Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

El fútbol más educativo

Fútbol base, valores

Ayto. Cartagena

El deporte rey por excelencia es mucho más que un juego, enseña a los niños y niñas valores educativos como el compañerismo, el compromiso y el trabajo en equipo.
Desde que somos niños, en los colegios y en nuestras casas nos transmiten lo divertido que es el deporte. La lista de actividades extraescolares es amplia, pero entre los deportes que más adeptos gana, destaca el fútbol. Un juego en el que no solo los niños y niñas aprenden a desarrollar condiciones físicas sino que además, van adquiriendo unos valores que les harán crecer como personas.

Compañerismo, motivación, amistad, confianza, esfuerzo, apoyo, compromiso, disciplina, participación, competitividad, tolerancia, autocontrol, trabajo en equipo, autoestima, superación personal, perseverancia, deportividad… son solo algunos de los valores educativos que el fútbol enseña a los más pequeños. Por eso hay muchas familias que se embarcan en la aventura de animar todos los fines de semana a sus hijos e hijas en el campo de fútbol.
Como menciona el libro “Fútbol, fenómeno de fenómenos”, de Francisco Alcaide Hernández, que recopila testimonios de futbolistas y organizaciones sobre los valores educo-formativos de dicho deporte: Según la FIFA “el fútbol es una escuela de vida con un gran valor educativo, sobre todo para niños y adolescentes, quienes deben aprender a aceptar las derrotas con estilo y dignidad, armonizar en grupo, ser solidarios y alcanzar metas como equipo.”
En este reportaje nos fuimos al campo de fútbol ‘Javier Camuñas’ en Parla, para comprobar cómo los más pequeños disfrutan y aprenden de la mano de jóvenes entrenadores que, a su vez, son jugadores, y de cómo los padres entienden los beneficios del deporte en sus hijos.

Los entrenadores cuentan la relación que tienen con los más pequeños desde su doble papel de instructores y jugadores de categorías superiores. Por un lado tienen que educar y formar a los niños a través de la disciplina y el respeto pero al mismo tiempo, no pueden olvidarse de que se trata de un juego y desarrollan una estrecha relación de amistad con ellos.
Aparte de la Real Federación Española de Fútbol, existen numerosas y variadas escuelas futbolísticas en las que los niños pueden irse abriendo hueco a través de su equipo favorito. Entre las más destacadas están las 20 escuelas gestionadas por la Fundación Real Madrid; los 70 equipos asociados que lleva el Atlético de Madrid, dirigidos por el exfutbolista Quique Estebaranz; la Unión Deportiva de San Sebastián de los Reyes, dirigida por los exfutbolistas Pedro Riesco y Juan Sabas; la Escuela del FCBEscola del Barcelona, entre otras.

Todas estas escuelas, destinadas a niños a partir de los cinco años y hasta los 11 o 16, se basan en las premisas de dotar de las capacidades y el potencial necesario para jugar al fútbol, al mismo tiempo que de inculcar a los niños y jóvenes los valores y principios para formarlos como jugadores y como personas. Algunos de los niños que se apuntaron a estas escuelas salieron de las canteras siendo hoy en día grandes futbolistas como Fernando Torres y David de Gea.

En vistas de que llega el verano y muchos padres deciden mandar a sus hijos de campamento, una de las opciones cada vez más solicitada son los Campus de Verano de fútbol. Escuelas abiertas durante los meses vacacionales que se centran en el fútbol para que los niños desarrollen sus capacidades en dicho deporte, pero sin dejar de lado la formación en otros valores afectivo-sociales.
Cada día, miles de niños juegan al fútbol mientras aprenden importantes lecciones de vida y mejoran su salud. El fútbol no solo es eso que vemos en la tele, que mueve dinero y genera violencia, también es un grupo de ‘personitas’ dando patadas a un balón, corriendo, gritando y, cómo no, disfrutando.

Be Sociable, Share!

25 Comments

  1. Estoy completamente de acuerdo con el reportaje, muchas veces nos quedamos sólo con el fútbol de élite en el que se mueven demasiados intereses y en el que prima el dinero, dejando en segundo plano los valores. Pero el fútbol es una academia de valores para los niños pequeños, el compañerismo y la generosidad priman en los entrenamientos de los niños tal y como hemos comprobado en el vídeo.

  2. Cuánta razón. El fútbol es mucho más que un juego. El deporte en equipo, en general, ayuda mucho a los niños a formarse como personas.

  3. Una manera muy bonita para que los más pequeños aprendan a trabajar en equipo donde, además se divierten!

  4. El fútbol, de siempre, ha servido para inculcar a la gente, desde pequeños, diversos valores fundamentales, como trabajo en equipo, solidaridad, esfuerzo…Un gran reportaje, no podría estar mas de acuerdo con él.

  5. El deporte es una forma de vida. Todo deporte fomenta la relación entre las personas. Desde pequeños nos enseñan no solo a crecer desde un aspecto deportivo sino también a disfrutar y compartir momentos con tus compañeros y/o amigos. El deporte es una de las mejores escuelas educativas.

  6. El reportaje rescata el sentido del fútbol alejándose de lo meramente competitivo y el negocio de los clubes. Los más pequeños van a aprender valores importantes con esa doble tarea de educar en fútbol y en lo que este simboliza. Buen reportaje.

Responder a Alonso Gallego Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.