Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

¿Cómo ha evolucionado la prensa rosa en España?

Con las crónicas de salones surgía en 1850 la prensa rosa española, en las que se detallaban todo tipo de acontecimientos importantes como bodas, entierros, fracasos, fiestas, cotilleos y reuniones de la alta sociedad del deporte, las finanzas, la política o los espectáculos. Los periodistas debían contar esto sin herir las sensibilidades y se ocultaban bajo pseudónimos. ‘La Semana Madrileña’ fue la primera revista especializada en crónicas de salones que apareció en 1833, seguida de ‘Gente Conocida’ en 1900 y la “Vida Aristocrática” en 1919.

Emilia Pardo Bazán en Los Salones de Madrid en 1870 escribía al respecto: “La crónica de salones, lejos de ser un género fácil, está erizada de peligros y dificultades y requiere de una gran brillantez de estilo, galas de dicción, erudición, tacto, sentido de las conveniencias y discernimiento de gentes. El cronista de salones es mucho más hábil por lo que calla que por lo que dice”.

Este género se desarrolla durante el siglo XIX y el primer tercio del siglo XX. Uno de los cronistas de salones era el archiconocido Gustavo Adolfo Bécquer, que firmaba sus crónica de salones bajo el nombre de “Topete” en ABC ,entre otros. El siglo XX es testigo de la conversión de la sociedad a la conocida prensa rosa de hoy, donde se han cambiado los nombres de ilustres de la “alta sociedad” por los de artistas ricos o personas que simplemente están bajo los focos por ser “novios o amantes de” sin que se les conozca otra actividad. El escándalo sexual de Koplowitz-Cortina-Chávarri es un ejemplo de ello.

Tras la guerra civil española aparecen las revistas especializadas como ‘Semana’ (1940),’¡Hola!’ (1944) o ‘Diez Minutos’ (1951) que actualmente seguimos conociendo, en 1921 se funda ‘Lecturas’ pero no es hasta 1950 cuando se centra en crónica social. Más tarde saldrán revistas como ‘Pronto’, ‘QMD’ o ‘Cuore’. En estas últimas revistas predomina el tono humorístico para captar un público más joven.

El salto de la prensa escrita a la televisión se dio en 1981 en TVE con el magazine “Bla, Bla, Bla”, pero estos formatos nacen en 1995 con el programa ‘¡Qué me dices!’ de Telecinco. Así surgía también en 1997 ‘Tómbola’ de Canal Nou, el programa pionero de la prensa rosa en la televisión, y poco a poco han ido apareciendo más espacios dedicados al corazón hasta llegar a ‘Sálvame’, el actual programa estrella del periodismo del corazón. Además, van surgiendo los contraprogramas, espacios televisivos en los que hacen parodias de los de prensa rosa, como ‘Sé lo que hiciste’ en la Sexta.

Marisa Martín Blázquez es periodista del corazón y actualmente trabaja en ‘El programa de Ana Rosa’, el magazine de las mañanas de Telecinco. Nos habla de los inicios de la prensa rosa y de la era ‘Preysler’, en la que los personajes que solían aparecer en las revistas del corazón comienzan a solicitar remuneración por sus exclusivas. Además, nos explica por qué se ha devaluado el prestigio de la prensa del corazón y en qué le ha afectado la crisis económica.

La evolución de la sociedad y con ello el estallido de las redes sociales junto con la crisis de 2008, han afectado y afectan a la prensa rosa española tanto en las revistas como en la televisión. La bajada de la publicidad y las exclusivas a través de cuentas de Twitter e Instagram por parte de los personajes han hecho que vayan desapareciendo los robados o las exclusivas. Según expertos, ya no se paga por un reportaje lo mismo. Antes, por el mismo reportaje que hoy podrías cobrar a 10 000€, hoy tan solo ganarías 1 500€.

A todo esto se le suma el cambio de conducta del público, al que le interesa más la vida de las Campos que la de Isabel Preysler. Según la Oficina de Justificación de la Difusión, la revista más vendida actualmente es “Pronto” con 879.990 de ejemplares a la semana.

El glamour ha desaparecido y prevalecen los enfrentamientos. En la pequeña pantalla se puede ver cómo un programa de cuatro horas se convirtió en un éxito rotundo de una manera fácil, donde los temas de conversación giran, la mayor parte del tiempo, sobre las historias personales de sus colaboradores y los conflictos entre ellos. Sin embargo, la revista ¡HOLA! es de las pocas que ha conseguido mantener algunos rostros.

En España existe hipocresía o un cierto miedo que se hace notar en el consumo de la prensa del corazón, y eso ha llevado a denominar a este tipo de prensa amarillista, sensacionalista o incluso “telebasura”. Sin embargo, pese a las fuertes críticas, esta tendencia no parece trasladarse a las audiencias: “Sálvame” es el programa más criticado y lleva 8 años en antena con máximas audiencias en su franja horaria. La gente prefiere decir que lee o ve sobre política y economía cuando en realidad es todo lo contrario. El motivo sociológico de esta tendencia nos lo explica José Antonio Alcoceba, profesor de sociología de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.