Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La vida de los becarios de periodismo en la Complutense

“Haz todas las prácticas que puedas” es, sin duda, uno de los consejos más escuchados por aquellos que empiezan a estudiar el grado de Periodismo. “Céntrate en conseguir prácticas, las clases son un trámite, salvo que quieras aprender de tipómetros, sociólogos chalados y más cine soviético del aconsejable”, recomendaba  Gonzalo Suárez en su artículo “Cosas que debes saber si quieres ser periodista”, publicado en PAPEL en julio.

Sin embargo, la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, al contrario que otras, como la de Ciencias de la Comunicación de la Rey Juan Carlos, no incluye las prácticas en el plan de estudios de Periodismo.

Facultad Ciencias Información becarios periodismo

Entrada a la facultad de Ciencias de la Información.

“Se entiende que la adquisición de los conocimientos prácticos, especialmente los referidos a los aspectos más técnicos y profesionales, no se adquieren exclusiva y forzosamente con el aprendizaje mediante prácticas externas realizadas en empresas profesionales.”, se lee, a modo de justificación, en un documento publicado por la facultad.

Las prácticas son, por lo tanto, extracurriculares, aunque la universidad pone a disposición de todos los estudiantes una oficina de empleo. Compatibilizarlas con el horario de clase no siempre resulta fácil, y la remuneración puede ser escasa o inexistente.

Hace dos años, Eduardo Robaina Artiles y Daniel Domínguez Rodríguez, dos estudiantes de periodismo de la Universidad Complutense de Madrid lanzaron la campaña #gratisnotrabajo que ya suma más de 77.000 firmas en la plataforma Change.org, para pedir a la universidad el fin de las prácticas no remuneradas. Sin embargo, éstas siguen ofertándose en GIPE, la plataforma de la universidad para la gestión de prácticas externas, y, lo que es más sorprendente, por parte de organismos públicos.

becarios periodismo prácticas gipe ucm

Ofertas de prácticas publicadas en la plataforma GIPE de la UCM.

Radio Televisión Española, el Instituto Cervantes, la  Secretaría de Estado de Comunicación o el gabinete de prensa de Presidencia del Gobierno son algunas de las entidades que han ofrecido prácticas “sin ayuda al estudio”, es decir, sin remunerar. También es el caso de la emisora de radio del Ayuntamiento de Madrid, M21.

En caso de haber remuneración, esta suele estar entre los 200 y los 400 euros mensuales, con horarios que, según la normativa vigente, no pueden superar las “5 horas diarias o 25 horas semanales en periodo lectivo y 7 horas diarias o 35 horas semanales en periodo no lectivo o cuando el reducido número de créditos matriculados por el estudiante lo permita”, pero a menudo esta norma no se corresponde con la realidad.

¿Qué valoración tienen los estudiantes de su etapa de becarios?

Para averiguarlo, hemos entrevistado a tres alumnos de Periodismo que han realizado (o están realizando) prácticas en algún medio de comunicación para que nos cuenten sus experiencias.

Adrián estudia cuarto de Periodismo, es el único becario del Chiringuito de Jugones, en La Sexta, y está “encantado”. “Te tratan como  uno más”, comenta, y es así en todos los sentidos, ya que tiene el mismo horario que sus compañeros, de 18:00 h a 4:00 h.

Admite, con una sonrisa que “en el contrato pone 5 horas”, pero dice que ya sabía que iban a ser más y lo acepta porque “es el sitio donde siempre he querido estar”. Su horario de clases es de 9:00 h a 13:00 h y considera que es compatible, aunque “muy muy difícil”. ¿Cree que tiene opciones de ser contratado?  “Yo a trabajar, a aprender y a disfrutar y cuando se me acabe en contrato ya se verá”, responde sonriente.

Sandra Tejero tiene 25 años, es graduada en Periodismo y comenzó como becaria en la redacción web de Antena 3 en marzo de este año, cuando todavía estaba terminando la carrera. En junio, al acabar los tres meses de prácticas, le ofrecieron renovar y unos días después tuvo la posibilidad de firmar un contrato para cubrir una baja por maternidad. Califica su experiencia como “muy buena”. “Te apoyan en todo, si pides cambios de horario, o necesitas unos días, no hay ningún problema”.

“Se aprende muchísimo”, dice, de redes sociales, de posicionamiento SEO e incluso de redacción, donde considera que las enseñanzas de la facultad tienen carencias. Las prácticas fueron remuneradas, aproximadamente 200 euros como becaria en el periodo de clases 4 horas al día y unos 360 euros en vacaciones, 8 horas al día, aunque apunta que en el periodismo, como en la hostelería “sabes cuando entras pero no cuando sales”.

Marta tiene 21 estudia cuarto de Periodismo y pasó varios meses en la redacción web de una televisión cuyo nombre no quiere dar. Trabajaba sábados y domingos 11 horas, de 12:00 a 11:00, con una sola hora de descanso. “El horario no es para nada adecuado a unas prácticas”, dice.

Aunque el trato con la plantilla era bueno y asumió responsabilidades, echó en falta más aprendizaje ya que muchas veces su trabajo consistía en “copiar y pegar” noticias de agencias. Le ofrecieron renovar el contrato, pero trabajando otras once horas los viernes. “Creí que podía ser una oportunidad, y terminó siendo una explotación”, zanja.

Son luces y sombras de un primer contacto con el mundo laboral, en ocasiones accidentado y diferente de lo que se imagina. Una experiencia que poco tiene que ver con lo que se estudia en la facultad.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.