga, aunque desde la propia facultad están trabajando para tratar de reducirla. “En el último año ya se ha reducido considerablemente y confiamos en que poco a poco siga disminuyendo la lista de espera”, asegura Herrera.

Navegación en Ciudad Universitaria

Ya decía la famosa canción aquello de que en Madrid no había playa y, por tanto, tampoco mar. Algo que no parece preocuparles demasiado en la Escuela de Ingeniera Naval de la Universidad Politécnica. A falta de un lugar donde probar sus estructuras, la mejor opción es contar con un canal de unos 100 metros de largo y 2 de profundidad para dar rienda suelta a su pasión por las embarcaciones, uno de los más importantes a nivel académico en nuestro país. “En España a nivel académico no hay ningún canal como este nuestro, así que como mínimo es para sentirse orgullosos de lo que tenemos. Podemos compararnos incluso a algunas universidades a nivel internacional”, confirma Luis Pérez Rojas, catedrático y director del canal de la Escuela de Ingeniería Naval.

Las prácticas son un ámbito fundamental para los estudiantes de esta especialidad a la hora de conseguir una formación adecuada. “Todo el mundo que quiera ser ingeniero naval tiene que hacer estas prácticas obligatoriamente porque sino está perdido. Cuando salgan de aquí y les toque trabajar en el mundo real, las empresas les pedirán cosas muy similares a estas”, sentencia Pérez Rojas.

La función principal de este canal es dedicarse a la investigación dentro del mundo de la ingeniería naval. “Eso es lo fundamental para nosotros. Tenemos convenios con empresas tanto nacionales como internacionales que nos piden que desarrollemos proyectos nuevos para que ellos posteriormente los puedan llevar a cabo”, explica.

Si hay un tema fundamental para la Escuela de Ingeniera Naval de la Universidad Politécnica, ese es el de la calidad. “Aquí tenemos unos cuantos certificados de calidad que demuestran que nuestro trabajo es realmente bueno. Cierto es que un papel no lo acredita todo, pero no está mal tenerlo tampoco”, bromea Pérez Rojas. Tanto es así que reciben visitas de universidades de los distintos territorios de la geografía nacional. Alumnos de la Universidad de Cádiz han sido los últimos en conocer las instalaciones.

Be Sociable, Share!

37 Comments

  1. Es muy acertado que existan espacios y actividades que contribuyan a la formación de los alumnos.

  2. Es perfecto realizar prácticas para aprender de manera remunerada. Sin embargo, en nuestra Universidad solo tenemos el COIE pero en el resto de universidades públicas, las prácticas son un cuatrimestre sin asignaturas.

  3. Muy de acuerdo. Aparte de la teoría, empezar a desenvolverse en un ambiente laboral es muy importante para el desarrollo del futuro profesional

  4. Realizar prácticas, unas buenas prácticas son imprescindibles para la formación del alumno.

  5. Al igual que en nuestra facultad tenemos una radio y un periódico, sólo nos faltaría una televisión.

  6. Está genial que existan espacios dentro de la universidad donde realizar prácticas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.