Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Estafas en la red y en la Deep Web

Agente del servicio de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

Agente del servicio de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

Al principio nos parecían una locura, casi de “kamikazes” que estaban pidiendo a gritos que les quitasen el dinero a cambio de un producto que jamás iba a llegar pero en los últimos años las compras a través de Internet han dejado de ser algo del otro mundo para pasar a formar parte de nuestro día a día.

Y es que si algo es innegable es que cada vez más gente se anima a ir de compras sin salir de casa ya que son todo ventajas: uno se olvida de coger el coche, de recorrerse todas las tiendas para que el producto que queremos esté agotado, podemos pagar mediante el método que prefiramos y, ¡además nos llega directamente a casa!

Pero aunque este tipo de compra se haya estandarizado no podemos obviar que el peligro que corremos de ser estafados es algo real. A la par que las tecnologías, los métodos de los estafadores también van evolucionando de una forma cada vez más rápida y sorprendente. Y es que aunque muchos estemos curados de espanto y creamos que lo hemos visto todo, no dejan de surgir formas de lo más originales para quedarse con ese dinero que con tanto esfuerzo hemos decidido invertir.

Es cierto que portales de compras importantes a nivel internacional como la famosa Ebay han adaptado a su método de compra diversos protocolos de seguridad para que ese número de estafas se reduzca drásticamente. Desde el pago con Paypal, un intermediario que nos permite pagar con nuestra tarjeta de crédito sin que el comprador sepa ningún dato más de los estipulados, hasta la posibilidad de hacer denuncias en la propia página y advertir a los demás usuarios.

Pero la pregunta que nos viene a la mente a muchos de nosotros es la siguiente: ¿además de la seguridad instaurada en algunas páginas web, realmente existe un protocolo de la Guardia Civil capaz de actuar contra estas estafas o estamos desprotegidos frente a la red? La Guardia Civil no sólo tiene en su página web un protocolo para protegernos de las amenazas externas sino que también ha puesto a disposición de los usuarios un cuestionario con el que podremos denunciar cualquier actuación que consideremos ilícita en la web. Pero no solo la web que nosotros conocemos se presenta como una amenaza potencialmente peligrosa en manos de usuarios inexpertos.

Durante esta aventura hemos ahondado en los recovecos que encierra Internet y nos hemos topado con un término y una realidad que últimamente está en el punto de mira de las autoridades: la Deep Web, el espacio de la red que nunca vemos y que nos es ocultado ya que no corresponde al contenido indexado en la web. Para conocer un poco más lo que es esta parte de internet y qué peligros realmente conlleva, hemos querido entrevistar al informático José Luis Garríguez.

Be Sociable, Share!

16 Comments

  1. Yo también tenía mis dudas y prejuicios en cuanto a las compras por Internet, pero con la práctica y el conocimiento necesarios, se disiparon rápidamente.
    Veo fundamental tener a alguien al lado que sepa del tema y te guíe, a quien puedas preguntar qué páginas y métodos son seguros y cuáles no. Es verdad que donde hay negocio, hay estafadores, pero basta con saber manejarse por la red y no ser excesivamente confiado para no caer en la trampa.

  2. Es cierto que Internet nos proporciona infinidad de ventaja, pero también es cierto que debemos tener mucho cuidado con las paginas que visitamos y los lugares donde realizamos nuestras compras si no queremos llevarnos un disgusto.

  3. Como todo, un lado bueno y un lado malo. Siempre que haya un beneficio económico parece que tienen que aparecer los posibles estafadores para sacar rendimiento, e Internet no se ha librado, por ahora, de esto.

  4. Internet tiene grandes ventajas pero también muchos peligros. Nunca sabes de quién ni de qué te puedes fiar, y las estafas económicas son aún más fáciles de realizar en la web. Mucho cuidado con dar números de cuenta o de tarjeta allá donde se nos pide; nunca se sabe quién está detrás o quién puede estar accediendo nuestra información.

Responder a Beatriz Brea Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.