Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El papel de la mujer en los medios de comunicación: diferencias de género

En los últimos años, ha habido numerosos estudios, tanto cuantitativos como cualitativos, que dan cuenta del tratamiento que se da a las noticias por parte de los medios de comunicación. No tan numerosos son los estudios que se preocupan del tratamiento de las noticias con una mirada de género, es decir, que tienen en cuenta los roles diferenciados que desempeñamos mujeres y hombres en esta sociedad y a la distinta valoración que ambos tenemos y recibimos en ella.

Estas últimas investigaciones han sido realizadas esencialmente por grupos de mujeres y/o por investigadoras y comunicadoras interesadas en que los medios incorporen, poco a poco, los cambios culturales y sociales de los últimos años.

Comunicación y género han sido poderosos significantes de los profundos cambios y actual modernidad en la cual estamos inmersas. La dimensión de género -en tanto temática social- y los medios de comunicación se han desarrollado y transformado con gran rapidez en las últimas décadas.

Sin embargo, estas transformaciones han tenido como resultado desarrollos divergentes, manteniendo el sino de la complicada relación entre los medios de comunicación y los movimientos sociales. Aunque reconocemos que la relación entre los medios y las mujeres se establece en el marco de las desigualdades preexistentes a la expansión comunicacional, y que ellos no son los causantes de la marginación y desigualdad de las mujeres frente a los hombres; la manera de presentarlas, proyectarlas, representarlas o usarlas, puede potenciar o disminuir no sólo su marginación, sino también las inequidades de género.

La realidad nos muestra que la relación entre ambas dimensiones ha sido compleja. Esto no ha sido fortuito, más bien es el claro resultado del funcionamiento de dos lógicas distintas: una, definida principalmente por el mercado y otra, por la visión académica, social y política inherente a los estudios de género.

En la vida de hombres y mujeres han ocurrido grandes transformaciones en sus vidas social y cotidiana. Estas han dado paso a una reordenación de los indicadores objetivos de la organización social, y de los factores subjetivos de las construcciones simbólicas de los nuevos sentidos de hombres y mujeres. Los medios de comunicación, a pesar de la modernidad, no han logrado incorporar plenamente estas transformaciones significativas en la representación del orden socialmente establecido en las relaciones de género.

El periodismo es fundamental para la ciudadanía. Durante mucho tiempo fueron los hombres quienes dieron a conocer las novedades del día a día. Ellas no escribían, pero a veces si se escribía para ellas aunque de un modo muy estereotipado. En ese mundo dominado por varones, algunas mujeres tomaron las riendas de la información y escribieron magníficos artículos. Sus trabajos supusieron un hito histórico en el periodismo. Un ejemplo del que aprender. Sin embargo, muchas de esas mujeres han sido negadas constantemente en los libros y apuntes. De aquellas féminas no queda ni rastro, pero su influencia ha sido fundamental para que las mujeres periodistas actuales ocupen las redacciones. Desde aquellas primeras periodistas a las actuales han cambiado muchas cosas. Hemos conseguido muchos logros. Nos hemos abierto camino en el periodismo. Pero aún queda mucho por conseguir: mujeres en puestos de responsabilidad en los medios de comunicación, equidad económica e igualdad en las secciones.

En la década actual se ha realizado una encuesta nacional representativa a 390 periodistas dentro del estudio internacional “Worlds of journalism study”. Los resultados muestran que los patrones de desigualdad femenina más citados en la bibliografía científica (infrarrepresentación, barreras en la carrera profesional y salarios inferiores) prevalecen en las empresas de comunicación españolas. También confirman la hipótesis de las 3R (la ratio del Residuo Reforzado Recurrente): los hombres ocupan tres cuartas partes de los cargos de máxima responsabilidad gerencial y dos tercios de los puestos de toma de decisiones sobre contenidos, a pesar de que ellas poseen mayor formación académica y mayor nivel de estudios de capacitación en la práctica del periodismo. Ellas obtienen, además, salarios inferiores y tienden a ocupar cargos de mayor responsabilidad editorial en los medios digitales, donde se observan mayores avances hacia la igualdad.

En 2020, dos de cada tres mujeres periodistas denuncian la falta de expectativas de promoción en su trabajo, según el ‘I Estudio sobre la situación de las mujeres periodistas en España’, realizado por la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), junto con Ideara, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Asimismo, el estudio señala que un 2,5% de las profesionales del periodismo considera que hay una presencia igualitaria de mujeres y hombres en puestos directivos, frente a un 95,6% de las periodistas que cree que estos puestos de responsabilidad están copados mayoritariamente por hombres. De las periodistas que se encuentran en ámbitos de responsabilidad, el 4,3% coordina equipos de más de diez personas.

En este sentido, un 88,2% de las encuestadas lo atribuye a razones estructurales (redes de relaciones masculinas) y a estar condicionadas por la esfera privada, y el 7,7% de las participantes opina que tiene las mismas oportunidades de promoción o ascenso que un hombre. Además, la investigación destaca que casi seis de cada diez mujeres periodistas aseguran que se autoexigen más que un hombre por el hecho de ser mujeres. También, denuncian que en las mujeres se consideran defectos algunos de los rasgos valorados positivamente en los periodistas hombres, como puede ser la ‘agresividad’ profesional.

Respecto a las tareas que se desempeñan, el informe indica que en general se considera que las mujeres están relegadas a tareas más sistemáticas, tediosas y de menor valía que los hombres, ya que el 25,5% piensa que ocurre siempre o casi siempre, y el 43,5% afirma que ocurre, pero que depende del tipo de puesto. Además, la discriminación salarial existe para el 66,5% de las periodistas.

El estudio también refleja que existe una «alta presencia» del acoso en redes sociales y, en algunos casos, fuera de ellas, por el hecho de ser mujer, ya sea sufrido por ellas mismas o por otra compañera de su entorno. También se denuncia que la mujer sufre críticas «mucho más agresivas» que el hombre, cuyo objetivo suele ser humillar a la profesional y atacar en lo personal aparte de en lo profesional (insultos, comentarios con respecto al físico de la periodista, etc.). En estos casos, la medida más frecuente es silenciar o bloquear las cuentas del origen del acoso (40,7%), aunque en un 16,5% no se hizo nada.

Refleja también que existe una alta presencia de acoso en redes sociales, y en algunos casos fuera de ellas, por el hecho de ser mujer, sufrido por ellas mismas o por compañeras de su entorno. Asimismo, se denuncia que la mujer sufre críticas mucho más agresivas que el hombre, con el objetivo de humillar a la profesional y atacar en lo personal, aparte de en lo profesional, con insultos o comentarios sobre su físico.

En estos casos, la medida más frecuente que las mujeres periodistas adoptan es, en un 40,7% del total, silenciar o bloquear las cuentas del origen del acoso. Aunque la PDLI también ha mostrado su preocupación por el 16,5% de ellas que no hicieron nada.

Por último, refleja que en el sector privado se percibe una mayor desigualdad de género que en el público, igual que en empresas grandes respecto a las de menor tamaño. La televisión, según ellas, es el sector en el que se hace un mayor uso mercantilista de la mujer.

 

ENTREVISTAS

Carlota Coronado Ruiz es licenciada en Comunicación Audiovisual y Doctora en Periodismo. En la actualidad es Profesora en la Facultad de Ciencias de la Información, Departamento de Historia de la Comunicación Social de la Universidad Complutense de Madrid. Alterna su trabajo como docente e investigadora con la producción de cortometrajes y obras  audiovisuales.  En  los  últimos  diez  años,  los  cortos  producidos  por  Carlota  Coronado  han  obtenido  más  de  doscientos  premios  en  festivales  internacionales,  algunas  tan  prestigiosos  como  el  Goya  2015  al  Mejor  corto  de  animación  («Juan  y  la  nube»).

A continuación, nos ofrece su opinión sobre el papel de la mujer en la sociedad y en el mundo de los medios de comunicación desde un enfoque didáctico.

    • Parte 1 entrevista: 4 primeras preguntas.
    • Parte 2 entrevista: resto.

Nacida en las Islas Baleares, Angy Galvín, Doctoranda en Periodismo, nos concede esta entrevista. Aprendió en Europa Press, COPE y TVE. Ahora trabaja en eldiario.es. Interesada en la política, en la memoria histórica y en el sistema mediático, nos aporta su visión de la mujer en los medios, experiencia que vive cada día en primera persona.

    • Entrevista Angy Galvín.