Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La Europa de los jóvenes

»La Unión Europea necesita urgentemente una puesta a punto». Así comienza La Unión hace la fuerza: Europa ante los desafíos del siglo XXI, una recopilación de ensayos de diversos expertos que se publicó este mismo 2019. Las elecciones europeas del 26 de mayo eran la excusa perfecta para promover la reflexión y las propuestas, además de las críticas. De los 13 capítulos que componen el libro, ninguno trata la visión de los jóvenes sobre la Unión. Todos los autores proponen medidas políticas para fomentar la integración y enfrentarse al populismo y los movimientos antieuropeístas y para abordar los grandes desafíos de este siglo.

Sin embargo, ninguno propone una solución a la desafección política y a la percepción de la Unión Europea como algo lejano e inaccesible que no tiene efectividad en la vida de la gente. Ninguno se plantea qué se puede hacer para que los jóvenes se impliquen en las instituciones europeas. Y paradójicamente son los jóvenes son los que tomarán las decisiones de aquí a unos años. Decisiones vitales para la supervivencia del proyecto europeo.

Sede del Parlamento Europeo en Madrid.

La Unión Europea sí dio importancia a la participación de los jóvenes en los comicios de mayo. Los resultados de participación electoral de los últimos años habían ido decreciendo, por lo que este año se había convertido en una prioridad de la agenda política.

Para ponerle remedio, el Parlamento Europeo puso en marcha una campaña a través de sus redes sociales. #Estavezvoto animaba a los jóvenes a inscribirse para ayudar a promover la participación en las elecciones de mayo. Los inscritos recibían información a través del correo electrónico, de forma que podían tomar parte de forma activa e ir a debates y actividades voluntarias, compartir contenidos a través de sus redes sociales o simplemente estar al día de los proyectos.

Una vez que habían tenido lugar las elecciones, #estavezvoto se convirtió en en #todosjuntos, de forma que el proyecto siguiera adelante. El Parlamento trata de que los jóvenes participen en las instituciones no solo a través de ese tipo de iniciativas, sino poniendo en marcha actividades en institutos de educación secundaria y centros de educación primaria. Dando a conocer lo que la Unión hace y lo que significa, tratan de obtener la implicación de la población más joven.

Desde el Parlamento Europeo en España aseguran que #estavezvoto contribuyó a aumentar la participación electoral el pasado mes de mayo. La participación electoral aumentó más de un 50% en toda la Unión Europea. No se lograban esas cifras desde 1999. España fue el sexto país con mayor participación, 10 puntos por encima de la media. sin embargo, la campaña solo se difundió entre aquellos que ya tenían un interés previo en los asuntos europeos. No llegó a todo tipo de públicos.

Además, los comicios europeos se celebraron en nuestro país a la par de las elecciones municipales y las autonómicas, por lo que los factores que contribuyeron a ese aumento fueron diversos. Según algunas encuestas, fueron decisivos el Brexit, la coyuntura económica y la crisis climática. Sin embargo, para lo que no hay duda de que la campaña tuvo un efecto real fue para que un grupo de jóvenes que había formado parte de ella decidiera continuar el camino por su cuenta y fundar una asociación.

El Equipo Europa surgió con el ánimo de promover la implicación de los jóvenes en la Unión y de luchar contra el desencanto hacia la política. En unos meses, ha logrado 460 socios y más de 1600 seguidores en Instagram.

Miembros de la asociación Equipo Europa durante el debate

 

Algunos miembros de la asociación creen que es fundamental que la Unión Europea se acerque a la sociedad y percibe como uno de sus principales dificultades transmitir a la ciudadanía las iniciativas que llevan a cabo y sus logros en cuanto a mejora de calidad de vida. Ante los obstáculos actuales y futuros, proponen unión, humanidad y participación en la política. Aseguran que hay que pedir a los dirigentes aquello que se quiere lograr, para lo cual es vital expresarlo en el ámbito público.

Si deseas ver el debate completo: ENLACE YT VÍDEO COMPLETO

El Brexit y otros procesos evolutivos de euroescepticismo han puesto de manifiesto la división social que existe en cuanto a soluciones a los problemas actuales. Y también ha quedado demostrado que los jóvenes han tomado posiciones diversas ante los desafíos sociales que han surgido en los últimos años, como el populismo, el ascenso de la extrema derecha, el secesionismo y la inestabilidad y crisis económica. Algunos, como los voluntarios del Equipo Europa y de las iniciativas de la UE optan por formar parte de la solución y participar de forma activa en la política. Otros prefieren observar desde la barrera.

La desafección política está generalizada, pero no implica una desmovilización de la sociedad. En el caso de la población joven, aunque no se sienta identificada con un partido político o perciba la situación como desalentadora, no desiste a la hora de expresar su opinión sobre los diversos asuntos, lo que implica que de alguna manera toma parte en la política. La importancia que han cobrado las redes sociales ha sido fundamental para la participación en la opinión pública.

Expresar ideas ya no consiste solo en debatir con amigos o familiares, sino que puede hacerse en cualquier momento y lugar e incluso de forma anónima. El hecho de que los partidos políticos, los periodistas y medios y los expertos y, en este caso, las instituciones europeas proporcionen información e ideas y establezcan debates  a través de esos canales ha favorecido de manera determinante el interés de los ciudadanos por los asuntos de actualidad. La inmediatez de la información y la importancia y visibilidad que se le da a determinadas cuestiones ha contribuido de igual manera.

El Primer Ministro francés, Emmanuel Macron asegura que es necesario refundar el proyecto europeo. Puede que no solo sea necesario, sino determinante para un futuro en el que los jóvenes hayan podido perder la confianza en la UE que sí tenían sus padres. El panorama político es muy distinto al de 1986, cuando España se convirtió en Estado miembro.

La calidad de vida de la clase media está viéndose resentida y las esperanzas que tenía el sector joven hace unos años se han visto deterioradas desde la crisis económica de 2008. El panorama es distinto en otros países europeos que no se vieron sacudidos en la misma medida que España, como Alemania o los territorios escandinavos. Sin embargo, en esos países el proyecto europeo también se percibe como algo lejano e incluso poco efectivo para mejorar su calidad de vida, puesto que son los Estados los que demuestran su efectividad en mayor medida. El único lugar donde la UE forma parte determinante de la vida de sus ciudadanos puede que sea Bélgica e incluso Luxemburgo, donde la participación electoral en los pasados comicios superó el 80%.

El futuro de la Unión Europea es incierto y va a estar condicionado por la percepción que de ella tengan los jóvenes, quienes van a continuar o abandonar el proyecto que sus abuelos iniciaron con la esperanza de lograr una paz duradera.

Para más información sobre la Unión Europea: Parlamento Europeo o Comisión Europea