Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

La evolución del discurso político en España

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En España, la cita electoral siempre había estado entre dos formaciones políticas que desde 1982 eran el PSOE y el PP y que se habían ido turnando en el poder. Pero en las elecciones de 2015 se generó un gran interés derivado de la recomposición política por la aparición de nuevas formaciones.  Esta situación se empezó a desarrollar en las elecciones europeas de 2014, con una baja participación y ausencia de barreras, que provocó la situación idónea para el surgimiento de los nuevos partidos.

El escenario político que se formó para las elecciones generales de 2015 ya no era bipartidista, sino que había cuatro formaciones: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. La repercusión de esto se vio reflejada en los medios de comunicación, derivado de los factores económicos y la difusión de las tecnologías digitales. Algunas transformaciones en los medios de comunicación fue la mediatización de la política, la profesionalización de la información, el paralelismo con la política…

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha facilitado la incorporación progresiva en el marketing político y electoral de nuevos medios o canales de comunicación directa, interactivos y bidireccionales.

Los primeros canales para compartir las ideas correspondientes fueron el correo electrónico, que utilizó Jerry Brown por el partido demócrata en las elecciones americanas de 1992, la página web, que Convergència Democràtica de Catalunya abrió una por primera como partido político español en 1995. Tambien el blogging, el microblogging y las comunidades virtuales se encuentran integrados en el desarrollo de las campañas electorales de los partidos políticos españoles.

La interactividad por parte de los partidos y la ciudadanía siguió creciendo sobre todo a través de los sitios web de las candidaturas, pero la actividad de las formaciones en las redes sociales fue indecisa, lo que provocó tardanza.

Hasta las elecciones generales de 2011 no se consolidó plenamente la utilización de las principales redes sociales como Facebook y Twitter, que reemplazaron a los blogs como herramienta de transmisión del mensaje político. A partir de eso momento, las redes sociales comenzaron a adquirir una gran importancia para las campañas y el estudio de estos canales se volvió necesario. Se hicieron varios análisis cuantitativos sobre la participación de los partidos españoles en los diferentes medios, blogosfera, Facebook y Twitter, durante las campañas muestran la profundización en esta tendencia que empezó en 2011. La red social Twitter se afianza como canal en línea más importante y empleado para la transmisión de mensajes durante la campaña electoral.

Los partidos tratan de movilizar a los ciudadanos difundiendo definiciones de la realidad muy dispares en función de sus objetivos estratégicos. Se puede observar que el discurso de los partidos tradicionales (PSOE y PP) y sus estrategias son distintas a la de las nuevas fuerzan políticas (Podemos y Ciudadanos), que presentan narrativas más generales. PP y PSOE tienen el reto de fidelizar a su electorado compitiendo con nuevos partidos que les combaten su espacio ideológico natural. Este factor contextual influye mucho en la construcción de sus marcos y sus discursos. Así que mientras el PP y el PSOE se centran en recalcar los fallos del otro y los aciertos de cada uno, el discurso de las nuevas formaciones pone el foco en el agotamiento del sistema político en el país y cuestionan su labor.

Las elecciones a cortes generales de 2015 se caracterizaron, como hemos indica anteriormente, en la aparición de Podemos y Ciudadanos, por lo que ya no era una cuestión bipartidista. Se desarrollo una polarización y transformación del discurso político en los medios digitales españoles. Hay una mayor diversidad en las opciones de fuerzas políticas, que supone una mayor diversificación en la cobertura mediática en cuanto a protagonistas y fuentes de la información.

La mayoría de las piezas informativas se enfocan en contenidos informativos sobre la actividad de los partidos en campañas electorales, como mítines, anuncios, visitas, etc. otras cuestiones políticas, como el independentismo, las políticas de desarrollo general y el programa electoral ocupan un gran espacio. Todo esto también lo comentan en sus respectivas redes sociales y paginas web donde los periodistas pueden obtener más datos. En esta campaña electoral de 2015, las cuestiones relacionadas con la campaña, valga la redundancia, centraron la agenda mediática, mientras que las cuestiones sociales no obtuvieron la atención que merecían. En definitiva, la polarización política de los medios de comunicación se consolida como una característica del periodismo español después del 15M y de los cambios políticos experimentados.

En televisión, el infoentretenimiento es una herramienta muy eficaz para la transmisión de mensajes políticos en España. La campaña de 2015 fue una de las más volcadas hacia el espectáculo televisivo. Ahora la información política fluye mejor por los formatos de entretenimiento, dando como resultado una comunicación más diversa y compleja. No quita que exista una tensión entre el poder político y la labor periodística.

El discurso político, en consecuencia, ha ido cambiando con el paso del tiempo y con la aparición de nuevas situaciones y formaciones. La utilización de las redes sociales por parte de las organizaciones políticas, se presenta como una nueva herramienta para transmitir sus mensajes y llegar a la ciudadanía más joven. Twitter se ha convertido en un aliado para publicar libremente las ideas de cada partido sin filtro y al alcance de cualquier persona. También lo utilizan para desbancar a los partidos rivales o para buscar la mofa.

Por parte de los usuarios, en Twitter se da una discusión publica en torno a las elecciones generales en 2015. También se difunden mensajes publicados por medio de los retuits, lo que convierte a Twitter en un vehículo de propagación en red. Ya no es solo importante el discurso popular en televisión, radio o en la prensa escrita, la imagen que dan en las redes sociales refleja la personalidad del partido y por eso tiene que estar muy cuidada y ser consciente de la repercusión que va a tener. Para los medios de comunicación es una fuente más de donde sacar información de cada partido y sus representantes, y comprobar sin tantos filtros las reacciones de los políticos.