Pages Navigation Menu

Periódico universitario UCM en la web 2.0

De bedeles a auxiliares técnicos

de bedeles a auxiliares técnicosLos bedeles universitarios han pasado a la historia para pasar a denominarse auxiliares técnicos. Es verdad que los seguiremos encontrando, sobre todo en los actos académicos solemnes, vestidos con los birretes y mucetas de los colores que les identifican como miembros de las distintas facultades. Pero fuera de esta función protocolaria excepcional son en la actualidad personas de las que el público espera cierto conocimiento eficaz sobre los temas universitarios más dispares.

En este reportaje, hemos querido mostrar el día a día de estos trabajadores, que en su labor diaria realizan numerosas actividades que tienen que ver tanto con los profesores como con los estudiantes. En primer lugar nos hemos desplazado a la Universidad Autónoma de Madrid. Allí hemos hablado con Rosa y Cristina, ambas de la Facultad de Ciencias Físicas, quienes nos cuentan cuáles son sus funciones y por qué optaron por esta profesión.

 

Y así, mientras los profesores demandan apoyo y asistencia a las funciones docentes (tener preparados los papeles timbrados que se utilizarán en los exámenes, abrir las aulas necesarias en el horario adecuado, abastecer del material para las clases…), los estudiantes esperan algo muy concreto: información. Información sobre todas las actividades que se desarrollan en la facultad: a qué hora se celebra una conferencia o la lectura de una tesis doctoral, en qué aula es el examen de su asignatura, qué cursos se pueden realizar en las otras facultades, dónde y cómo tienen que realizar los distintos trámites, situación de los despachos de profesores…

María y Carlos, auxiliares técnicos de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, aportan algunas anécdotas e ideas adicionales a este conjunto de consideraciones.

 

Be Sociable, Share!

18 Comments

  1. Los bedeles reciben muchas críticas por parte de alumnos y profesores y, aunque algunas de ellas sean merecidas, hay que decir que no siempre la culpa es suya. Los bedeles realizan las funciones clave para que la universidad siga funcionando y parece que eso nunca se quiere reconocer.

  2. El verdadero pulmón de la Universidad, y cada vez más necesarios.

  3. Considero que la función de los bedeles o auxiliares técnicos son de las pocas figuras representativas que continúan cumpliendo una verdadera y seria función en la universidad de la Complutense. La verdad que es penoso tener que hablar de esta forma, pero bajo mi criterio es lo cierto.
    Nos encontramos en una situación en la que los bedeles parecen asumir más responsabilidades de las que tienen, como por ejemplo tener que limpiar basura cuando en realidad no deben. Todo esto viene dado por las consecutivas revueltas y huelgas que azotan a la universidad. Es comprensible que hayan protestas, pero me quedo anonadado con la seriedad y el talante que asumen estos cargos públicos su deber y tareas.
    Sin lugar a dudas, es una profesión, o mejor dicho un cargo nada valorado, y que debe ser apreciado por el enorme esfuerzo y atención que muestran hacia el alumnado (una práctica muy escasa en la universidad).

  4. Es un reportaje muy interesante. Además, los bedeles suelen ser bastante cercanos con los alumnos y les ayudan en todo lo que pueden. Sin duda alguna, una figura muy importante en nuestra Facultad

  5. La verdad es que el trabajo de los bedeles está muy infravalorado, todo hay que decirlo. Son casi como la columna vertebral de cara al funcionamiento de las facultades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.