Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

He acabado la carrera. ¿Y ahora qué?

5Millones de estudiantes se hacen esta pregunta cada año cuando les toca afrontar su último curso universitario. Una incógnita que muy pocos consiguen resolver de la forma que se desea. La intención inicial es la de intentar buscar un puesto de trabajo y encarar las primeras entrevistas profesionales de su vida. Por desgracia, la situación actual no es propicia para ello. Ya no sólo para acceder a un puesto, sino para conseguir siquiera un cara a cara con alguien.

Según un estudio elaborado por la empresa Randstad, basándose en los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal, el índice de estudiantes en paro ha alcanzado su máximo desde el año 2008. Hasta 84.300 estudiantes no tienen una solución para su futuro profesional más inmediato. Un dato que contrasta con los 53.700 que se registró en el 2008. Y lo que es peor, respecto al año 2013 la cifra ha aumentado drásticamente, ya que se cerró el 2014 con 16.800 estudiantes más en esta nefasta situación.

Unas cifras que podrían ser aún más negativas, si no entramos a valorar que muchos estudiantes ya titulados se ven obligados a aceptar trabajos en restaurantes de comida rápida, para así poder financiarse estudios superiores al no poder encontrar un puesto de trabajo en su sector profesional. ¿Resultado? Una de las generaciones más preparadas está siendo totalmente desaprovechada. Ingenieros, técnicos de radio, periodistas, médicos, profesores, científicos… pueblan hoy las cajas registradoras de los McDonald’s o Burger King de turno. De ahí que viendo cómo está el panorama todos los estudiantes se pregunten: ¿y ahora qué hago con mi vida? ¿qué va a ser de mí cuando termine mis estudios?

Muchas opciones se plantean entre los estudiantes, algunas de ellas como la de alargar más de lo debido su carrera. Por ejemplo, si un estudiante de Periodismo supera su titulación universitaria, pierde el derecho a realizar prácticas remuneradas en empresas de primer nivel como diario AS, MARCA, Europa Press, o La Sexta. Además, al ser uno de los sectores más castigados por la crisis actual, los estudiantes adoptan esta medida para alargar su salida al mercado laboral en vistas de que la situación pueda mejorar.

3

En cambio, la medida más elegida por la mayoría sigue siendo la de continuar sus estudios. Muchos se ven obligados a buscar trabajos temporales para poder costearse esa formación. El máster es la opción más recurrente aunque hay un nuevo fenómeno que está surgiendo entre los estudiantes universitarios y es la de cursar un grado de Formación Profesional.

De hecho, en España el poseer un título universitario o de FP no es un factor determinante a la hora de encontrar trabajo. El 55% de personas con una titulación terciaria se encuentra en paro. Datos más que negativos que provocan que nuestros estudiantes tarden más en terminar sus estudios. El estudiante medio español finaliza su enseñanza universitaria a los 27 años, frente a los 24 del Reino Unido.

El trasvase de estudiantes universitarios a titulaciones de FP es hoy una solución de emergencia aunque ello no garantice un puesto de trabajo en el futuro. Las aulas de FP están envejeciendo a pasos agigantados hasta alcanzar el 40% de alumnos mayores de 23 años en sus aulas, siendo en su mayoría titulados universitarios en paro.