Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Exposiciones fotográficas, auge del espíritu moderno

Sala de exposiciones del Jardí Botànic, Universitat de València. Lucía Ibáñez Martínez

Sala de exposiciones del Jardí Botànic, Universitat de València. Lucía Ibáñez Martínez

Poco tiempo después de la invención de la fotografía, los profesionales de la imagen comienzan a considerarse artistas que compiten con los pintores y los escultores. En 1858, el museo de Victoria y Alberto de Londres acogió la primera exposición fotográfica. En el evento, organizado por la Sociedad Fotográfica de Londres y la Sociedad Francesa de Fotografía, se pudieron ver más de 1000 fotografías.

Con la idea de elevar la fotografía como un arte, en el año 1905 Alfred Stieglitz monta en Nueva York la galería ‘291’, la primera sala de fotografía de Estados Unidos. Hubo que esperar algunos años para vivir algo parecido en España. No fue hasta 1989, con la inauguración del IVAM de Valencia, cuando por primera vez un museo se plantea la incorporación de la fotografía como una expresión más del Arte Contemporáneo.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces, pero las exposiciones fotográficas no han cesado de aumentar su popularidad. Hoy en día, museos, fundaciones, centros de arte, salas culturales e incluso bares y cafeterías acogen exhibiciones de fotos de forma constante.

Pero, ¿a qué se debe este boom de las exposiciones fotográficas? Para responder a esta cuestión y conocer con detalle los secretos que se esconden detrás de la organización de una muestra de fotografía, hemos hablado con varios profesionales del sector.

El Museo Nacional Reina Sofía es uno de los grandes centros de arte de Madrid que incluyen exhibiciones fotográficas entre su oferta de actividades. Rocío Robles, comisaria de exposiciones del museo, nos cuenta cómo la fotografía se ha independizado del resto de artes para tener presencia propia en el panorama cultural.

Las exposiciones fotográficas no son sólo cosa de profesionales. Actualmente son muchos los nuevos fotógrafos que tienen la oportunidad de exhibir su trabajo y darse a conocer entre el público. Emma P. López es una joven artista y estudiante de Periodismo que ha logrado hacerse un hueco en el mundo de las exposiciones fotográficas.

Muchos son los que se acercan a disfrutar del arte de la fotografía allá donde tenga lugar una exposición. Algunos de los visitantes de las muestras nos han dado su opinión acerca del auge de las exposiciones, la calidad de las mismas y la información que se ofrece sobre ellas.

Comisarios, artistas y visitantes de exposiciones fotográficas defienden el valor de la fotografía como arte, y todos ellos coinciden en una misma opinión: el actual auge no es una moda pasajera, sino un fenómeno artístico de gran importancia que conservará su popularidad en el futuro.