Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Fútbol en la universidad

Fútbol 7 universitario

En Estados Unidos el deporte no resulta una mera actividad física cuyo fin se basa en la diversión y la competitividad sino que significa un estilo de vida. Las universidades estadounidenses son la academia deportiva por excelencia. Una cantera de talentos adolescentes que se abren paso hasta convertirse en verdaderos profesionales.

El deporte universitario español dista mucho de parecerse al americano. Aquí predomina una corriente con un grado de tecnicidad y formalidad inferior. Los clubes de fútbol, en raras ocasiones, se han beneficiado de las dotes universitarias. Aunque un cierto sector que sueña con jugar en la élite trata de seducir a los ojeadores en las competiciones organizadas por el Estado.

Con el paso del tiempo, las universidades españolas han fomentado el deporte entre el alumnado hasta llegar a conseguir equipos serios con jugadores contrastados en el panorama estudiantil. Un deporte, el fútbol, que ha alcanzado un nivel más que competitivo en un torneo que se consideraba más de puro entretenimiento pero por donde ha pasado gente con experiencia en canteras de clubes como el Hércules, el Elche o el Rayo Vallecano. Otros, a pesar de no haber mostrado las habilidades necesarias o requeridas para estas entidades, poseen una historia humana igualmente válida si a la dedicación y el esmero por el fútbol nos referimos.

Daniel Fernández, ‘Ferni’ como se le conoce deslumbró con su rapidez por los campos de la Regional Madrileña hasta los 16 años después de haberse formado en fútbol sala. Dejó el fútbol a cierto nivel competitivo pero siguió dedicándose a su pasión hasta mutar al fútbol 7. Hoy compite en el equipo de Fútbol 7 de una de las facultades de esta universidad además de competir a nivel municipal en el distrito de Aluche.

En Vallecas vive Alejandro Jasso. Un chico que tras su paso fugaz por el equipo de la facultad de la UCM ahora se dedica al arbitraje de forma profesional, en las diferentes categorías de la Regional Madrileña. También fue jugador en las divisiones donde hoy imparte justicia, el mejor capacitado para darnos su visión de lo profesionalizado que está el deporte a nivel universitario.

Es innegable que el fútbol universitario español ha dado un salto cualitativo enorme. Y no solo el masculino, también el femenino. Evolucionará y seguirá dando de qué hablar. Son muchas las diferentes historias que encierran los muros de esta histórica facultad.

Be Sociable, Share!

16 Comments

  1. Estoy totalmente a favor del sistema estadounidense de becas a deportistas de élite. En España aún hay que evolucionar en este aspecto, pero creo que las universidades ya se van concienciando. Además, es una forma de motivar a esta gente a no dejar los estudios por dedicarse al deporte. ¡Ojalá lleguemos al nivel de EEUU algún día!

  2. Me parece una buena iniciativa que en las universidades estadounidenses concedan becas por practicar algún deporte y así poder estudiar en la universidad que uno desea. Eso te motiva además que es algo bueno. Pero tampoco me gusta la idea de que por practicar tal deporte ya lo tengas todo ganado en los estudios. Se deberóa equiparar el estudio con el deporte, ya que en las universidades españolas los deportes están bastante excluidos de forma habitual.

  3. Me parece interesante la comparación del futbol en las universidadess españolas con las americanas. A pesar de que el futbol en nuestro país mueve montañas es cierto que en las universidades no está integrado.

  4. Nos quedan todavía pasos que dar para avanzar en la integración del deporte en nuestro modo de vida y también en la universidad; poder llevar un estilo de vida más sano con la práctica del ejercicio físico sería una buena forma de prevenir enfermedades y llevar una vida más saludable.

Responder a Carolina Gutiérrez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.