Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Danza como forma de terapia

Es evidente que el arte puede curar. Cuando pensamos en una persona con discapacidad nos centramos sólo en aquello que no puede hacer. Sin embargo, al verlos en un escenario nos damos cuenta de que no hay nada imposible para ellos, es la sociedad la que les pone las barreras. En la danza las desigualdades desaparecen, no importa que uno sea alto o bajo, que esté en silla de ruedas o tenga discapacidades psíquicas ya que sobre un escenario sólo importan los artistas. La danza se puede considerar una terapia no sólo para personas con discapacidad sino también para todos los que la realizan. Bailar ayuda a evadirte de tus problemas y pensamientos, convirtiéndose en una forma de expresión a través de bellos movimientos. Este tipo de arte da libertad e independencia que incluso personas sin ninguna discapacidad necesitamos aprender.

danzaterapia

Danzaterapia para discapacitados

La denominada danzaterapia nació en Alemania en 1920. Se terminó de desarrollar en Estados Unidos en los años 40 de la mano de las fundadoras norteamericanas Marian Chace, Trudi Schoop, Lilian Espenak y Mary Whitehouse.

Tiene distintas modalidades, agrupadas en diferentes áreas como la psiquiatría, instituciones para la lucha contra las adicciones o discapacidad, en la que nos centramos. Con la danza se rompen los estereotipos de las personas con capacidades diferentes ya que pueden expresarse con normalidad y con alta calidad artística, haciendo una pirueta como cualquier otro bailarín.

La danzaterapia provee beneficios terapéuticos a través del movimiento, que pueden sustituir o complementar el tratamiento psicológico. Combina la psicología y el movimiento para integrar la salud emocional, social, física y mental del individuo. El gran logro de la danzaterapia no sólo es la mejora de la coordinación en las personas con alguna discapacidad sino la integración de estas personas en la sociedad.

Esta terapia atiende a personas con problemas físicos, sociales, emocionales o cognoscitivos y les estimula a vencer la tensión muscular y ser conscientes de que sus sentimientos afectan a sus músculos. Con ello, son cada vez más capaces de expresar sin palabras por medio del movimiento sus sentimientos más íntimos. Hemos hablado con Carmen Menéndez, arteterapeuta de AFART:

Hay numerosas escuelas y asociaciones dedicadas a desarrollar y difundir esta disciplina psicoterapéutica, como la Asociación Española de Profesionales en Danza Movimiento Terapia o SinDrama, fundada por Silvia Morales, una de las profesoras de Danzaterapia con las que hemos podido hablar.