Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Carreras ilegales de coches

Carreras ilegales de cochesUna carrera ilegal es una competición de automovilismo o motociclismo (no necesariamente con el formato de carrera) que se realiza sin el permiso de las autoridades. Esto suele hacer referencia a carreras realizadas en la vía pública, aunque incluye las disputadas en propiedad privada sin el permiso del dueño del terreno.

Los corredores realizan esta actividad para ganarse el respeto, resolver una disputa o para simplemente exhibir las habilidades de conducción y las prestaciones de su vehículo. Se hace con fines económicos, ya que es común la realización de apuestas de dinero o de los propios vehículos usados en la carrera. Éste es el caso de nuestro primer entrevistado, Darío, quien dice hacer esto aparte de por la adrenalina, por sacarse un dinero en estos tiempos de crisis, sabiendo el riesgo que conlleva la práctica de estas pruebas.

 

Muchas personas participan en carreras ilegales cuando no tienen la posibilidad de hacerlo en competiciones legales cerca de su sitio de residencia. Por esta razón, las autoridades a veces financian la construcción de autódromos y picódromos y patrocinan competiciones legales para evitar que se corra de manera ilegal. En cambio, otras personas rechazan las carreras legales y prefieren vivir la sensación de enfrentarse a la ley e intentar salir indemnes.

En algunas jurisdicciones, las carreras ilegales están penadas como una figura jurídica propia. En otros casos, los corredores ilegales pueden ser procesados por alterar el orden público, violar la propiedad privada y cometer infracciones viales tales como superar el límite de velocidad y circular contramano. También es común el robo de vehículos con el fin de ser preparados para carreras ilegales.

De esta preparación nos habla Ernesto, que dice que sólo piensa en mejorar su coche para ganar más carreras y, como consecuencia, más dinero.

 

Be Sociable, Share!

56 Comments

  1. Muy interesante el tema, parece que es algo que conocemos simplemente de las películas o en algún caso excepcional, pero creo que es algo que ocurre más a menudo, quizás fomentado por este tipo de películas…buen tema para debatir…

  2. Enhorabuena por el reportaje, habéis tocado un tema muy poco conocido pero no por ello menos importante. La verdad es que me parece de lo más original que se ha hecho hasta ahora, además de útil, ya que yo por lo menos, no tenía ni idea de la existencia de estas actividades. Aunque, por poner alguna pega, me parece que falta un poco más de información ¿Por qué es tan difícil salir de ese mundillo? Si bien es verdad que se sobreentiende, se podría haber insistido un poco más en ello. Por lo demás, me ha parecido un reportaje genial.

  3. En primer lugar me gustaría felicitar a los autores de este reportaje, se trata de un tema bastante interesante, principalmente por lo desconocido de él. Lo que queda muy claro es que las carreras de coches son un auténtico peligro. En ningún punto del reportaje he podido ver el lado positivo de este temeroso hobby. Me parece algo preocupante que a día de hoy haya gente que se gane el respeto a través de una carrera ilegal de coches, pues, a mi parecer, demuestra una sociedad en la que los héroes son auténticos infractores de la legalidad, pero no sólo en ésto, también lo vemos en política, economía… Con respecto al reportaje me hubiese interesado conocer los motivos que llevan ambos entrevistados a decir que no pueden dejar el mundo de las carreras ilegales de coches. Quizás en alguno se intuya, pero no se dice explícitamente y lo creo un punto interesante. De todos modos, enhorabuena.

  4. Uno de los mejores reportajes en esta página. Es triste que el chico entrevistado por la coyuntura actual tuvo que ponerse en el mundo de las carreras ilegales de coche. Estoy de acuerdo con los compañeros, que dicen que muchas veces estos comportamientos irresponsables son influencia de películas como Fast and Furious

  5. Desde siempre, y sobre todo en el cine, se ha visto a los participantes de carreras ilegales como héroes. Lo que vamos aprendiendo con el tiempo es que estos acaban de una manera u otra estrellados. Claros ejemplos como James Dean con ‘Rebelde sin causa’ o el recientemente fallecido Paul Walker.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.