Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Intolerancia: otra realidad

Intolerancia: otra realidad¿Qué comen los celiacos en las cafeterías universitarias? ¿Y aquellos que tienen otra intolerancia alimenticia? Son numerosas las dificultades que se encuentran las personas que sufren algún tipo de intolerancia alimentaria en diversos bares, restaurantes o cafeterías universitarias debido a sus escasos recursos.

En la actualidad, hay diagnosticadas dos intolerancias alimenticias: al gluten y a la lactosa. Aunque existe un número indefinido de alergias; la diferencia  entre una y otra consiste en la forma de tratamiento. Una alergia requiere una atención médica inmediata, mientras que una intolerancia puede derivar en vómitos o diarreas, pero no alcanza ese extremo de gravedad. Aunque a largo plazo puede derivar en diversas enfermedades.

El desconocimiento sobre el tratamiento de las intolerancias alimentarias es muy amplio. El cuidado en la preparación de los alimentos debe ser exhaustivo, las medidas preventivas que se han de adoptar son complejas: la comida no debe tener ningún tipo de contacto con alimentos que no son aptos para su consumo. O bien, se debe cocinar con utensilios que cumplan el mismo requisito.

La enfermedad celiaca es la intolerancia al gluten. Esto son proteínas que se encuentran en varios cereales, el más común es el trigo, aunque también están en el centeno, la cebada o la avena. La doctora Ana Cano, jefa de sección de Gastroenterología en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, explica cuales son los síntomas para detectar esta enfermedad.

Existen multitud de plataformas que orientan a las personas que padecen la enfermedad celiaca. La más popular es la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE). La responsable del servicio de nutrición de este organismo, María Luján, explica a qué retos se enfrentan las personas que padecen esta intolerancia.

Por su parte, la doctora Cano explica los efectos negativos que puede tener, en un paciente celiaco, no cumplir con la dieta.

Norma y Cristina padecen intolerancia a la lactosa y enfermedad celiaca, respectivamente. Ambas cuentan a qué problemas se enfrentan en su día a día.

La intolerancia a la lactosa es otro tipo de enfermedad. En este caso, los pacientes tienen que prescindir, en su dieta diaria, de aquellos productos que contenga esta proteína. La Asociación de Intolerantes a la Lactosa (ADILAC) es la encargada de orientar a las personas que la padecen.

Uno de los principales focos son las cafeterías universitarias. Por lo general, los estudiantes suelen reunirse en estos lugares para desayunar, comer o merendar en el preludio de las clases. Sin embargo, la ausencia de un menú específico o algún tipo de alternativa, les dificulta el acceso a los alimentos que estas ofrecen. Uno de los camareros de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, cuenta cómo afrontan este tipo de problemas.

A pesar de que las grandes superficies alimentarias cada vez producen mayor cantidad de productos que carecen de estas dos proteínas, todavía existen grandes problemas de accesibilidad en el coste económico o en su etiquetado.  Una realidad aún desconocida por la mayoría de la sociedad.

Be Sociable, Share!

24 Comments

  1. Un reportaje muy humano y necesario abordando una realidad en la que viven las personas con intolerancia al gluten y a la lactosa. Debería tenerse más en cuenta en los menús. No creo que sea muy complicado ofrecer platos alternativos.

  2. Muy interesante! Debería haber más información sobre estos temas!

  3. Me parece un artículo muy interesante por el simple hecho de que nadie se para a pensar en estos temas, siempre y cuando no lo viva de cerca. La triste realidad, es que si alguien con esta enfermedad sale a comer o a cenar y pregunta por los ingredientes de la comida, el camarero se extraña y está obligado a dar numerosas explicaciones. Incluso, a veces está obligado a marcharse del restaurante. Esto demuestra la falta de información y muchas veces de tolerancia.

  4. Un artículo muy necesario. La mayoría de nosotros desconocemos este tipo de alergias, de hecho antes de leer el artículo había algunas cosas que no sabía. Es una vergüenza que en los restaurantes no se ofrezca una alternativa para gentes con este tipo de problemas.

  5. Cuando no tienes a nadie cercano que tiene este tipo de alergias no te das cuenta de la falta de información y la falta de recursos que hay. En mi caso, mi hermano es celiaco y he podido comprobar la falta de conocimientos que existen sobre la intolerancia al gluten ya sea en bares, restaurantes o cualquier local público que proporcionen alimentos. Con el tiempo espero que esto mejore.

  6. Ya hacia falta ver reportajes como este, debido a encontrar en las facultades con muchas personas que tienen este tipo de intolerancias entre otras y encontrarse algo abandonados por parte de los servicios de comedor al no aportar facilidades. Cada vez aumenta el número de casos y sigue habiendo aún mucha gente que desconoce sobre el tema por completo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.