Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El posgrado más enriquecedor, en el extranjero

Prácticas y estudios en el extranjeroEl último día de universidad es tan esperado como temido por todos. Al recibir el diploma que acredita como graduado es inevitable preguntarse “¿y ahora qué?”. Y es que son infinitas las salidas profesionales que existen para los estudiantes que terminan su carrera, pero para aventurarse a ellas suele ser necesario algo más que un título de grado, especialmente en tiempos en los que tener un trabajo se equipara a tener un tesoro. Por ello, la opción de realizar actividades de posgrado se erige como la más atractiva para los graduados más ambiciosos, y mucho más si existe la posibilidad de llevarlas a cabo en el extranjero.

Hablamos tanto de prácticas laborales como de estudios enfocados a la especialización: el abanico es extenso. De cara a configurar un currículum que sorprenda a futuros empleadores, abandonar el país de origen para estudiar o trabajar en un entorno totalmente distinto, junto a personas que comparten diferentes visiones y maneras de afrontar los retos sitúa a los jóvenes con experiencias internacionales en lo alto del ranking.

“En la época en la que vivimos no sólo hay que competir con los de tu país, sino también con los de fuera”, explica Laura Hostyn, tutora de los alumnos visitantes a la facultad de ciencias sociales y políticas de la Universidad de Gante (Bélgica). Por esta razón, “adquirir experiencia, tanto laboral como académica, en un entorno internacional favorece innegablemente el enriquecimiento de las aptitudes de la persona que lo hace, ya que aprende de otras que han sido formadas de distinta manera y es capaz de detectar los errores que existen en su propia formación y solventarlos”, precisa.

De esta manera, si bien ‘está de moda’ en la actualidad sumarse a los programas Erasmus, Mundus o similares durante los estudios de grado, es incluso más enriquecedor hacerlo en el posgrado, ya que es el momento en que el estudiante ha asentado su base de conocimientos y en el que avanza en la especialización a la que quiere dedicar su vida profesional. A pesar de que existen infinidad de opciones para salir fuera, frecuentemente el alumnado no las conoce o no sabe cómo aprovecharse de ellas mediante becas y otras formas de financiación. Sin embargo, haciendo una simple búsqueda en internet podrá acceder a diversos programas de prácticas en empresas extranjeras y de becas para realizar estudios de máster y posgrado en universidades de prácticamente cualquier país.

Lo primero que debe tener en cuenta es que, en la mayoría de los casos, todas las convocatorias y las ofertas laborales requieren un conocimiento avanzado de inglés y, al menos, de una segunda lengua (ya sea el español o la del país que se quiera visitar), por lo que la formación en idiomas es crucial. “Buscamos jóvenes con muchas ganas de aprender, pero también con expectativas de poner al servicio de la empresa sus propios conocimientos, de explotar sus cualidades, y una esencial es que manejen las lenguas en las que trabajamos, que son el inglés y el castellano, y la fluidez en otras siempre es bienvenida”, cuenta Ana Castaño, responsable de selección de personal en Unidad Editorial.

Es precisamente en esta empresa donde está realizando sus prácticas de posgrado Belén López, argentina de 22 años graduada en Periodismo y que busca obtener más formación en Ciencias de la Comunicación. Disfruta de una beca de prácticas de seis meses que espera sea extensible a otros tres en la sección de Internacional del diario El Mundo; es un sueño cumplido: “desde que comencé la carrera quise ser periodista de Internacional y en Argentina era un poco más difícil porque no tenemos las herramientas necesarias para poder comunicarnos con el resto del mundo, como las tienen aquí, y por eso valoro muchísimo la experiencia”, cuenta Belén. España, para ella, ha sido la puerta de entrada a Europa gracias a las similitudes culturales. También, el lugar donde está disfrutando de uno de los mejores periodos de su vida: “Me recibieron con los brazos abiertos; los españoles son muy amables y me hacen sentir como en casa”.

Los jóvenes que obtengan su título de grado en universidades españolas y quieran enriquecer su vida laboral desde el posgrado pueden hacerlo en los países de la Unión Europea, donde los requisitos legales son más fáciles de cumplir al provenir de un país miembro. Muchas de las oportunidades que ofrecen empresas de los 28 se pueden encontrar en portales como Europe Internship o el de la Red Eures (European Employment Service), dependiente de la Comisión Europea, donde hay registradas alrededor de un millón y medio de ofertas de casi 4.000 compañías. Si el objetivo es trabajar en Estados Unidos, la organización Internship USA resulta eficaz a la hora de poner en contacto a empleadores con potenciales candidatos. Para los interesados en hacerlo en cualquier otro país, Internship Abroad Program ofrece una base de datos con miles de oportunidades para realizar prácticas en empresas de todo el mundo.

El que también se siente como en casa es Tcheun Styevko, que disfruta de una beca Erasmus para cursar un máster en cine y televisión en la Universidad Complutense de Madrid, a pesar de que en su Francia natal “no hay muchas oportunidades para hacer un máster en otro país”. Y, como él, de Estados Unidos también ha decidido marcharse Mailson Reeder, aunque no ha venido a España, sino que lleva ya dos años estudiando Ingeniería de las Telecomunicaciones en Bélgica. Ribeiro cuenta que en su país “se valora mucho la educación en el extranjero, ya que no es muy común que, con las universidades que tenemos, los estudiantes quieran salir fuera”. Él, tras terminar un grado en Informática, cree firmemente que “haber estudiado en el extranjero incrementará mis posibilidades de conseguir un buen empleo frente a otro candidato que haya hecho los mismo que yo, pero en casa”.

Para los estudiantes españoles que estén interesados en emprender caminos similares a Tcheun y Mailson se convocan cada año cientos de becas para estudiar, incluso, en las mejores universidades del mundo. Destacan las de la Obra Social La Caixa, 145 que ofrecen a graduados con un buen expediente (y mejor nivel de inglés) la posibilidad de cursar estudios de posgrado en Europa, América del Norte y Asía-Pacífico. La Fundación Barrié también sobresale por sus becas para la ampliación de estudios en el extranjero, tanto en forma de ayudas para la realización de máster como para el desarrollo de proyectos de investigación. Si el objetivo es ampliar conocimientos en Estados Unidos, son especialmente atractivas las becas de la Comisión Fullbright, mientras que si se tiene el interés puesto en China, la Fundación ICO ofrece apoyo para estudiar en universidades de Pekín. Los graduados que tengan claro que quieren especializarse en un área en concreto, pueden acudir a la Fundación Iberdrola para consultar las becas que concede para continuar la formación en energía y medioambiente; o a la Fundación Eduarda Justo, si la intención es cursar el tan demandado MBA (Master in Business Administration).

Con todas estas posibilidades sobre la mesa, es decisión última del graduado qué opción escoger.  Pero ha de tener presente que, aunque para trabajar dentro de España puede no ser un requisito fundamental tenerlas, “las experiencias de posgrado más enriquecedoras, tanto a nivel personal como profesional, se adquieren en el extranjero”, relata Carolina Suárez, ingeniera de 29 años y natural de Lanzarote que acaba de conseguir trabajo en una multinacional española tras haber hecho prácticas en Sudáfrica y haber cursado un máster en Francia. De hecho, en palabras de Belén López, “uno estando más lejos se hace más fuerte”. ¿Y quién no quiere fortalecer sus perspectivas de empleabilidad?

Be Sociable, Share!

20 Comments

  1. Irse a estudiar al extranjero es una opción que creo que la mayoría de nosotros contemplamos, ya que además del prestigio que puede darte para el futuro en esta carrera, te sirve para formarte en otras facetas: aprender otros idiomas, crecer como persona, adquirir independencia o empaparte de otras culturas son algunas de las ventajas que creo que te ofrece esta opción.

  2. Estuve un año estudiando en el extranjero y, sin duda, es la experiencia más enriquecedora que he vivido jamás. Además de aprender otra cultura, aprendes de otras formas de estudio, de dar clases, mejoras idioma y…. conoces a gente de diversos países. Es una experiencia increíble y muy recomendable.

Responder a Paula Gómez de Tejada Espinosa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.