Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La verdad sobre las dietas milagro

Los límites a los que puede llegar una persona que ansía perder peso en grandes cantidades y en un ‘visto y no visto’ son escalofriantes. Desde pasar una semana comiendo sólo proteínas o únicamente líquidos, hasta guiarse por las fases de la luna para saber cuándo es mejor comer para no engordar. Todo esto por adelgazar unos cuantos kilos de más. Según un estudio, cuatro de cada cinco personas admite haber utilizado estos métodos o algunos similares para deshacerse de esos kilos que sobran.

A estas prácticas se les denomina las ‘dietas milagro’, definidas por el Portal de la Salud de la comunidad de Madrid como “aquellas dietas que, sin ninguna base científica, pretenden poseer cualidades indemostrables que no están de acuerdo con los conocimientos actuales de la Ciencia de la Nutrición o exageran propiedades y efectos que no son evidentes ni probados”. Añaden que “Dentro de estas dietas mágicas hay distintos tipos en función de su utilización, así podemos encontrar: Dietas adelgazantes, dietas curalotodo y dietas alternativas”.

En definitiva, las comúnmente denominadas dietas milagro son formas de alimentarse que prometen milagros como perder más de cinco kilos al mes. No obstante, son muchos los que obvian los problemas de salud que estas prácticas pueden causar.

En nuestra sociedad, educada en la inmediatez y el ‘cortoplazismo’, son muchos los que abandonan las dietas elaboradas por profesionales de la salud y el ejercicio físico por no ver efectos rápidos. Esto nos lo explica Paco Ronda, nutricionista y entrenador personal, quien advierte del efecto rebote que caracteriza a estas dietas. Además nos explica por qué el cuerpo reacciona con esta recuperación de peso tan rápida y tan elevada.

 

María Victorina Aguilar, profesora de Nutrición de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) explica que las dietas milagro “son restrictivas, rutinarias y aburridas. Se basan en un menor consumo de alimentos, es decir, son hipocalóricas, y de ahí viene la pérdida de peso”.

En España gastamos alrededor de 2000 millones de euros en este tipo de dietas y productos milagro, es decir, unos 60 euros por español al año. Un gran gasto económico para unas dietas que desencadenan en gravísimos problemas de salud.

Según el Observatorio de Nutrición un 27,2% de los españoles ha hecho dieta en alguna ocasión, porcentaje que aumenta al 32,3% cuando hablamos de las mujeres. Para comprobar la popularidad de estas ‘dietas milagro’ solo basta con buscar estas dos palabras en Google para que aparezcan más de 400.000 resultados.

Son muchos los datos y testimonios que conocemos sobre las dietas milagro, pero ¿qué son realmente las dietas milagro?

Unas de las principales características de las dietas milagro es que prometen resultados “rápidos” y “mágicos”. Si además eliminan algún grupo alimenticio  y tienen listas de alimentos “buenos” y “malos” también nos encontraremos ante una dieta milagro, no elaborada por un profesional de la salud que sabe que lo esencial es hacer una dieta equilibrada comiendo alimentos de todos los grupos en su justa medida.

Pierre Dukan dio el salto a la fama en el año 2000 por ser el creador de una dieta que se terminaría conociendo por su apellido, la dieta Dukan, un plan alimenticio que comienza  basándose en alimentos proteicos únicamente, posteriormente introduce algunas verduras y poco a poco el resto de alimentos. Este método está estructurado en cuatro fases: dos para perder peso y dos para estabilizarlo, siendo la primera la más fuerte y rígida y la última la más sencilla. Nuestro equipo ha contactado con Mónica, una joven que decidió someterse a los pasos que Dukan popularizó para perder peso rápidamente. Nos cuenta su experiencia y qué ha sido para ella lo mejor y lo peor de la dieta Dukan.

Otra de las dietas que conforman la larga lista de dietas milagro es la del ‘grupo sanguíneo’. Según este método, dependiendo de cómo sea tu tipo de sangre debes mantener una dieta u otra. Por ejemplo, de acuerdo a esta dieta las personas del grupo O tienen el sistema digestivo más adaptado para comer proteínas y vegetales, las personas dentro del grupo sanguíneo A deben comer legumbres, verduras y cereales, los del grupo B carnes y los del grupo AB una mezcla de los dos.

La ‘dieta de la alcachofa’ al igual que la ‘dieta de la piña’ son métodos muy conocidos y se caracterizan por promover que durante 3 o 4 días, varias veces al mes, se ingiera únicamente alcachofa o piña pudiendo como mucho acompañar este alimento de arroz, frutas, lácteos o pan.

Las diferentes fases de la luna también han desencadenado en una dieta milagro llamada ‘dieta de la luna’, que consiste en realizar ayuno total, excepto de líquidos sin azúcar, durante 1 o 3 días completos, mientras coincida exactamente con el cambio de fase lunar.

Muchos son los expertos que aconsejan que nadie debe caer en la solución más fácil y rápida a simple vista, ya que el éxito está en una dieta hipocalórica personalizada.

Estos son algunos consejos que se pueden seguir para tener una salud adecuada, quieras o no perder peso:

  1. Consumir unas 2-3 raciones de fruta al día
  2. Realizar ejercicio de manera moderada
  3. Hacer 4-5 comidas al día
  4. Hidratarse correctamente, 1’5 litros de agua al día (realizando ejercicio la cantidad de agua al día debe aumentar)
  5. Introducir verduras tanto en las comidas como en las cenas
  6. Pensar que comer helados, tapas, bollería industrial, platos preparados, beber alcohol, etc… es sano dentro de una alimentación equilibrada y exclusivamente si se hace de manera esporádica, no diaria.

Las dietas milagro son solo una pequeña parte de la sorprendente cantidad de problemas de salud que causa la alimentación si no se realiza de una manera adecuada. Son muchos los trastornos alimenticios ya bien sea por falta de peso o por exceso. El doctor Ochando, psicólogo especialista en trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia, nos explica cuáles son las causas más comunes de estas enfermedades.

España es el segundo país europeo con más personas obesas o con sobrepeso con el 25% de la población. Dos de cada diez niños sufren sobrepeso y uno de cada diez tiene problemas de obesidad. El problema reside en que los pacientes con esta condición tienen el doble de posibilidades de sufrir una enfermedad.

A su vez en España unas 26.000 mujeres jóvenes padecen trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia, lo que supone el seis por ciento de las mujeres españolas, según la Asociación contra Anorexia y la Bulimia (ACAB). La tercera enfermedad más asidua entre los jóvenes de entre 15 y 29 años tiene que ver con este tipo de trastornos  alimenticios. El origen es un cúmulo de factores, ya bien biológicos, psicológicos o socioculturales, como el que lleva a un número tan preocupante de personas a recurrir a estas dietas milagro, a sabiendas de lo peligrosas que pueden resultar para la salud.

Mensajes como “el físico no importa” o “la belleza real está en el interior” son algunos de los que tanto vemos en los medios de comunicación últimamente y que invitan a aceptarse y quererse como uno es. Sin embargo, los intereses económicos que proporcionan métodos que abogan por conseguir la figura ‘ideal’, como las ‘dietas milagro’, siempre harán sombra a estos principios hoy en día tan hipócritas.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.