Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El movimiento feminista

¿Qué es?

El feminismo es un conjunto heterogéneo de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales que tiene como objetivo la búsqueda de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y eliminar la dominación y violencia de los varones sobre las mujeres, además de una teoría social y política.

Manifestación

Manifestación feminista en Santiago, Chile, el 8 de marzo de 2020 / Gtres

Orígenes

Desde el Antiguo Régimen los «poderes» femeninos como el derecho político a votar o el derecho a la libertad de expresión estaban ausentes. A la población femenina se la relacionaba con lo doméstico y la subordinación al hombre. Durante los siglos XVIII y XIX, el objetivo principal era la consecución de la igualdad jurídica y de las libertades y derechos políticos, pero la República no estaba dispuesta a reconocer estas funciones a las mujeres. Es por ello que en Europa Occidental y Norteamérica se inició la lucha por la igualdad de la mujer y su liberación.

A partir de ahí nació el movimiento sufragista, considerando que las mujeres sufrían discriminaciones semejantes independientemente de su clase social, y contaba con dos objetivos: el derecho a voto y los derechos educativos. Para ello, las mujeres se envolvieron en una lucha directa que provocó que fueran encarceladas tras recurrir a huelgas de hambre y actos terroristas.

En la década de los 60 surgió el feminismo liberal, caracterizado por definir la situación de las mujeres como una desigualdad y querer lograr la igualdad entre sexos. Las liberales promovieron la inclusión de la mujer en el mercado laboral. Por su parte, Betty Friedan creó la Organización Nacional de Mujeres, que consideraba que los problemas de las mujeres tenían solución si éstas ampliaban los derechos adquiridos y se incorporaban a la vida pública. No obstante, también surgió el feminismo radical, caracterizado por su oposición al anterior, defendiendo que ninguna mujer está por encima de otra y las líderes estaban mal vistas.

La primera decisión política del feminismo fue la de organizarse de forma autónoma y separarse de los varones, lo que llevó a la construcción del Movimiento de Liberación de la Mujer. Así se produjo la división dentro del feminismo radical entre «políticas» y «feministas», pero todas ellas formaban parte de este colectivo por su posición antisistema y por su afán de distanciamiento con el liberal. La diferencia entre ambas es que las políticas relacionaron la opresión de las mujeres con el capitalismo, mientras que las feministas identificaban a los hombres como beneficiarios de su dominación.

Ya en los 80, fueron apareciendo multitud de grupos pequeños e informales en los que las mujeres se reunían, intercambiaban experiencias, promovían la auto concienciación… Muchos de estos se han ido transformando en asociaciones que ofrecen apoyo a las mujeres.

Manifestación

Manifestación feminista en Washington en 1917 / Gtres

Feministas en el siglo XIX – XX

  • Clara Campoamor. Nacida en Madrid el 12 de febrero de 1888. En 1923 participó en un ciclo sobre el feminismo, y más tarde implantaría en el Parlamento Español el sufragio universal, a pesar de que las Cortes de la Segunda República intentaron acabar con su iniciativa.
  • Frida Khalo. Nacida en México en 1907. Fue una pintora de principios del siglo XX que destacó en un mundo de hombres gracias a sus cuadros, donde representaba la seguridad en sí misma, y con los que abrió camino a todas las mujeres. En sus obras representaba sobre todo su sentimiento de libertad, con temas como el aborto, la lactancia, o la sexualidad, que en la época en la que se encontraba eran temas tabúes. También fue una importantísima figura política, defensora del marxismo y de los derechos de los indígenas. Frida dio voz a muchas mujeres enjauladas, las cuales no tenían libertad, y su única salida en la vida era el matrimonio.
  • Simone de Beauvoir. Nacida en Francia en enero de 1908. Fue escritora y filósofa. Su marido fue Jean-Paul Sarte, con el que llevó a cabo una serie de principios basados en la concepción de la mujer. En muchas de sus obras trata temas como la libertad, la situación y el compromiso. Trataba el tema de cómo la mujer no era libre en esa época, además de fundar la Liga de los Derechos de la Mujer junto a otros feministas.
  • Concepción Arenal. Nacida en España en 1820. Fue la primera feminista española, quiso romper los esquemas. A pesar de que estaba prohibido estudiar para las mujeres, consiguió graduarse en las carreras de Derecho, Sociología, Historia, Filosofía e idiomas. En 1855 comenzó a dar su opinión y críticas sobre la marginación de la mujer, entre otros asuntos.

En el siglo XXI también algunas caras conocidas han decidido llevar el feminismo por bandera, entre las que se encuentran Beyoncé, Emma Watson o Madonna.

Feminismo en la educación

En el terreno educativo fue donde más avanzó el feminismo español. En 1850, la Institución Libre de Enseñanza buscó el avance de la educación, la enseñanza y la cultura femenina. Sin embargo, en las escuelas se siguieron transmitiendo pautas de comportamiento basadas en la función doméstica de la mujer.

Isabel Tajahuerce, profesora de Comunicación y Género en la Universidad Complutense de Madrid nos cuenta que cree que lo más importante para crear una sociedad feminista son las políticas públicas y la necesidad de cambio en el ámbito universitario. Para ella es fundamental modificar el conocimiento.

A lo largo de todo el siglo XIX el analfabetismo femenino rondaba al 70%, pero en 1910, se produjo el reconocimiento oficial del derecho a la educación superior.

“En España las mujeres llevamos apenas un siglo en la universidad, pero a pesar de todo este tiempo el conocimiento sigue siendo androcéntrico, no se ha modificado en absoluto pese a que tenemos leyes que hablan de la inclusión”, asegura Isabel Tajahuerce, y dice que cree que muchas veces hablamos de las universidades vinculándolo al tema de la educación, pero no al tema del conocimiento.

Uno de los objetivos del feminismo ha sido siempre establecer un proyecto educativo para mejorar la realización de las mujeres. La profesora de Comunicación y Género considera fundamental que en las universidades se empiecen a incorporar asignaturas de género que permitan que quienes luego van a trabajar tengan una perspectiva de género, y recalca que: “necesitamos formación específica, ya que puedes tener buena intención, pero buenas intenciones no son formación”. La perspectiva de género en la educación analiza las formas culturales de ser hombres y mujeres diciendo que los hombres padecen un proceso que los incitan al dominio y a la inexpresividad de sus emociones, aunque también hay hombres excluidos respecto a la hegemonía masculina.

Por tanto, lo ideal sería una educación con perspectiva de género, que se dirigiese a hombres y a mujeres cambiando las actitudes, valores y prácticas. Nos quedamos con esta frase de Tajahuerce: “El empoderamiento femenino se consigue con formación, sabiendo. El saber es fundamental”.

 

Manifestación

Manifestación en Madrid en contra de ‘La Manada’ / Gtres

Día de la Mujer y organizaciones

Desde 1909 el Día Internacional de la Mujer es un día muy importante que se celebra en marzo. En principio se creó para dar protagonismo a la mujer trabajadora y más tarde para celebrar el Día Internacional de la Mujer, ya no solo desde el ámbito laboral, sino desde cualquier punto de vista social. La Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció este día en el año 1975, y en 2010 creó ONU Mujeres, con la que se apoya la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Hay diversas especulaciones sobre cómo empezó a celebrarse este día. Una de las versiones más famosas es la de un incendio de una fábrica textil en Nueva York en el año 1857. Algunas investigadoras feministas afirman que lo sucedido ese año fue una marcha convocada en marzo por el sindicato de costureras de la compañía textil.

De nuevo en marzo, pero en 1909, 140 mujeres murieron calcinadas en una fábrica textil, ya que vivían encerradas en condiciones devastadoras. En el año 1910, Clara Zetkin convocó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, en honor a todas aquellas mujeres trabajadoras que se organizaron en contra de la explotación del capitalismo de la época.

 

Sara Velasco, una de las integrantes de la asociación feminista Olympias de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, nos ha concedido una entrevista en la que nos ha expuesto su punto de vista acerca del feminismo actual. Esto ha sido lo que nos ha contado:

 

Además, hemos podido conocer las diversas opiniones que existen entre los más jóvenes sobre este movimiento, a quienes se les ha preguntado cuestiones como si alguna vez han vivido una situación de discriminación hacia la mujer o si consideran que hay que ser activista para ser feminista.