Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Fenómeno Fanzine en Madrid

“Fanzine”, una palabra que estamos seguros de que todos habéis escuchado alguna vez pero, ¿ acaso seríais capaces de definirla? Lo cierto es que su origen mismo nos da ciertas pistas para adivinar el sentido de su creación: “Fanzine” es un término híbrido entre “fan” y “magazine”. Es una publicación por y para aficionados.

DSC_0038

Su aparición se da en los años sesenta en Estados Unidos de la mano de la cultura “underground” en un momento convulso en el que las protestas estudiantiles, la defensa de los derechos civiles, la oposición ante la guerra de Vietnam, la aparición de los alucinógenos y la música en todas sus vertientes estaban a la orden del día. La primera expresión de la edición libre surge de la mano de los cómics y a lo largo de las décadas se van desarrollando diferentes hilos temáticos, inspirados por los grandes acontecimientos de cada época.

En la actualidad, el mayor reto al que se han tenido que enfrentar los fanzines ha sido, naturalmente, internet. A pesar de que con el comienzo de las publicaciones online saltaron todas las alarmas entre los asiduos, resulta que gracias al movimiento “DIY” (del inglés “do it yourself” o “hazlo tú mismo”) y por consecuencia de la crisis, las autopublicaciones y autoediciones han vuelto a resurgir.

En España hay cientos de publicaciones, pero dos son referencias comunes para cualquier fanzinero. Mondo Brutto, una revista de artículos sobre la actualidad más estrafalaria, publicada desde 1993, y 2000 maniacos, sobre cine alternativo, en la calle desde 1989 y el más antiguo del país.

Actualmente, algunas universidades y centros culturales promueven cursos gratuitos y de pago sobre este tipo de publicación. Uno de los Fanzine con más repercusión en España es Roberto Vidal, de No.Zines. Realiza talleres gratuitos para promover su arte como el que ya ha realizado en el año 2011, en Matadero (Madrid), durante el festival anual D-fest. En este caso, sus directrices fueron explicadas durante una clase del máster de diseño de editoriales en el Instituto Europeo de Diseño.

Para los artistas españoles del fanzine, el papel: “Es perenne, permite una lectura más reposada. Es un objeto para guardar, tocar y sentir”. La edad media del público, alrededor de 20 años, justifica este discurso, que parece un intento de convencer a los futuros fanzine de que apuesten por publicaciones en papel, en lugar de crear una página web. El objetivo es hacer que los Fanzines confeccionen su propio librito en sí mismos.

Puertas Campo de la Cebada

En el caso de Madrid, los últimos tiempos han sido de pleno auge para estas publicaciones y, de hecho, la capital es protagonista de multitud de eventos fanzineros como el MEA (Maravilloso Encontronazo de Autoedición) o  el Fanzine de Puertas llevado a cabo en el mes de junio de 2014 en el Campo de la Cebada por Supercoño Fanzine para el Espacio Pool. En ellos se reúnen los autores y seguidores de los zines para compartir desde ilustración, hasta música, pasando por la literatura, la comida u objetos de merchandising.

Puertas Campo de la Cebada 2

Algunos de los fanzines y autoeditores que están teniendo más presencia son Ediciones Aerostáticas, Homo Velamine o Los Explosionistas. Con estos últimos hemos tenido la oportunidad de hablar y que nos cuenten en primera persona cómo se vive esto del fanzine. Los Explosionistas, un grupo de nueve jóvenes de la capital que no superan los 22 y años que, como dicen en su Mani fiesto, tienen “dinamita y humor sulfúrico”.

Seremos la violenta respuesta a una sociedad que ha intentado matarnos de aburrimiento.

Según los expertos, estas serían las indicaciones para crear un buen Fanzine:

Contenido. Es lo más importante. Se recomienda que el fanzine sea monotemático, con un número de páginas compatible con la cantidad de material disponible sobre aquello que se va a escribir. El asunto principal determinará la extensión del fanzine, el material utilizado, los colores y la sofisticación del librito.

Diseño. Debe ser pensado a partir del argumento central, complementarlo y dialogar con los textos. El boceto depende de la creatividad del autor y del presupuesto disponible. Se comienza utilizando un A4 de varios colores, hilos, agujas y cola. La mejor técnica es la encuadernación. Los cuadernillos pueden ganar forma cosiendo las hojas, grapándolas o uniéndolas con cola, para que luego puedan despegarse. Para la impresión, se recomienda usar dos colores.

Maquetación. Es el momento de definir la disposición del contenido en las páginas, buscar la armonía entre imágenes y texto, dejar aire entre las columnas, organizar los capítulos con la intención de hacer la lectura más fluida.

Distribución. Se recomienda hacer un listado de tiendas y locales donde el fanzine puede ser vendido o expuesto. Si el tema es la moda, busca establecimientos que tengan interés en distribuirlo a sus clientes, por ejemplo. Si es rock, llévalo a bares, discotecas, tiendas de música, escuelas, salas de concierto, etc. La ambición del autor determina los costes. Hay fanzines sencillos, hechos de hojas de papel A4 dobladas al medio y grapadas. Otros, más elaborados, innovan en la presentación, con páginas con impresión en cera, portadas de plástico o con regalos extras.

Si te ha parecido interesante y quieres conocer más, desde Generación 2.0 te animamos a que busques los puntos de distribución y encuentro de Fanzines en tu ciudad, aquí te dejamos una lista que puede serte útil.

FOTOS de las nuevas publicaciones literarias fanzine, de Roxana Sosa:

DSC_0559 DSC_0561

 

Be Sociable, Share!

6 Comments

  1. Muy buen reportaje. Siempre es interesante leer cosas como estas, sobre todo para que los que no teníamos el placer de conocer el fenómeno Fanzine. Personalmente apoyo la creación de publicaciones independientes; garantizan al cien por cien la libertad de expresión y favorecen una gran variedad de temáticas. Información y entretenimiento para todo tipo de públicos.

  2. Una grata sorpresa, encontrarme con este reportaje. Es interesante que algo como el fanzine esté ahora en auge. Es una herramienta muy importante para la generación de movimientos culturales urbanos e intelectuales que, siendo pequeños, no pueden difundirse con grandes medios pero que tienen mucho que decir. Grandes revistas literarias empezaron como fanzines y grandes autores comenzaron escribiendo en ellos. ¡Qué no se pierdan! Internet puede ser una gran plataforma, no es tan romántica como el papel, pero da mucha facilidad y se amolda a las caracteríscas del fanzine de difusión, ideas propias y hecho por uno mismo.

  3. Yo tampoco conocía lo que era el fenómeno Fanzine. Me parece un artículo muy interesante sobre esto, sobre todo por la aportación final sobre los puntos de distribución y encuentros de Fanzines, esto último lo mejor del artículo!

  4. Nunca dejaremos de aprender cosas nuevas. Desde luego, hoy me quedo con el fenómeno fanzine que desconocía por completo.
    Genial.

  5. Desconocía por completo que era esto de los Fanzine, y la verdad que aparece muy bien explicado en este reportaje. Es interesante y las claves y entrevistas que se recogen me parecen bastante acertadas. Además, me parece muy útil que se facilite una lista para poder acceder a estas publicacione.

  6. Es impresionante la subcultura que se concentra en Madrid. Es una pena que todo el mundo de los fanzines sea tan desconocido. Lo peor de todo es la falta de financiación y de público para un producto muy cultural y creativo; aunque el lado bueno quizá sea que gracias al público reducido mantiene su esencia, de literatura y cultura que se mantiene al margen de las líneas generales.

Responder a Bianca Valdatti Barbaresi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.