Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El hundimiento de la cafetería de Ciencias de la Información continúa sin resolverse

División de la cafetería

Pasillo de enlace de las dos partes

Una parte de la cafetería de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) lleva meses parcialmente cerrada. Ahora está dividida en dos. Unas vallas improvisadas con tablones de anuncios delimitan la zona afectada bajo un cartel en el que se puede leer “Prohibido el paso”. Desde entonces, los alumnos y profesorado se ven envueltos en una extraña situación.

Una barra temporal situada en la parte trasera de la cafetería da solución a un problema de que todavía no se conocen causas ni efectos. Los estudiantes del centro no cesan de preguntarse cuándo se solventará el problema, una cuestión que tampoco tiene respuesta. “Tratándose de una de las universidades más prestigiosas de España, es vergonzante que los alumnos y trabajadores no podamos disfrutar de una cafetería en condiciones. En mi caso, es muy incómodo tener que dar un rodeo para calentar la comida en los microondas y después volver al comedor para sentarme con mis amigos,” asegura Javier Rodríguez, alumno de cuarto de Periodismo.

La situación ha llegado a tal extremo que algunos alumnos han tenido que “esperar turno a la hora de la comida, debido al reducido aforo de mesas existentes” afirma Jaime Rebollo, alumno de segundo de Publicidad.

El desconcierto no sólo se ha apoderado del alumnado. Los trabajadores tampoco vislumbran la solución del problema de un suelo del que aseguran estar dañado desde hace mucho tiempo. Los defectos del pavimento han venido haciendo estragos a lo largo de los últimos años y, finalmente, se ha llegado a una situación incómoda, la cual no parece tener fecha límite.

«Llevamos mucho tiempo aguantando, la gente pregunta y la situación empieza a ser desesperante«, afirma Patricio, uno de los responsables de la cafetería. Para «Patri», que ya cuenta más de 10 años sirviendo a los estudiantes «la cosa se ya ha llevado por mal camino. Todo era mucho más fácil».

Pasillo de la cafetería de Ciencias de la Información

Sillas y mesas vacías por culpa del hundimiento

Semanas después, las obras aún no han comenzado y un estrecho pasillo vuelve a conectar desde hace varios días ambos edificios sin tener que sortear obstáculos ni improvisar caminos imposibles. Insuficiente para una cafetería que sigue pidiendo a gritos una pronta solución a fin de recobrar la normalidad de hace unos meses, antes del suceso en cuestión.

Mientras tanto, las soluciones no llegan y las preguntas siguen invadiendo el colectivo universitario, sin tener respuesta por parte de una decana que aboga por el silencio.

¿Qué ocurre?, ¿Supone un riesgo para los alumnos? ¿Cuándo se solucionará?. Demasiadas preguntas sin respuesta en lo que algunos estudiantes ya denominan como «Ciencias de la Desinformación».