Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

¿Estudiar o aprender idiomas?

Hoy en día miles de personas estudian un idioma en academias, colegios, centros educativos… Mientras otras muchas se sirven de un viaje o estancia en un determinado país para adoptar todos los conocimientos posibles acerca de un idioma. ¿Sabemos cuál de estos dos métodos nos puede servir mejor?Encontramos partidarios del estudio de idiomas, y partidarios de la inmersión como técnica alterativa para aprender a hablar una lengua nueva

“Bienvenidos” en distintos idiomas

Piensa en un idioma. El que quieras. ¿Italiano? ¿Alemán? ¿Chino? ¿Inglés?

Ahora piensa cómo quieres hacer posible llegar a hablarlo con soltura. Estudiándolo o aprendiéndolo.

Son muchas las personas que piensan que un idioma debe estudiarse. Que las bases gramaticales son elementales para poder desarrollar un idioma con soltura; mientras otro gran grupo de la sociedad es partidario de la inmersión.

 

¿Y qué es la inmersión?

La inmersión lingüística es la exposición intensiva a cualquier lengua, viviendo en comunidad en la que se hable ese idioma de forma habitual, de manera que no puedas comunicarte usando tu idioma nativo. Así, consigues aprender un idioma más rápido, y lograr posiblemente el bilingüismo.

Encontramos partidarios del estudio de idiomas, y partidarios de la inmersión como técnica alterativa para aprender a hablar una lengua nueva

La inmersión lingüística es la exposición intensiva a cualquier lengua.

Para comprender mejor la cuestión preguntamos a estudiantes de distintas nacionalidades.

 

Demostrado queda que los mejores estudiantes son aquellos que aprovechan todas las oportunidades posibles para practicar y aprender.

Debemos mejorar nuestra capacidad de aprendizaje de idiomas adoptando una serie de estrategias que nos pueden ayudar a sacar partido a todas las oportunidades que se nos presenten. Estas serían:

    • Hablar, hablar, hablar y hablar
    • Hablar aunque no se nos entienda
    • Unirnos a gente, grupos de estudio, cafés
    • Aprender frases estándar para que la conversación no decaiga
    • Iniciar conversaciones, ¡con quien sea!
    • Hacer preguntas para autocorregirse
    • Hacer que tu mente piense en ese nuevo idioma, y no en tu nativo
    • Hacer bromas, utilizar expresiones de relleno aunque no tengan sentido

Nos hacemos eco del fenómeno desde el punto de vista del desarrollo de aplicaciones móviles.

Encontramos partidarios del estudio de idiomas, y partidarios de la inmersión como técnica alterativa para aprender a hablar una lengua nueva

Idiomas

Debemos decidir cuál es nuestro objetivo: si saber defendernos en un idioma, poder tener una conversación extensa, o llegar prácticamente a ser bilingüe. No importa la meta, nada es difícil. Todo es ponerse. Es mejor practicar poco a poco con regularidad que intentar aprenderlo todo en poco tiempo.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.