Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

Carreras ilegales de coches

Carreras ilegales de cochesUna carrera ilegal es una competición de automovilismo o motociclismo (no necesariamente con el formato de carrera) que se realiza sin el permiso de las autoridades. Esto suele hacer referencia a carreras realizadas en la vía pública, aunque incluye las disputadas en propiedad privada sin el permiso del dueño del terreno.

Los corredores realizan esta actividad para ganarse el respeto, resolver una disputa o para simplemente exhibir las habilidades de conducción y las prestaciones de su vehículo. Se hace con fines económicos, ya que es común la realización de apuestas de dinero o de los propios vehículos usados en la carrera. Éste es el caso de nuestro primer entrevistado, Darío, quien dice hacer esto aparte de por la adrenalina, por sacarse un dinero en estos tiempos de crisis, sabiendo el riesgo que conlleva la práctica de estas pruebas.

 

Muchas personas participan en carreras ilegales cuando no tienen la posibilidad de hacerlo en competiciones legales cerca de su sitio de residencia. Por esta razón, las autoridades a veces financian la construcción de autódromos y picódromos y patrocinan competiciones legales para evitar que se corra de manera ilegal. En cambio, otras personas rechazan las carreras legales y prefieren vivir la sensación de enfrentarse a la ley e intentar salir indemnes.

En algunas jurisdicciones, las carreras ilegales están penadas como una figura jurídica propia. En otros casos, los corredores ilegales pueden ser procesados por alterar el orden público, violar la propiedad privada y cometer infracciones viales tales como superar el límite de velocidad y circular contramano. También es común el robo de vehículos con el fin de ser preparados para carreras ilegales.

De esta preparación nos habla Ernesto, que dice que sólo piensa en mejorar su coche para ganar más carreras y, como consecuencia, más dinero.