Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Conflictos universitarios: ¿cómo defenderse en la UCM?

¿Sabías que por LOU 6/2001 todas las universidades españolas están obligadas a tener un defensor de los estudiantes?, ¿sabías que la Universidad Complutense fue la primera en implantar esta figura hace más de 30 años? Si tu respuesta a estas dos preguntas es no, te encuentras entre la mayoría de alumnos que desconocen los mecanismos para su defensa.

 

 

Ante la desinformación, los alumnos son los que descubren los pasos a seguir para formalizar su queja cuando tienen un conflicto. Según una encuesta en la que han participado 55 estudiantes de la UCM, el 65% de los que han realizado una reclamación se han sentido desorientados.

 

 

Tal y como reflejan en sus testimonios, ninguno sintió resuelta su causa. Pero no son los únicos, el 85,7% de los encuestados tampoco lograron lo que esperaban con su reclamación. Sin embargo, este dato no queda reflejado en la última Memoria de la Oficina de la Defensora Universitaria, en la que se afirma que los alumnos evalúan con un 8 de media la satisfacción con el servicio.

 

 

Según la Defensora Universitaria, María Isabel Aránguez, son múltiples las causas que llevan a los alumnos a su oficina. Desde cuestiones meramente administrativas hasta cuestiones más relevantes. Pero en términos generales, las reclamaciones más habituales se reparten de manera muy equitativa entre las cinco siguientes.

 

 

Ninguna facultad quiere verse señalada como la que más recursos presentas, aunque según la Defensora esto no es un síntoma de que el centro sea más conflicto, sino que los alumnos cuentan con más información sobre este tema y hacen uso de su derecho. Dentro de la Universidad Complutense, las facultades que encabezan el ranking son Educación con 133 expedientes tramitados y Filología con 74. En las antípodas se encuentran la facultad de Óptica y Trabajo Social con 3 expedientes tramitados el pasado año.

 

 

Ante el desconocimiento de los canales de defensa, los alumnos suelen recurrir a instancias superiores antes de agotar las vías previas. A la hora de presentar una reclamación relacionada con el conflicto con un profesor, primero se debe acudir al departamento del que forma parte el docente. Si el alumno no está conforme con la resolución, tiene la opción de recurrir al Vicedecanato de estudiantes de cada Facultad. Jesús Román Zaragoza y Evangelina Soltero, vicedecanos de Farmacia y Filología, aseguran atender las peticiones de defensa de sus alumnos. En caso de que el estudiante no consiga lo esperado, puede acudir al Vicerrectorado de estudiantes.

 

 

Muchos alumnos remiten directamente su queja a la Oficina de la Defensora Universitaria, encabezada actualmente por María Isabel Aránguez Alonso. Esta es la última instancia a la que se puede acudir a la hora de presentar una declaración. El cargo de Defensor Universitario tiene algunas garantías como que no es elegido por el Rector, sino por profesores, alumnos y Personal de Administración y Servicios, reunidos en consejo. Además, la persona que ocupa el cargo no puede permanecer en el mismo más de 6 años.

 

 

Uno de los elementos que provoca el mal funcionamiento del sistema es la falta de información sobre el tema. María Isabel Aránguez afirma que este problema se podría solucionar con una exposición sobre los canales de defensa en el Acto de Bienvenida de cada curso escolar.

Por su parte, los estudiantes coinciden en que el sistema es inaccesible, distante y que en un conflicto con un profesor se encuentran en una posición vulnerable. Una de las causas, señalan, se debe a aspectos como el de la confidencialidad. Algunos alumnos apuntan que sus datos personales son enviados al docente y esto puede provocar represalias por su parte. Sin embargo, la Defensora del Universitario sostiene que esto solo ocurre en casos como la reclamación de notas, en la que es necesario que el profesor conozca la identidad del alumno para poner solución al caso.

Todos los entrevistados; alumnos, profesores y miembros de las instituciones, coinciden en que el sistema es mejorable.

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.